¿Cómo hacer un manual de usuario de un software? Con un manual de usuario podemos especificar cada una de las instrucciones que concierne al uso del software que hemos desarrollado, de manera que, el usuario tendrá los lineamientos y las bases con las que podrá acceder a cada una de las opciones y funciones para el uso correcto de la aplicación.

Los manuales de usuario se encuentran ordenados generalmente en orden alfabético, lo que ayudará a una mejor interacción con el contenido del manual. Ahora bien, hay varios aspectos que debemos tener en cuenta para elaborar las instrucciones; en este artículo nos enfocaremos en eso.

¿Cómo es el usuario al que va destinado el manual?

Este es un punto muy importante. Al conocer el público al que va dirigido el contenido del manual, podrás trabajar mejor con la forma en la que se redactarán las instrucciones. Esto es sumamente necesario para que cuando el usuario comience a interactuar con el contenido, lo haga de forma sencilla y rápida.

Es importante mostrar las soluciones idóneas para que haya una buena interacción entre la información de las instrucciones y las personas que accedan a ellas. Recuerda que, la utilidad de tu manual dependerá de qué tan entendible resulta.

Detalles y explicaciones

Por otro lado, en el momento en que comienzas a detallar la información del manual recuerda especificar la solución de acceso. Como se trata de un manual de software, no escatimes en las instrucciones que sean necesarias para obtener el mejor rendimiento del programa.

Explica con mucha cautela cada uno de los puntos (aunque sean mínimos o sencillos), recuerda que no todos pueden entender de la misma manera, el funcionamiento de un software. No dudes en incluir instrucciones de acceso o aquellas donde se precisa la activación o la manera de encender o arrancar el software.

Después de esto, podrás ir dando detalles más avanzados sobre el uso eficiente de tu software.

Ordena y constituye el cuerpo de tu manual

Si has terminado de construir todo el contenido de tu manual; es momento de consolidar todo el cuerpo del manual. Esto significa que debemos comenzar a diseñar la portada del manual, sin embargo; puedes optar por la ayuda de un editor.

Recuerda que la elaboración de un libro manual requiere de permisos y registros, por lo tanto, si el manual tiene derechos de autor, es importante que se muestre en las primeras páginas de todo el contenido.

En caso que la publicación del manual sea digital, hay ciertos parámetros a tener en cuenta, pero si has contado con una editorial digital, generalmente hacen todo el proceso de la publicación.

Tablas de contenido, bibliografía y anexos

Una buena forma de mostrar la información lo más específica y detallada posible, es poner elementos de ayuda y complementación:

  • Agrega un índice o tabla de contenido.
  • Ponle imágenes referentes al tema.
  • En caso que uses bibliografía, agrégala para que haya referencias.
  • Los anexos son muy importantes, estos ayudarán a que el usuario tenga una mejor interacción con el contenido del manual.