¿Cómo descargar un torrent? Un torrent es un formato de archivo que se usa para almacenar información de contenido compartido con protocolo BitTorrent, especialmente creado para la distribución archivos de gran tamaño o como herramienta para compartir datos de forma libre en linea. Sin embargo, los torrents son un símbolo de la piratería.

Su función es bastante simple aunque pueda parecer lo contrario. Este se encarga de permitir la carga y descarga de varios usuarios así como de encontrar algún archivo que no hemos podido por los medios regulares, con una dinámica que suele asociarse con el comportamiento de un enjambre de abejas.

Los torrents además suelen usarse para el intercambio de archivos como películas, libros o canciones (no siempre de forma legal ya que interfieren con las leyes de copyright) por lo que muchas veces los proveedores de internet llegan a bloquear el sistema con el que esté trabajando. No obstante, siempre hay maneras para usar o descargar torrents. Si estás interesado sigue leyendo.

Métodos para descargar torrents

Aunque pueda pensarse lo contrario debido a su fama lo cierto es que los torrents pueden descargarse de forma legal y gratuita. Solo debes seguir estos pasos:

1. Busca una web que permita descargar torrents

Actualmente son muchos los sitios web que muestras los torrents, por supuesto debes asegurarte que el que uses seguro. Estos se dividen en dos tipos principales de rastreadores: los públicos y los privados.

2. Busca el archivo deseado

Cuando ya hayas encontrado el sitio correcto ahora procede a buscar el archivo que deseas, bien sea alguna película, álbum o juegos.

3. Descarga el torrent

Ahora que has encontrado el archivo que deseas puedes descargarlo. Más debes tener en cuenta la velocidad de descarga dependerá del número de “seeders” (usuario que tiene el archivo completo para tu descarga) que dispongas.

Ya que estas webs te permiten organizar tus resultados de acuerdo con la cantidad de seeders, intenta que el archivo que deseas descargar tenga el mayor número de seeders posibles. Con ello la velocidad de descarga será mayor y la probabilidad de adquirir un archivo falso o infectado con virus será menor.

También debes tener en cuenta que el número de “leechers” (usuario que está descargando más no compartiendo) afectará la velocidad de descarga.

4. Enfócate en el tamaño en oposición a la calidad

Es muy importante (sobre todo si el archivo que deseas se trata de un vídeo) que escojas torrent con un buen tamaño en oposición a calidad. Esto se debe a que la compresión podría afectar la calidad. Los archivos pequeños generalmente se verán o sonarán bien, contrario a uno grande. Sin embargo, esto trae como desventaja el factor tiempo de acuerdo a la conexión que dispongas.

Puedes leer comentarios sobre el archivo de otros consumidores para verificar si este es o no de buena calidad.

5. Enlaces de imán

Intenta descargar un enlace de imán (una linea de texto simple) si bien tienen cierta diferencia a los torrents comunes te permiten acceder al contenido sin el uso de rastreadores centrales, debido a que coinciden con el contenido apoyándose en un identificador único.

6. Verifica que pueda reproducirse

Por todo el proceso para su búsqueda y descarga debes asegúrate que el archivo que estás descargando sea uno con el que estés familiarizado y tengas los programas para su reproducción. Para ello puedes leer la descripción de este.

Advertencias

  • Los rastreadores públicos están disponibles para todos, por lo que podrás encontrarlos fácilmente al buscarlos en internet. Debido a que estos sitios son públicos los propietarios de los derechos de autor siguen torrents por lo que la descarga de estos archivos se consideraría una violación dejando como consecuencia una acción legal por parte de tu proveedor de internet.
  • Por otra parte la entrada a los privados no serán accesibles si no tienes una invitación por parte de algún miembro, y a menudos también requieren de ciertos requisitos como el intercambio de la misma cantidad de datos que vas a descargar. Sin embargo, con estos hay menos posibilidad de recibir órdenes por parte de los propietarios de los derechos de autor.
  • Ten cuidado de virus. Esta es una recomendación simple y aún así necesaria. Por todo lo que debes hacer para llegar hasta tu archivo estos pueden ser usados por hackers para insertar virus y así contaminar la mayor cantidad posible de usuarios.

Usualmente puedes encontrarlos entre las búsquedas populares.