¿Cómo inculcar valores? Los valores son las cualidades que nos representan y que nos identifican en la balanza social como buenas o malas personas. Estos atributos son aprendidos usualmente en casa y se componen de diversos factores como la dinámica en el hogar, la cultura e incluso la época en la que nos desarrollamos.

Estas características psicológicas son imprescindible en todas las etapas de la vida ya que gracias estas es que realizamos nuestra tomas de decisiones y por consiguiente nuestras acciones. Los valores son enseñadas en la infancia, generalmente por nuestros padres en el hogar, y los docentes en el colegio. Sin embargo, si bien podría parecerlo a simple vista, inculcar estos atributos no solo consiste en la transmisión de conocimientos de forma teórica.

Implica todo un ejercicio de diversas actitudes y actividades que le permitan al niño identificarse los valores que se le están enseñando. Valiéndose para ello de diferentes herramientas con las que el niño pueda adsorber el conocimiento de manera consciente e inconsciente.

 Herramientas que pueden ayudarte a inculcar valores

No, inculcar valores no es una tarea fácil pero si muy necesaria, sobre todo en las primeras etapas de los niños en los que están moldeando su carácter y personalidad. Estos son los marcan un margen entre lo que pueden o no hacer, reglas conductuales con los que irán desarrollando así quienes son, lo que quieren y qué pueden hacer para lograrlo.

Entre las herramientas que puedes usar para inculcar valores se encuentran:

  1. Se un ejemplo

Como mencionamos anteriormente, hablar sobre valores y transmitirlos de forma únicamente teórica no va a servir de mucho si no hay una acción que lo represente de por medio, por ello independientemente del valor que quiera inculcarse debe darse un ejemplo de ello en la vida real y nada mejor que siendo nosotros ese modelo.

  1. Cuentos e historias

La lecturas de historias y cuentos que muestren diversos valores y moralejas. Esta es una forma significativa en la que los niños pueden absorber la información de forma inconsciente y por lo tanto adoptar una conducta positiva.

  1. Enseñar los valores en las primeras etapas

Si bien los valores pueden ser enseñados en cualquier etapa de la vida, lo ideal es que sean inculcados en los primeros años de la infancia, ya que es durante estos años en los que el niño no tiene muy claro que es o no correcto y se guían mayormente por una brújula emocional. Queda entonces de nuestra parte moldear las acciones del niño con valores y así enseñarlo a manejar y expresar dichas emociones.

  1. Hablarles claramente

Aunque sean niños lo mejor es hablarles de forma directa y clara, en un lenguaje que entiendan con la mayor facilidad posible. Explícales que es cada valor, que representan y para que “sirven” usando un vocabulario y ejemplos que puedan comprender. Por ello el uso de cuentos e historias es tan importante.

  1. Se un apoyo

Todos sabemos que aunque los valores son algo fáciles de aprender no son especialmente fáciles de practicar en el mundo real, ya que estamos constantemente expuestos ante situaciones que pueden ponernos en a pensar qué hacer. Una situación en la que se pueda ver comprometido un valor puede por lo tanto ser muy difícil de enfrentar para un niño. Por ello es muy importante que no solo seas si guía sino también un apoyo.

Demuéstrale que estás ahí para el/ella y que ese tipo de situaciones es la ideal pero no por eso está fallando. Recuerda que tanto de los valores como la forma en la que los enseñes dependerá  el desarrollo de carácter y personalidad del niño.

  1. Nunca dejes de educarlo

Como mencionamos en un inicio, los valores no solo se enseñan en la infancia, debes entender que esto es una enseñanza constante.

Otros datos a tener en cuenta

  • Educa siempre con amor y en positivo
  • Ten paciencia
  • Dedícale tiempo al niño y a la enseñanza de dichos valores
  • NO impongas, razona
  • NO amenaces
  • Muestrale respeto

Primeros valores que pueden enseñar

Son muchos los valores y todos son igual de importantes pero estos pueden llegar a ser los primeros pasos del niño.

  • Amabilidad
  • Respeto
  • Honestidad
  • Obediencia
  • Respeto por la diversidad
  • Tolerancia
  • Amor a la naturaleza y los animales
  • Bondad
  • Perseverancia
  • Generosidad
  • Solidaridad
  • Gratitud
  • Confianza
  • Compartir
  • Responsabilidad
  • Compasión
  • Empatía
  • Orden
  • Paciencia
  • Optimismo
  • Fidelidad
  • Prudencia