¿Cómo educar a un niño de 4 años desobediente? Hay que estudiar las circunstancias que hacen que un niño sea desobediente, de acuerdo con esto, podemos suavizar su entorno para que puedan ser más dóciles. Aunque educar a un niño puede ser una tarea compleja, no es del todo imposible. Es importante identificar el porqué de ciertas conductas y entender sus procesos.

Una cualidad necesaria para poder educar a un niño de 4 años, es importante tener mucha paciencia. Además, debemos demostrar consistencia al momento de indicar ciertas correcciones y enseñanzas.

Enseña las normas necesarias

Comenzaremos por determinar que, es muy importante ir enseñando las normas a los niños de 4 años. De manera que, es necesario que estas normas sean totalmente claras, además de estar bien fundamentadas, ya que es posible que pidan una explicación, cosa que es normal y no está demás.

Es recomendable ir de a poco con respecto al establecimiento de las normas. Un ejemplo para establecer las primeras normas puede ser algo muy sencillo como ordenar los juguetes después de jugar, indicando que es una buena manera de conservarlos en buen estado o que puedan robarlos.

Evita las oportunidades

Dar las oportunidades si hemos hecho varios avisos, significa que, se seguirá actuando de la manera que ha provocado el llamado de atención.

Si a la primera advertencia el niño no cede, no cedas ante el conflicto. De manera calmada y sin autoritarismo, puedes hacer la corrección concerniente al momento en el que se ha llamado la atención al niño.

La idea no es generar miedo en el niño, es mejor despertar un sentido de respeto para que pueda comenzar a comportarse ante ciertas situaciones, esto lo agradecerá más adelante.

Si has llamado su atención ante cierto comportamiento, la próxima vez que repita dicho comportamiento, toma acciones. No ceder es una manera de enseñarle al niño que, lo que está haciendo no es aprobado.

Escucha al niño

Compartir en familia es una forma de educar al niño a que sea más receptivo, además de mostrarle que la comunicación familiar se encuentra equilibrada. Teniendo en cuenta esto, trata de escuchar sus conflictos, y como hemos mencionado, se comprenderá mejor sobre sus actitudes.

La rebeldía puede ser ocasionada por la necesidad de revelarse o de decir que algo no anda bien o que algo incomoda. Mantente alerta sobre las necesidades del niño, es posible que alguna situación lo esté induciendo a ser desobediente.

Recomendaciones y conclusiones

Comprender a tu niño de 4 años requiere de paciencia y de escucha. Recuerda que los niños son muy perceptivos, por lo tanto; aprende a identificar aquellas situaciones que incomodan al niño:

  • ¿Al momento de dar una orden o petición lo estás haciendo de manera agresiva? Si es así, es posible que el niño actúe de manera desobediente como respuesta a la forma en la que se le indica alguna corrección o mandato.
  • Los niños absorben todo a su alrededor, enséñale con amor.

La comunicación asertiva es fundamental para que el niño entienda de mejor manera.