¿Cómo freír pescado sin que se pegue al sartén? El pescado es uno de los animales marinos más preferidos por la gente para la cocina, ya que se puede cocinar de diferentes maneras, ya sea guisado, frito o incluso algunos pescados sirven para hacer una sopa. La variedad en pescados también hace que los platos sean diversos, y que podamos hacer todo tipo de platos.

Pero entre todas las opciones disponibles para cocinar pescado, el preferido es el frito, que le da una textura crujiente y sabrosa, ideal para acompañar en platos con la ensalada y unos tostones.

     La ventaja de los pescados fritos es que lo puede cocinar todo el mundo, se puede hacer con ingredientes cotidianos y queda muy sabroso.

¿Qué necesitamos para cocinar un pescado frito?

Para cocinar un pescado frito, necesitamos lo siguiente, unos 250 gramos de pescado (en caso de ser para una sola persona, en caso de ser para varias personas, duplicamos la cantidad), sal, harina, aceite (natural, vegetal o de oliva) y una sartén.

¿Cómo cocinar el pescado frito?

Arreglamos el pescado quitando todas las escamas que tenga y su columna vertebral, para no toparse con muchas espinas, y agarrando solo la carne de adentro, que tiene un color naranjado muy claro, casi tirando a piel. Ponemos a calentar el sartén a fuego medio, ahora condimentamos el pescado con sal, orégano y un poco de pimienta, luego lo pasamos por la harina, creando una cubierta que lo rodee completamente.

Cuando el sartén se encuentre bien caliente, añadimos el aceite, la cantidad necesaria, sin exceder de ella, y dejamos calentar unos 5 minutos, pasado ese tiempo ponemos el pescado en el aceite, y vamos revisando hasta obtener una piel dorada.

¿Qué problemas encontramos cuando cocinamos pescado frito?

Uno de los mayores problemas cuando las personas cocinar un pescado frito, es que este se pega a la sartén, lo que perder una cantidad de su carne y arruina la presentación del plato. Es muy común este error, por lo que muchas personas optan por cocinar otra comida.

¿Cómo freír pescado sin que se pegue al sartén?

Hay varios factores que hacen que el pescado se pegue al sartén, por lo que vamos a repasar algunas alternativas para evitar que esto suceda. Lo primero es agregar el pescado cuando el aceite esté bien caliente, si nos apresuramos a agregarlo, este llega a la superficie de la sartén y se asienta en él, y es en ese momento donde se pega, por lo que debemos asegurar que se encuentre caliente.

Usar papel macerado o de manteca es una buena alternativa, enrollamos el pescado con el papel y lo ponemos a cocinar, cuando lo retiremos, estará perfecto para el plato. Usar el jugo de limón también evita que se pegue al sartén, lo que hacemos es exprimir en una taza un limón, y luego bañamos el pescado con ese jugo, le dará un toque ácido y evitará que se pegue.