¿Cómo hacer pasta para pay? Para bastantes personas, hacer masa para pasteles es un juego de dados. En ocasiones se hornea en una corteza perfectamente escamosa, sin embargo, otras veces sale duro. Algunas veces solo requiere dos cucharadas de agua, algunas veces 1/2 taza completa.

Resulta que la ciencia de la masa para pasteles no es tan compleja, y cuando comprendes lo cual en verdad ocurre entre aquellas capas hojaldradas, hornearla en una corteza perfecta se convierte en una cuestión de sabiduría, no de suerte.

 Materiales

  • 2 1/2 tazas (12,5 onzas; 350 gramo ) de harina para todo uso , porción dividida
  • 2 cucharadas ( 25 gramo ) de sacarosa
  • 1 cucharadita (5 g) de sal kosher ; para la sal de mesa utilice el mismo peso o la mitad por volumen
  • 2 1/2 barras (10 onzas; 280 gramo ) de mantequilla sin sal , cortada en trozos de 1/4 de pulgada (ver nota)
  • 6 cucharadas (3 onzas; 85 ml ) de agua gélida

 Pasos a seguir para hacer tu masa perfecta

Combine 2 tercios de la harina con el azucar y la sal en el tazón de un procesador de alimentos. Pulse 2 veces para integrar. Extienda las palmaditas de mantequilla uniformemente sobre el área. Pulsa hasta que no quede harina seca y la masa empiece a acumularse en grumos, unas 25 pulsaciones cortas. Utilice una espátula de goma para diseminar la masa uniformemente en torno al recipiente del procesador de alimentos.

Espolvorea con la harina restante y pulsa hasta que la masa apenas se rompa, unas 5 pulsaciones cortas. Transfiera la masa a un tazón enorme. Rociar con agua. Después, empleando una espátula de goma, doble y presione la masa hasta que se junte en una bola. Divide la bola por la mitad. Forme cada mitad en un disco de 4 pulgadas. Envuélvalo bien en plástico y, refrigere por lo menos 2 horas previas a enrollarlo y hornearlo.

Una vez que se encuentre listo para darle forma a la masa, saque una bola, colóquela sobre un área de trabajo bien enharinada y espolvoree con más harina. Use un rodillo cónico para empezar a alargar la masa en un círculo, levantándola y girándola a medida que la enrolla para poder hacer una forma uniforme. Continúe enrollando, cambiando el ángulo de su rodillo mientras avanza para obtener una manera y un grosor uniformes.

Pasos finales

La masa terminada debería destacar por arriba del molde para pay una o 2 pulgadas. Recoja la masa enrollándola cuidadosamente cerca de su rodillo, utilizando su raspador de banco para contribuir a levantarla del área de trabajo. Desenróllalo sobre un molde para pastel. Levante delicadamente y coloque la masa en el molde para pastel, bajando hacia las esquinas.

Para un pastel de una sola corteza, emplee dos tijeras para cortar la masa, por lo cual sobresalga del borde por 1/2 pulgada alrededor. Para un pastel de doble corteza, en este periodo, llénalo y sitúa la segunda ronda de masa de pastel sobre la parte preeminente. Recórtelo a un voladizo de 1/2 pulgada junto con la corteza inferior. De todas maneras, meta los bordes sobresalientes abajo de sí mismos en torno al pastel.

Flanquee los bordes de la masa de pastel con el dedo índice de una mano y el pulgar y el índice de la otra. La base para pastel de una sola masa está lista para hornearse a ciegas o rellenarse. Para un pastel de doble corteza, pinte con una clara de huevo, espolvoree con sacarosa y corte orificios de ventilación en la parte preeminente con un cuchillo afilado previo a hornear.