¿Cómo hacer un toldo fácil y económico? Los toldos son una de las maneras en la que se puede cubrir determinadas zonas de nuestros hogares, para protegerlos de la lluvia o el sol excesivo, el material más común para hacer estos toldos caseros son las lonas, en la actualidad existen lonas de diferentes grosores y colores, entre las que se podrá seleccionar la que más nos guste.

Al momento de adquirir una lona para la implementación de un toldo es necesario que se ubique una que cuente con los atributos que necesitamos y por supuesto que se adapte a las necesidades de sombra o protección que se requieren de la manera adecuada. En los próximos apartados te daremos algunos aspectos que se deberán tomar en cuenta para la elaboración de un toldo fácil y económico.

El gramaje de la lona

Es importante que se conozca el gramaje de la lona que se va a usar, pues esta es la que determinará el nivel de protección que se tendrá con el toldo, las lonas para toldo cuentan con la particularidad de que, a mayor número de gramaje, mayor resistencia y durabilidad tendrá esta, puede seleccionar entre varios materiales y por supuesto marcas.

El diámetro

Este es otro factor a considerar, las medidas del espacio que se desea cubrir, es recomendable que se considere este aspecto y que se tome en cuenta que tipo de cobertura se desea de espacio, ya sea total o parcial, es recomendable que se dejen unos milímetros de diferencia en el espacio.

Se deberá considerar en estas medidas los centímetros que se usaran en los dobleces de refuerzo, si se requiere unos trozos del la lona para abarcar todo el espacios, en fin, todos esos detalles que podrán influir en las medidas correctas de la lona.

Los asideros

Este es un punto importante al momento de colocar un toldo casero, se deberá tener en cuenta que las lonas que ya vienen con lo ojales incluidos, tienen dos ventajas; la primera de ellas es que no será necesario agregar estos asideros de forma separada, la segunda es que al tener los asideros u ojales ya insertados la lona durara mas tiempo, pues si se abren de forma manual se podrá comprometer la estructura de la lona y causar rasgaduras.

La tensión

Al momento de que este realizando el montaje de la lona del toldo no se deberá tensar en extremo la lona, ya que esto solo causará desgarres en la lona y por lo tanto se dañará. En este caso es necesario que se coloque la lona estirada mas no tensada.

Algunos riesgos a considerar

Se debe recordar que el enemigo principal de las lonas para toldos es el viento, estas son una buena alternativa para cubrir los espacios, pero si se tiene vientos muy fuertes la lona podría salir violando con este, es recomendable que se le dé espacio al viento para salir y no causar daños significativos, de igual modo se debe recordar que la lluvia tarde o temprano terminara por causar desgaste en el material.