¿Cómo hacer grande un zapato? Siempre que compramos zapatos nuevos sentimos el incómodo empeine que está bajo la punta de los dedos, pero si en cambio pides una talla más vas a notar como el pie no toca ni el talón ni la punta del zapato, porque precisamente te quedan grandes.

Por su parte lo ideal sería comprar zapatos que apenas te queden ajustados y esperar que se adapten a tus pies. Aunque hay tips para hacer que tu calzado se agrande en breve tiempo si no deseas esperar por lo menos un mes para que te queden bien.

Utilízalos durante la noche

Generalmente un zapato nuevo se acopla a tus pies mientras más los uses para que este proceso se agilice podrás usarlos mientras te encuentres en tu casa, así podrás amoldarlos y agrandarlos en breve tiempo especialmente si no lo usas habitualmente.

Puedes repetir este paso por lo menos una semana o hasta que hayas notado el cambio, podrás probarlos de nuevo a los 5 días y ver si te sientes cómodo y si tus dedos pueden moverse libremente.

Medias gruesas y secador de pelo

En caso de no notar cambios relevantes cuando lo usas de noche, podrás probar lo siguiente que puede conseguir que tus zapatos se agranden una talla en un tiempo menor, es necesario que sigas las siguientes instrucciones para que tus zapatos se ensanchen:

Utiliza las medias gruesas en los pies

  • Amarra los zapatos, pero no tan apretado.
  • Usa un secador de pelo colocándolo a 30 cm del zapato.
  • Podrás configurar el secador a un nivel que el calor no sea tan fuerte.
  • Debes colocar el calor del secador en la parte más apretada al menos por unos 20 segundos.
  • Moverás el secador de lado a lado para que tus zapatos no se dañen.

Congélalos con una bolsa de agua dentro

Una pregunta que seguro muchos se han hecho y es si ¿se puede agrandar unos zapatos con hielo?  Y definitivamente si, pero no necesariamente tienen que ser botas de lluvia de mujer o de hombre para que se experimente la química del vital líquido.

Seguramente esto te recuerde a una lección de ciencia y bien al momento que el agua se congela y se expande, es precisamente la expansión lo que hará que tus zapatos se ensanchen.

Para cumplir con el proceso de agrandar los zapatos con hielo sigue los siguientes pasos:

  • Puedes colocar una bolsa hermética en cada uno de los zapatos.
  • Llenarás con agua las bolsas para luego cerrarlas.
  • Meterás los zapatos dentro del congelador.
  • Saca los zapatos cuando se haya congelado el agua.
  • Espera un tiempo de 20 minutos para que se descongele el hielo.

Este proceso lo puedes repetir hasta que logres la talla que quieres, pues es un truco que ayudará a aquellos que utilizan zapatos que no están fabricados con algún cuero de animal y podrán caminar y mover los dedos mientras los zapatos se enfrían.

¿Cómo puedo agrandar unos zapatos de cuero o gamuza?

Por su parte, los zapatos de cuero o gamuza no pueden ser agrandados ni estirarse, porque la parte delantera de cuero se coloca en la horma y accede a una máquina de alta temperatura que compone el calzado, debido a este proceso la humedad del zapato es desaparecida y el corte toma la apariencia de la horma.

Seguidamente, no es probable que se estire sin que se dañe las fibras del cuero, pero lo que pasa con el uso de este tipo de calzado es que se adapta a la forma del pie dando comodidad y también estabilidad, así que agrandar, ensanchar un zapato de cuero no es posible.