¿Cómo destapo la nariz de mi bebé? La congestión nasal en los bebés son una de las preocupaciones de los padres, y esa que no es fácil hacer que un niño de corta edad se sople la nariz, ni que hablar de que lo haga un bebé, en este caso especifico es necesario que los padres alivien la congestión nasal de los infantes de la manera menos invasiva posible.

La razón de hacer esto es muy sencilla, los bebés no pueden hacerlo y la congestión nasal compromete la entrada y salida de aire de manera natural. Recuerde que es precisamente la nariz la que se encargará de suministrar el aire necesario y limpiarlo de manera adecuada para que llegue al resto de las vías respiratorias.

La función de la nariz

La nariz es la primera parte del sistema respiratorio y la función de esta es:

  • La filtración del aire, los vellitos nasales son los encargados de impedir que las partículas de polvo ingresen al sistema respiratorio.
  • Calentar el aire, por lo general el aire que llega a los pulmones debe una temperatura de unos 37 grados centígrados aproximadamente.
  • Reducir la humedad del aire, para que esta no llegue a los pulmones.

La congestión nasal

La congestión nasal es simplemente la obstrucción de las fosas nasales, en este caso es importante que los padres ayuden a los bebés a la descongestión de estas, sobre todo en los primeros seis meses de vida, ya que los bebés no cuentan con la capacidad de respirar por la boca, y por lo tanto se pueden ahogar y terminar desarrollando problemas de salud más graves.

La manera de destaparla

La manera en la que se lleva a cabo la acción de destapar la nariz es muy sencilla en la actualidad, ya que se cuentan con las herramientas necesarias para hacerlo, existen pequeñas bombas para esta labor, están equipadas con boquillas especiales para esto:

  • Se debe colocar al bebé de lado, para evitar que la mucosidad pase a los oídos.
  • Evita que el bebé haga movimientos bruscos, lo podrías lastimar.
  • Bota el aire de la bomba.
  • Colca la boquilla en la fosa nasal del bebé.
  • Suelta la bomba para que al momento de aspirar el aire también aspire la mucosidad que está obstruyendo la fosa nasal del bebé.
  • Limpia la boquilla de cualquier cosa que la obstruya.
  • Repite la operación en la otra fosa nasal.

Los lavados nasales

En el caso de que la obstrucción sea mayor es necesario que se hagan lavados nasales, estos son básicamente la manera en la que se limpiara profundamente la nariz del bebe:

  • Llena la bomba con solución fisiológica.
  • Colca la boquilla en la fosa nasal del bebé.
  • De forma muy delicada introduce la solución fisiológica en la nariz del bebé.
  • El líquido saldrá por la otra fosa nasal sin inconvenientes, recuerda que el bebé debe estar de lado.
  • Limpia la boquilla de cualquier cosa que la obstruya.
  • Repite la operación en la otra fosa nasal.
  • Aspira la mucosidad si es necesario.
  • Limpia la bomba y cada parte de esta con agua y jabón.