¿Cómo hacer mermeladas de frutas? Las mermeladas de fruta son el acompañante ideal para los desayunos o meriendas. Las mermeladas pueden hacerse con prácticamente todas las frutas. Significa que el proceso de elaboración es similar para cada una de las frutas que hemos seleccionado o las que se encuentran en temporada.

Aunque las mermeladas se encuentran ampliamente en el mercado, siempre podemos optar por hacer nuestros propios tarros, para que podamos saborear la mermelada más fresca y con el toque dulce que más nos agrade. Ahora bien, para preparar las mermeladas de frutas, necesitamos de algunos ingredientes:

Ingredientes para las mermeladas de frutas

Aunque podemos usar las frutas que más nos gusten, también podemos optar por aprovechar las que se encuentran en temporada. Veamos cuáles son los ingredientes y los utensilios que usaremos:

  • 1 kg de fruta, pueden ser fresas, duraznos, piña, moras y todas aquellas que desees.
  • 1 kg de azúcar, puedes combinar entre 500 gramos de azúcar morena y 500 gramos de azúcar refinada.
  • Una pizca de sal.
  • 1 litro de agua o lo suficiente para que la fruta quede rebozada.
  • Canela al gusto.
  • Envases de vidrio con tapa.

También usaremos una olla donde cocinaremos la mermelada, por lo tanto, debe ser un recipiente grande con el que nos sintamos cómodos al mezclar.

Paso 1 de la preparación

El primer paso de la preparación consiste en lavar bien las frutas que usaremos, es importante, en caso que tenga hoja como la fresa o una cáscara como la piña, retirar todo para que quede limpia totalmente.

Después, procederemos a cortar la fruta en pequeños cubos. De esta manera la preparación será menos tardía en cuanto al tiempo en que debe estar en la estufa. Si has limpiado y cortado la fruta, es momento de llevarla a la olla con suficiente agua.

Paso 2 de la preparación

Cuando hayas llevado al fuego la fruta, déjala que hierva por unos 30 minutos o más, o hasta que la fruta se haya ablandado. Si la fruta se encuentra blanda, es momento de agregar el azúcar, es recomendable no agregarla toda de inmediato. Ve agregando y probando hasta que llegues al dulzor que buscas.

Remueve hasta que el azúcar se haya disuelto totalmente. Deja que siga hirviendo, pero ve removiendo constantemente para evitar que la fruta se pegue en el fondo de la olla. En el momento en que la preparación se haya espesado, baja la llama y remueve consecutivamente.

Paso 3

En este momento de la preparación, podrás ver que la fruta se ha disuelto, dependiendo de su fibrosidad o textura, sin embargo, es posible que se haya convertido en una jalea. Añade la canela, en caso que quieras agregarle y una pizca de sal. Esto resaltará el sabor y el dulzor de la fruta.

Para guardar la mermelada haz el siguiente procedimiento:

  • Esteriliza los envases con agua hirviendo
  • Vierte la mermelada y deja que se enfríe
  • Tapa los envases y déjalos en un lugar fresco, puede ser en la alacena.
  • Sirve la mermelada en el momento que desees.