¿Cómo hacer color crema con pinturas? Hay una cantidad casi infinita de colores, tonos y matices y para quienes el arte y la pintura es parte fundamental de su vida esta puede ser una idea fantástica y abrumadora al mismo tiempo. Sobre todo si eres tú el que busca un tono exacto y no puedes simplemente comprarlo.

Por supuesto todo el que sepa un poco de pintura sabe que puedes crear colores mezclándolos unos con otros, por lo que crearlo no es tanto problema… en algunos casos. Uno de los más difíciles es sin duda el color crema o beige. Esto se debe a factores como el tipo de pintura que hagas la mezcla y con que tonos estés usando para su creación.

Por ello aquí te dejamos algunas formas en las que puedes crear este tono de acuerdo a tus posibilidades y necesidades.

Combinaciones de pinturas que dan como resultado el color crema

Como se mencionó anteriormente hay distintas formas de crear este color puedes tiene cierta dificultad añadida a la hora de su creación, así que te dejaremos algunos de los métodos más conocidos y fáciles para puedas crearlo por ti mismo (de una vez por todas).

Debes tener en cuenta que en todas las versiones a las que te enfrentes siempre van a existir los colores principales que son el blanco y el amarillo. No importa si el tipo de pintura que utilices pues de acuerdo a ello mezclarás las cantidades que consideres correctas.

1. La combinación original

Lo primero que debes saber es que el color crema o beige nace de la combinación de blanco puro como base y pintura amarilla (solo una gota), de ahí proviene ese toque amarillento que le caracteriza. Sin embargo, la profundidad o claridad del color varía de acuerdo a las cantidades que mezcles, por lo que de ti dependerá el uso de ambos colores para obtener el tono exacto que deseas.

2. Agrega café a la mezcla

En este caso se parte igual que el anterior, su diferencia viene por la añadidura del café dejando una mezcla de blanco, amarillo y café. También puedes sustituir el café por marrón.

Cómo crear color “piel”

Este tono es igual de difícil de realizar que el color crema por lo que hemos decidido darte un extra y enseñarte cómo hacerlo.

Lo primero hay que entender que este es un concepto un poco errado ya que hay diversos tonos de piel lo que anularía el termino en sí, pero el punto sería el mismo. Para crear un tono “piel” debes identificar que tipo de piel deseas representar:

1. Piel claro

La mezcla se hace con amarillo, azul, magenta y por supuesto blanco. El grado claridad dependerá del tono que quieras obtener.

2. Piel media

Para esta necesitarás azul, blanco, magenta, amarillo, siena natural o color tierra, y ocre oscuro (un tono propiamente difícil ya que está en medio del amarillo y el naranja).

3. Piel oscura

Para este tono necesitarás todos los colores anteriores y violeta.