¿Cómo es una carta personal? Por definición las cartas son solo escritos en un papel, regidos por una estructura. Sin embargo, las cartas son mucho más que uno de los primeros medios de comunicación inventados por el hombre. Una carta puede llegar a ser ese lugar seguro en el que puedes expresar tus pensamientos y sentimientos de una manera que quizás no puedes de forma verbal.

Una carta personal tiene mucho peso tanto para la persona que la escribe como aquella que la recibe. Los tonos pueden variar pero esa sensación de desahogo que puede brindarte el escribir o leer, no. Por ello es tan romántico recibir una carta de amor, y tan trágico leer una cuyo contenido solo relata sufrimiento.

Si estás pensado en dejar que tus pensamientos fluyan a través del papel pero no estás seguro de cómo hacerlo, has llegado al lugar correcto. Aquí te diremos cómo hacerlo, sólo debes seguir leyendo.

Cómo escribir una carta personal paso a paso

Escribir todo aquello que piensas posiblemente es fácil para ti, y es por ello que has decidido usar la carta para dejar salir todo aquello que tienes en mente, pero debes tener en cuenta que para hacer una carta persona, como te lo mencionamos anteriormente, debes seguir una estructura, que contrario a lo que podrías pensar, te ayudará no solo a mantener un orden en el documento, sino a darle mayor fuerza a lo que quieres decir por ser mucho más fácil de entender.

Paso 1. Encabezamiento.

Se trata de el lugar y la fecha en la que se escribe la carta. Esta se coloca en el margen superior izquierdo, y en ocasiones también puede colocársele el nombre y la dirección del receptor.

Paso 2. El saludo

Este paso no hay mucho que explicar. Se trata de una frase con la que iniciar la carta. Hay muchas formas de expresar el saludos, sin embargo, entre los más recurrentes encontramos el “querido/querida“.  O quizás, si no hay tanta confianza entre el redactor y el receptor un “Estimado/Estimada“.

Paso 3.  Cuerpo de la carta.

Esta parte es la principal y el porque has llegado hasta aquí. Es todo aquello que quieres transmitir  a través de la palabra escrita.

Normalmente se inicia con un párrafo introductorio en el que explicas el porque has recurrido a la carta y lo que quieres lograr con ella y continuas de acuerdo a donde te lleven las palabras y tu corazón.

Paso 4. La despedida y la firma.

Al igual que el saludo, hay muchas formas de despedirse en una carta, esto dependerá enteramente de la relación que tengas con el destinatario así como el nivel de esta. No obstante, las despedidas más comunes son: Con cariño, un abrazo, atentamente, un saludo, entre otros.

La firma es un tato obvio. Se debe a colocar la firma ( o quizás sólo el nombre) de quien está redactando la misiva.

Paso 5.  Postada o Pd (opcional)

Este se trata de un pequeño (muy pequeño) párrafo al final de la carta en la que se escribe algún pensamiento puntual que se haya olvidado durante la redacción inicial (el cuerpo de la carta).