¿Cómo despertar los chakras? Los chakras son puntos en diversas partes del cuerpo que se toman como centros de energía a través de los cuales nos conectamos con el cosmos de manera directa.

La palabra proviene del Sánscrito y significa “círculo” y es por estos puntos que el ser humano absorbe, procesa y asimila energía de acuerdo a la frecuencia vibratoria de este distribuyéndola por la columna vertebral (desde el coxis hasta la coronilla). Dichos puntos corresponden a diversos aspectos de nuestro ser afectando de manera física, mental y emocional.

Por ello su importancia es tanta, ya que de su equilibrio depende nuestra salud. En caso de que los chakras estén bloqueados se presentan malestares (como se mencionó anteriormente) físico, mental y emocional que pueden ir desde dolores de cabeza (en el plano físico), ansiedad, tristeza e ira (en el plano mental y emocional). En casos como este se aplican ejercicios para restablecer el equilibrio o encenderlos.

Cómo despertar y activar los chakras

Lo primero que debes hacer para abrir y despertar los chakras es saber identificarlos, sólo así sabrás que hacer al respecto. Por lo que te presentaremos una lista con los 7 chakras junto con los síntomas que presentan y la forma de activarlos o abrirlos.

1. Muladhara Chakra

Muladhara Chakra o “Chakra base o raíz” es el primer chakra, este se encuentra en la zona del perineo (entre nuestros genitales y el ano) y se vincula a lo material, así como los lugares que nos general seguridad y se asocia con el color rojo. Muladhara permite que una persona crezca de forma madura, firme y consta para lograr sus metas. Su energía es absorbida a través de la tierra y hacía la tierra.

El Chakra base suele ser bloqueado por el miedo y entre los síntomas a nivel físico que presenta son la ciática, estreñimiento, problemas con la próstata, varices, un sistema inmune débil, hemorroides, mientras que los sintomas emocionales son sentimientos de desconexión, soledad, abandono, inestabilidad emocional, y baja autoestima.

Para desbloquearlo se recomienda hacer ejercicios como correr, bailar, caminar con los pies descalzos así como actividades que puedan aumentar la confianza en ti mismo y tu niño interior.

2. Svadhisthana Chakra

El Svadhisthana Chakra es el segundo chakra y se centra en los impulsos sexuales, este se encuentran en la base la columna (entre el ombligo y el pubis). Se identifica con el color naranja y al estar equilibrado permite que la persona tenga la fuerza para superar obstáculos y actuar de forma integra, responsable y libre.

Al estar relacionado con el deseo y la pasión al desactivarse afecta tanto el aspecto amoroso (nuestra capacidad para dar y recibir amor) así como la parte sexual. Entre sus síntomas emocionales se encuentran frío o apática, poco cariñoso o rechazo o incomodidad por muestras de afecto de otras personas hacía ti. Mientras que en el plano físico se encuentra tensión y dolor en las lumbares, ciática, infecciones de riñones y vejiga, entre otros.

Para activarlos o despertarlos en el plano físico debes hacer ejercicios que requieran movimiento de caderas como bailar (merengue, salsa o ritmos sugerentes), la natación o baños y jacuzzis. Para el emocional solo necesitas expresarte.

3. Manipura

El Manipura Chakra o Plexo solar es el tercer chakra, este se ubica en la parte superior del ombligo, se representa con el color arillo y es donde habita nuestra identidad, intenciones y nuestras busquedas en la vida. En otras palabras, el poder de transformación.

Entre los síntomas de bloqueo en el plano mental y emocional son la imposición hacía otras personas, perdida de control (agresividad, adicción) mientras que en el plano físico se encuentran problemas para respirar, alteración de los sistemas inmune, hormonal y digestivo, aparición de úlceras, ardor estomacal, problemas con la alimentación y artritis.

Para desbloquearlo debes desarrollar confianza en si mismo así como descargar tensiones. Ejercicios como correr es una buena opción. También puedes recurrir a descargar esta energía negativa con almohadas u otros objetos.

