Haciendo uso de tus alimentos preferidos puedes bajar de peso rápidamente y obtener un cuerpo saludable, los dos principales aspectos de las dietas saludables para bajar de peso es que deben ser bajas en carbohidratos y bajas en grasa.

Por supuesto, ambos aspectos son eficaces para bajar de peso si los administras correctamente, sin embargo, lo que funciona para la mayoría de la gente es el método bajo en carbohidratos. Obviamente sin eliminarlos, ya que ciertos carbohidratos juegan un papel muy importante para la salud y la vitalidad de tu cuerpo.

Como elegir correctamente las mejores dietas saludables para bajar de peso 

Carbohidratos en la medida correcta

Si consumes demasiados carbohidratos refinados o procesados, tales como pastas, panecillos, cereales, arroz, refrescos, jugos o dulces, debes saber que este tipo de alimentos son los principales culpables de que una gran cantidad de personas sufran de sobrepeso.

Es muy difícil evitar los carbohidratos procesados, incluso cuando se muestran como saludables, pues a través del marketing crees que una gran cantidad de estos alimentos son buenos, pero en realidad están llenos de harinas refinadas y otros aditivos.

El consumo de estos aumenta el nivel de azúcar en la sangre y crean un aumento de la insulina que estimula el almacenamiento de grasa corporal directo y de hecho aumenta el apetito, por lo que desearas comer más, lo que perjudica tu plan para bajar de peso.

Con los años el aumento de peso excesivo por comer carbohidratos procesados ​​puede hacer que tu cuerpo sea más vulnerable a la insulina y por supuesto a la diabetes tipo 2, que se producen en muchas personas, cada vez más jóvenes.

Consejos para obtener el máximo beneficio

Las personas que luchan para bajar de peso, deben seguir una serie de consejos si quieren aprovecharse al máximo de los beneficios ofrecidos por estas dietas:

Reduce tu consumo de alimentos basados ​​en granos (pasta, cereales, galletas, arroz, etc.), obtén la mayoría de los carbohidratos de los vegetales, frutas enteras, bayas y nueces.

Debes elevar tu consumo de granos, como el salvado y el germen, que son muy nutritivos, además de tener fibras. Entre estos están los alimentos como el salvado de avena, germen de trigo y salvado de arroz.

Sigue una dieta baja en carbohidratos

A diferencia de la dieta baja en grasas en la que tienes que estar considerando el contenido de grasa en cada comida, todo lo que tienes que hacer en esta es mantener los carbohidratos como el almidón lejos de la comida y reemplazarlos con verduras y fuentes de grasas saludables como el aguacate, guacamole, nueces, semillas.

Las comidas primarias se componen de una gran cantidad de proteínas y grasas buenas, estas tienen menos hidratos de carbono por lo que tendrás más energía durante la semana.

En los fines de semana muchas veces querrás disfrutar de comidas ricas en grasas y altas en carbohidratos, si durante la semana estuviste con las comidas primarias, alguna vez puedes disfrutar de esta tentación, sin que afecte demasiado tu dieta para bajar de peso.

Las mejores dietas saludables para bajar de peso son aquellas que funcionan mejor para ti. De las opciones disponibles este método es el más saludable y efectivo.