¿Cómo hacer un cohete de bicarbonato y vinagre? Los cohetes con bicarbonato y vinagre funcionan como un experimento divertido que podemos incorporar en la clase de ciencias, o hacerlo con nuestros amigos. Se trata de un experimento con el que ocuparemos muy pocos materiales.

Aunque es fácil de hacer, lo recomendable es mantenerse atentos a las indicaciones para que el resultado sea lo que estamos buscando. Al mezclar en bicarbonato con otro componente cuya acidez produce que se genere burbujas de aire, como es el caso del limón o del vinagre.

Consigue el prototipo de cohete

El cohete puedes hacerlo con cartulina, enrollando para que se vea como un cono. Puedes elegir el color que desees. Consigue una botella plástica que vaya acorde con el tamaño del cohete que se va a realizar. En la botella plástica es donde irá la mezcla con bicarbonato y vinagre, pero también será el cuerpo del cohete.

Pega el cono en la parte inferior de la botella, de manera que la boca de la botella quede hacia abajo. Recuerda tener a la mano un corcho que encaje muy bien en la boca de la botella.

Si lo deseas, usa un soporte para tu cohete, de tal manera que se encuentre sostenido antes que la mezcla propulsora haga efecto.

Prepara el cohete

Comencemos por añadir el vinagre en el interior de la botella, en caso que sea necesario, usa un embudo. Llena la botella con el vinagre hasta la mitad, aproximadamente.

Lo que haremos con el bicarbonato es lo siguiente:

  • En papel de servilletas, agrega una cucharadita de bicarbonato de sodio y dóblala para que no se salga el contenido, creando pequeñas burbujas.
  • Haz este mismo procedimiento con varias bolsitas de papel, pueden ser entre 4 o 5, para un total de 3 cucharadas.
  • Pon las bolsitas en la boca de la botella, pero sin que toquen el vinagre. Deben estar en el interior de la misma.
  • Tapa con un corcho.

Comienza el despegue

Voltea con cuidado el cohete una vez que lo hayas puesto en el soporte para el lanzamiento. El vinagre comenzará a tener contacto con el bicarbonato, esto ocasionará que se produzca la propulsión.

Aléjate lo suficiente y espera a que el bicarbonato haga explosión. El cohete saldrá por los aires en cuestión de segundos. En cuanto a esto, mantente atento para evitar algún posible accidente.

Consejos y recomendaciones

Por otro lado, es posible que algo pudiera salir mal y el cohete no haya despegado, asegúrate de hacerlo correctamente y recuerda estos aspectos:

  • Mide la cantidad de vinagre en relación con el tamaño de la botella. Se recomienda que haya mayor fuerza y tamaño de la sustancia para que pueda levantar el peso del cohete.
  • Es importante que las cantidades de bicarbonato sean generosas. Recuerda que una vez que se haya disuelto, el bicarbonato dejará de ebullir.
  • No tapes el cohete con la tapa original de rosca, debe ser con un corcho, de lo contrario, no podrá despegar.