¿Cómo hacer agua de Kahlúa? Los licores son bebidas a base de alcohol que podemos disfrutar en fiestas, reuniones y cualquier otro tipo de celebración o evento. Además, son ideales para algunos postres para intensificar su sabor, o contrarrestar algún toque fuerte que tenga.

Uno de los sabores que más presentaciones tiene es el café, que no solo está presente como la típica bebida caliente que hacemos todos los días, también está en dulces, postres, decoraciones y licores. Los licores de café, a diferencia del ron, son más dulces, por lo agrios que suelen ser puros, se fabrican a base del dulce.

     Entre los licores de café que se producen, Kahlúa es la mejor opción.

¿Qué es Kahlúa?

Kahlúa es una bebida alcohólica que se produce en México, y encontramos en todo el mundo; su sabor cuenta con la combinación ideal de café amargo con tonos sutiles de azúcar. Su contenido es espeso, parecido a una crema.

Lo podemos usar en todo tipo de recetas, como postres, un vaso de Kahlúa después de una comida, y en decoraciones de diferentes platos. Gracias a su dulce sabor, está presente en todo el mundo.

¿Qué es el agua de Kahlúa?

El agua de Kahlúa es una bebida que tiene como base el licor, añadiendo otros ingredientes, parecido a un coctel pero con una preparación más detallada. El agua de Kahlúa lo podemos preparar en eventos formales, así como fiestas o presentaciones.

¿Cómo hacer agua de Kahlúa?

El agua de Kahlúa cuenta con dos presentaciones, una más elaborada y la otra más sencilla de realizar, para la primera debemos tener: una botella de Kahlúa, 2 litros y medio de agua, 2 latas de leche evaporada, 60 gr de nuez picada, 1 cucharada de café soluble o instantáneo, una taza pequeña de azúcar y hielo.

Lo primero será buscar una jarra grande y agregar toda el agua, seguido del licor de Kahlúa, la leche, la nuez, el café y la azúcar. Ahora batimos todos los ingredientes hasta obtener un color negro intenso, asegurándose de que el café se haya diluido completamente, por último agregamos el hielo y estará listo para tomarse.

Recordemos que la cucharada de café debe ser mínima, ya que esta reforzará el sabor, si nos pasamos de la medida, quedará muy amargo y será imposible beberlo.

Segunda opción para hacer agua de Khalúa

Para esta receta necesitamos: 1 taza de arroz blanco, 1 litro de agua, 1 rama de canela, 1 taza de kalúa, 1 lata de leche condensada, 1 lata de leche evaporada y hielo.

Empezamos con el arroz, cocinándolo con el litro de agua y la rama de canela, cuando esté hecho, debemos dejarlo reposar unas 4 horas, pasado el tiempo, licuamos el arroz y lo colamos para sacar la leche de arroz y lo llevamos nuevamente a la licuadora.

Con la leche de arroz en la licuadora, agregamos la leche condensada y licuamos, ahora en una jarra grande (de dos litros), agregamos lo obtenido en la licuadora junto con la taza de Kahlúa y la leche evaporada, batimos bien hasta que todos los sabores se cunden y añadimos el hielo, esperamos a que enfríe por completo y estará listo para servir.