¿Cómo hacer una mesa de noche? Vivimos en la era en la que el reciclaje no solo es parte de nuestro día a día, sino que se ha vuelto tendencia. La creación de casi cualquier cosa con elementos reciclados, la renovación de piezas viejas o el uso de estas para crear piezas nuevas y realmente hermosas son algo que vemos día a día.

Por eso no es de extrañar encontrar siempre preguntar referente a la creación o renovación de piezas. Entre las más buscadas se encuentran las mesas de noche por eso hemos decido dejarte una idea para que tengas una nueva mesita de noche.

Ideas para mesas de noche

Iniciaremos con un clásico, una mesa de noche de madera. Sin embargo, para que esto sea lo más fácil (y económico) posible vamos a hacer una versión minimalista aunque con mucho estilo.

Para esta versión necesitarás:

  • Dos tablas de madera de pino
  • Lengüeta DM
  • Cola de carpintero
  • Lija de mano
  • Cepillo
  • Cinta de carrozero
  • Tirafondos
  • Barniz en spray
  • Cuatro patas
  • Lápiz
  • Escuadra
  • Guía de corte
  • Mordazas
  • Sierra circular
  • Ingletadora
  • Formón
  • Martillo
  • Taladro

Pasos a seguir

  • Paso 1.

Para lograr cierta anchura para la mesita de noche une las dos tablas de madera con una lengüeta. Comienza haciendo una ranura en el centro del ala de una de las tablas con la ayuda de sierra circular para la lengüeta.

  • Paso 2.

De ser posible colocale a la sierra un tope de profundidad y uno paralelo, de forma que cuando lo apoyes sobre el tope paralelo, el disco se haga justo en el centro de la madera. Haz el proceso con las dos tablas.

  • Paso 3.

Cuando tengas las tablas listas con sus respectivos orificios, introduce la lengüeta en dicha ranura y comprueba que queda bien.

  • Paso 4.

Ahora aplicale cola de carpintero en la ranura de una de las tablas e introduce la lengüeta de DM por esta. Luego vuelve a aplicar el pegamento pero esta vez alrededor de la lengüeta en ambas tablas. 

  • Paso 5.

Procede a unir las tablas presionándolas con fuerza y déjala descansar. Mientras comienza a realizar una caja. Para ello coge la guía de corte y colócala en la linea trazada (previamente hecha), y para que esta no se mueva amarra con una mordaza la guía de corte y procede a cortar la testa en un ángulo de 45 grados con ayuda de la ingletadora.

  • Paso 6.

Cuando hayas terminado corta cuatro piezas en ángulo de 45 grados (dos más pequeñas y dos más grandes) cambiando el sentido de los cortes en cada extremo.

Recuerda lijar las zonas de corte en dirección a la veta antes de hacer el montaje.

  • Paso 7.

Luego voltea las tablas y ponlas en la misma altura una al lado de la otra y pegalas con la cola de carpintero para que no se desmonten, y para reforzarla colocale unos tirafondos de manera que no sean visibles, puedes ayudarte pegandole una lengüeta y un poco de cinta para que ejerza presión.

Recuerda repetirlo con todos los punto de unión.

  • Paso 8.

Lija las esquinas en dirección la veta y quita el polvo que se produzca como resultado. Aplica barniz, de ser posible en spray para que tenga un mejor acabado. Recuerda aplicarlo tanto el interior como el exterior.

  • Paso 9.

Para finalizar deja que el barniz y procede a colocarle las patas a la mesa con los tirafondos y con ello tendrás tu nueva mesa de noche.

Otras opciones

También puedes optar por hacer de objetos que ya no usas tu nueva mesa de noche, solo debes tener un poco de creatividad. Pero aquí te daremos algunas ideas.

Cofres

Los cofres y baúles restaurados son geniales para darle a tu dormitorio un estilo vintage además de servirte como mesa de noche.

Cajas de frutas

Las cajas de frutas o los palets son perfectos para las manualidades de madera y para este caso en especifico son increíbles para darle un toque minimalista a tu habitación.

Escaleras y taburetes

Las escaleras o taburetes viejos también son muy buenos a la hora de elegir mesas de noche, ya que aportan un toque vintage y ecofriendly al mismo tiempo.