¿Cómo hacer un horno de barro artesanal? Si bien hoy en día tenemos la facilidad que nos aportan los hornos a gas o eléctricos no podemos olvidar por completo los hornos de barro.  Es que ¿cómo olvidar el característico sabor que le aporta este método de cocción a nuestras comida?

El horno de barro simboliza la tradición familiar y además tiene múltiples beneficios como el ahorro de energía y dinero, por lo que no es extraño que más de uno haya decidido construir uno en su hogar.

Este también resulta bastante fácil y económico de construir, así que la idea de tener uno de estos (por gusto o necesidad) te llama la atención aquí te enseñamos cómo hacerlo, sólo debes seguir leyendo.

Cómo construir un horno de barro

Materiales

Primeramente, para comenzar a construir tu horno de barro necesitarás los siguientes materiales:

  • 170 ladrillos refractarios
  • Arena refractaria
  • Cemento común
  • Vidrio partido
  • 4 kg de sal gruesa
  • Puerta de hierro
  • Chimenea
  • Balde
  • Una pala
  • Un martillo

Construcción

1. Elige el lugar para tu horno

Para el horno de barro no es necesario un patio, este puede construirse en terrazas o incluso balcones sólo necesitas espacio y que este sea en el exterior. También debes tomar en cuenta el espacio que necesitarás para la leña.

2. Creación de la base

La base es fundamental, esta debe ser plana, lisa y muy firme. Puede ser de ladrillo u hormigos o si lo prefieres puedes usar una base de hierro que además será más fácil y más liviana de trasladar.

Si estamos hablando de un horno de 1,20 metros se necesitaría una base de aproximadamente 1,50 m de ancho por 1,70 de fondo.

3. Dibuja la circunferencia

Con el lugar y el material que vas a usar para la base ya elegidos, procede a dibujar bien sea con un lápiz o tiza la circunferencia de tu horno.

Para que quede una circunferencia perfecta toma un hilo o alambre con un mínimo de 1,20 y coloca una de sus puntas en el centro, estíralo lo más que puedas y con la otra punta dibuja el circulo. Como si fuera un compás.

4. La puerta

Es recomendable que la construcción de tu horno inicie con la puerta.

Colócala de forma que quede dentro del circulo que has hecho, cerca de lo que será el frente del horno y pega los ladrillos que contendrán la puerta con la mezcla de refractaria, cemento y agua. Luego calza los ladrillos alrededor de la puerta hasta finalizar la estructura.

5. El horno

Para tu horno tienes que utilizar medio-ladrillos (es decir la mitad de uno) y colocarlos siguiendo el dibujo de la circunferencia hasta terminar tu horno, formando una estructura curva. Al tener la primera vuelta lista llena la base con los vidrios rotos (molidos) y sal gruesa, (esto generará mayor aislación para la parte inferior) y sobre estos añade refractarios sueltos (pero nivelados) y cubre con adhesivo para terminar de sellar.

Continua poniendo los ladrillos (a la mitad) en el borde para construir el horno de forma que estos armen una estructura curva y si quieres puedes usar pedazos rotos entre los ladrillos para crear la cúpula tan características de este tipo de hornos.

Al tener lista unas 3/4 partes de tu horno pon la chimenea, colócala siguiendo la curva de los ladrillos con mucho adhesivo y presionarla con dos mitades de ladillo y sigue con la construcción hasta cerrar el circulo por completo.

Beneficios de un horno de barro

Este tipo de hornos tiene múltiples beneficios y aquí te diremos los tres principales

  • Reduces el impacto ambiental ya que minimizas el gasto energía y recursos como el gas y la electricidad.
  • Puedes cocinar muchos alimentos directamente en la base (como pizzas o panes) sin tener que hacer uso de utensilios externos.
  • Los hornos de barro le dan un sabor, textura y aroma completamente diferente y único a los alimentos que lo elevan a otro nivel.