¿Cómo educar a un perro para hacer del baño? El proceso que conlleva poder educar un perro para que logre hacer sus necesidades en un solo lugar  puede representar un difícil retro, pero no imposible esta situación en el mayor de los casos depende de nosotros mismos  y que de esta manera el perro pueda aprender los mejores hábitos.

A pesar de que no se trata de una tarea difícil si requiere de un esfuerzo grande, vamos a conocer en este post cada uno de los factores que se deben aplicar para que un perro se eduque y pueda ir al baño en un solo lugar.

Comenzar a la edad indicada

El factor principal para comenzar con el entrenamiento de un perro y que pueda aprender a ir al baño en un solo lugar es que se inicie con todo este proceso a la edad ideal y para ser un poco más específicos debe ser de 7-8 semanas de edad, ya que durante este tiempo se le puede enseñar al cachorro a que haga sus necesidades en un solo lugar y lo mejor de todo que el mismo cachorro puede indicar sus zonas favoritas.

Darle de comer al cachorro siempre a la misma hora

Un factor indispensable al momento de entrenar al cachorro para que pueda ir al baño en el mismo lugar es que su alimentación  sea constante, para ser más específicos es necesario que se le dé comer siempre a la misma hora al cachorro y que de esta manera requiera ir al baño en horario establecido.

Esto se debe  a que el tracto digestivo de perro se caracteriza por ser rápido y es por ello que se puede decir que luego de media  hora que un perro se alimente  va a querer ir al baño y de esta manera se va a poder tener la costumbre de llegarlo al mismo lugar a hacer sus necesidades.

Seguir las rutinas

Se debe tomar en consideración que la regularidad en las actividades de los perros ayuda con el estrés  y de esta manera el canino puede comprender mejor lo que tiene que hacer, es por ello que se debe crear una rutina para todo en donde los horarios sean siempre  los mismos, para comer, para jugar y para que  vaya al baño hacer todas sus necesidades y de esta manera el mismo se va a acostumbrar a seguir la regularidad.

No castigar al perro pero si premiar las cosas buenas

Un aspecto importante que en todo momento se debe  recordar es que en todo el proceso del entrenamiento no se debe regañar al perro por no hacer las necesidades siempre en el mismo lugar, sino que se va a zonas equivocadas, lo que se puede hacer en estos casos es anticiparnos y llevarlo  hasta el lugar correcto para que pueda evacuar.

Por otra parte, se debe tener presente que si es necesario que se premie si el perro acude  en todo momento a hacer sus necesidades en el lugar que fue designado como su baño, ya que de esta manera si va a sentir querido y motivado.