Cómo evitar el orgullo. El orgullo es arrogancia, es un sentimiento de superioridad. El orgulloso tiene una visión distorsionada de sí mismo, pensando que es mejor que los demás. La Biblia dice que el orgullo conduce a la ruina.

Pensar que uno tiene cualidades buenas es magnífico, pero pensar que eres superior a otras personas no es símbolo de algo positivo. En el caso más extremo, el orgulloso puede sentir que él es más importante que Dios. Una persona altiva desprecia a las personas que considera “inferiores”. No las trata con el respeto y la dignidad que merecen.

Hemos oído la soberbia de Moab, que es muy soberbio, arrogante, orgulloso, altivo y altanero de corazón. Yo conozco, dice Jehová, su cólera, pero no tendrá efecto; sus jactancias no le aprovecharán.

Jeremías 48: 29-30

El orgullo es peligroso porque vuelve insensible e irrazonable a una persona. El altivo se vuelve egoísta y pone sus propios intereses por encima de las personas «inferiores». En lugar de adorar a Dios, se adora a sí mismo, despreciando el poder de Dios.

El soberbio actúa de una forma muy característica:

  • Cree que vale más que otras personas
  • Le gusta demostrar que es mejor que los demás
  • Humilla a quien considera «inferior»
  • Pone su voluntad incluso por encima de la voluntad de Dios

La Biblia dice que el castigo del orgullo es la humillación. El orgulloso no entiende que su vida depende de Dios, como cualquier otra persona. Debido a sus actitudes necias, el altivo cae en desgracia.

La soberbia de tu corazón te ha engañado, tú que moras en las hendiduras de las peñas, en tu altísima morada; que dices en tu corazón: ¿Quién me derribará a tierra? Si te remontares como águila, y aunque entre las estrellas pusieres tu nido, de ahí te derribaré, dice Jehová.

Abdías 1: 3-4

Cómo evitar el orgullo según la Biblia

Cómo evitar el orgullo según la Biblia

Cómo evitar el orgullo según la Biblia

La humildad es la solución al orgullo. Dios humilla a los orgullosos, pero honra a los humildes.

La soberbia del hombre le abate; Pero al humilde de espíritu sustenta la honra.

Proverbios 29:23

Todos somos diferentes. Algunas personas son más inteligentes, más bonitas o más ricas que otras. Pero eso no significa que algunas personas sean superiores. Dios bendice a cada persona de manera diferente. Para Dios, todos tenemos el mismo valor.

Todos fuimos creados a imagen y semejanza de Dios. Cada vida es especial, pero todos pecamos y merecemos el castigo por nuestros pecados. Dios ama tanto a cada persona que envió a su único Hijo para recibir nuestro castigo. ¡Ahora todos podemos tener la vida eterna! Cuando entendamos esto, aprenderemos la humildad.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Juan 3:16

Esperamos que este artículo te ayude a entender cómo evitar el orgullo según la Biblia. Si ahora quieres aprender a vencer la lujuria, continúa navegando por Descubrir.online.