4. Anahata

Anahata es el cuarto Chakra, se encuentra justo en la parte posterior del corazón y por tanto se asocia a este y a los sentimientos de amor y relaciones, entre las que pueden estar incluidas tanto las relaciones de pareja como de amistado o lazos familiares.

Este suele cerrarse o bloquearse por la pena o dolor dejando inestabilidad emocional, depresión e incapacidad para relacionarse (de forma sana) con otros. Por otro lado si hablamos de lo físico puede llegar a ocasionar enfermedades cardíacas, asma, problemas en la columna, neumonía, hipertensión y artritis.

Para volver a equilibrar el Anahata puedes realizar ejercicios de respiración, ser amable y pequeñas acciones que den como resultado ayudar a otros.

5. Vissudha

El quinto chakra lleva por nombre Vissudha se representa con el color azul, refleja el centro de la sociedad asociándose a los objetivos y el cumplimiento de estos, y se sitúa en la zona de la garganta. Además, por ello mismo este se encarga de la comunicación, la expresión de sentimientos y pensamientos. Su bloqueo viene de la falta de honestidad de nosotros hacía  el mundo exterior pero también hacía nosotros.

En consecuencia Vissudha produce la falta de entendimiento con aquellos próximos a tu entorno social. A nivel físico se presentan enfermedades en la zona de la garganta y la boca como afonía, dolor o sangrado en las encías, trastornos de tiroides, resfriado o gripe o incluso reacciones alérgicas. En lo emocional te sentirás incapaz una comunicación efectiva así como frustración constante.

Para restablecer el equilibrio de este quinto chakra en el nivel físico puedes realizar ejercicios de canto y vocalización, o simplemente gritas como si no hubiera un mañana hasta que te sientas liberado o si lo prefieres vocalizar y repetir mantras.

6. Ajna

El Anja o tercer ojo es el penúltimo chakra ese que nos conecta con los pensamientos, la visualización, conceptos mentales e ideas. Se encuentra ligado a la glándula pineal y se sitúa en el entrecejo y su color es el índigo. El Anja nos ayuda con la intuición y capacidad de comprensión con nuestro entorno, así como con nosptros mismos.

Se considera por tanto el más místico pues habla de la superación del materialismo mientras se centra en una conexión espiritual. Por tanto su bloqueo o cierre se presenta como la falta de ideas claras, confusión, dolor de cabeza o incluso migrañas, problemas de concentración, dificultad de aprendizaje, ataques de pánico o hasta la depresión.

Para desbloquear Ajna debes recurrir al yoga o reiki, visualizar figuras geométricas (con los ojos cerrados), masajear los parpados, cejas, sienes y alrededor de los ojos con la yema de los dedos.

7. Sahasrara

El último chakra es Sahasrara, se representa con el color violeta y se sitúa en la zona de la coronilla, zona asociada por si sola con la sabiduría y la mente. Su energía tiene que ver con la conexión tanto con la mente como con el conocimiento.

Su desequilibrio causa malestar emocional como soledad, perdida, preocupación o depresión. También puede crearse un aumento del ego y la necesidad de control absoluta así como afecciones cutáneas, fatiga, hipersensibilidad, dolores musculares y óseos. Su equilibrio puede darse con practicas del tipo espiritual como la meditación y una mente más abierta además del yoga.

También puedes sentarte de forma recta e intentar concentrar la atención al vacío (dejar la mente en blanco) por al menos 20 minutos (puedes ayudarte con un mantra OM).

Datos curiosos

  • Los chakras giran como remolinos sobre si mismos siempre cambiando la dirección del giro así como de hombre a mujer.
  • Mientras que en la mujer los chakras masculinos giran hacia la izquierda los femeninos hacía la derecha en los hombres ocurre el caso contrario (masculinos hacia la derecha femeninos hacia la izquierda).
  • Los chakras 1, 3, 5 y 7 se consideran chakras masculinos, los 2, 4 y 6 por su parte se consideran ckakras femeninos.