Cómo evangelizar a inconversos. Como ya hemos mencionado en artículos anteriores, evangelizar es una tarea complicada que requiere de preparación y sacrificio por parte de la persona que realiza esta labor. Sin embargo, es muy gratificante observar como las personas que no conocen de Dios, acaban buscándolo gracias a tu esfuerzo.

Si bien es cierto que no existe un modelo estándar de evangelización, es posible recopilar una serie de ideas que pueden ayudarte a mejorar tu forma de evangelizar a inconversos.

Cómo evangelizar a inconversos paso a paso

Cómo evangelizar a inconversos de forma correcta

Cómo evangelizar a inconversos de forma correcta

No existe una fórmula mágica para evangelizar. Podemos evangelizar de muchas formas diferentes, pero el mensaje principal es solo uno. Es importante seguir la dirección del Espíritu Santo en la evangelización.

El mensaje del evangelio que la gente necesita escuchar es sobre la muerte y resurrección de Jesús. Todos pecamos y nuestros pecados nos separan de Dios, pero Dios nos ama y envió a Jesús a pagar el precio por nosotros. Ahora, aquellos que se arrepienten de sus pecados y aceptan a Jesús como su salvador tienen una relación con Dios nuevamente. Jesús nunca abandona a los que lo aman y un día todos los salvos van al cielo.

Por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios, 24 siendo justificados gratuitamente por su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús.

Romanos 3: 23-24

Todo creyente debe evangelizar. Mucha gente todavía no conoce a Jesús y lo necesita. Hay muchas formas de evangelizar y no podemos ofrecer un estándar para usar en cada situación. Pero hay algunas reglas generales que ayudan:

1. Rezar

Todo depende de la voluntad de Dios. Por eso es importante hablar con Él y pedirle ayuda para hablar de Jesús. Es bueno pedirle a Dios que prepare tu corazón y el corazón de tus oyentes. Orar ayuda a estar preparado. Para prepararse, también es importante estudiar la Biblia y tratar siempre de aprender más sobre Jesús.

Con toda oración y súplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos; y orad por mí, para que me sea dada palabra al abrir mi boca, a fin de dar a conocer sin temor el misterio del evangelio.

Efesios 6: 18-19

2. Vivir el evangelio

El mayor testimonio que puedes dar es tu forma de vivir. Una vida transformada por Jesús no pasa desapercibida. Cuando las personas a tu alrededor vean tu actitud diferente, harán preguntas que pueden llevar a conversaciones sobre Jesús.

Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos, de modo que si algunos de ellos son desobedientes a la palabra, puedan ser ganados sin palabra alguna por la conducta de sus mujeres al observar vuestra conducta casta y respetuosa.

1 Pedro 3: 1-2

3. Amar al prójimo

Amar a tu prójimo es el segundo mandamiento más importante, después de amar a Dios sobre todas las cosas. La gran motivación para evangelizar es el amor.

Y Él le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el grande y el primer mandamiento. Y el segundo es semejante a este: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Mateo 22: 37-39

La meta del evangelismo no es tener una iglesia grande o recibir reconocimiento. La evangelización no se trata de números o estadísticas. Cada persona es importante y amada por Dios. Es muy importante tratar a las personas con amor cuando evangelizas. Y el amor se expresa principalmente en acción.

Hijos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.

1 Juan 3:18

4. Escuchar

Evangelizar no es solo hablar, también es escuchar:

  • Al Espíritu Santo: saber guiar sabiamente la conversación.
  • Al oyente: conocer mejor a la persona, comprender su punto de vista y tratar de ayudar.

5. Decir la verdad

Jesús es la verdad, pero el diablo es el padre de la mentira. Por eso es muy importante ser honesto. No tienes que fingir que tienes todas las respuestas (no eres Dios), ni que la vida es perfecta después de conocer a Jesús. La verdad tiene mucho más poder de lo que piensas.

y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Juan 8:32

6. No desistir

No siempre verás resultados. Las decepciones ocurren y muchas personas acaban abandonando la idea de evangelizar. ¡Pero no te rindas!. Aprovecha cada oportunidad que Dios te da y ora por la gente. Puede que no veas todos los resultados, pero las semillas que siembras pueden dar tantos frutos que ni siquiera puedes imaginar.

Yo planté, Apolos regó, pero Dios ha dado el crecimiento. Así que ni el que planta ni el que riega es algo, sino Dios, que da el crecimiento. Ahora bien, el que planta y el que riega son una misma cosa, pero cada uno recibirá su propia recompensa conforme a su propia labor.  

1 Corintios 3: 6-8

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te ayude a saber cómo evangelizar a inconversos. Si ahora quieres saber cómo predicar la palabra de Dios, continúa navegando por Descubrir.online.