¿Cómo curar un labio partido? Una obviedad para muchos y una sorpresa para otros es saber que los labios son una parte muy sensible del cuerpo. Están en constante exposición y por ello a la agresión de agentes externos, como el sol y la suciedad en general, y si no reciben el cuidado que se merecen es normal que se sufra de algún tipo de corte o resequedad.

Además, debemos tomar en cuenta que estos solo tienen una capa muy fina de piel protectora por lo que el mal de las grietas en los labios o los cortes es algo que todos hemos pasado por lo menos una vez en la vida y que por desgracia para muchos es algo recurrente.

Y si bien no es algo grave, tenemos que admitir que puede resultar molesto por ello te damos ciertos tips para que puedas curarlos cuando te llegue el momento.

¿Cómo tratar cortes o partiduras en los labios?

Lo primero que tienes que hacer es, en caso de que el corte haya generado sangrado, detenerlo, entonces procede a lavar la zona con agua y jabón suavemente  hasta que creas haber eliminado cualquier residuo y cuando la herida se encuentre limpia evalúa que tan grave y profundo es el corte.

1. Si es un corte leve

Si es algo que puedas curar tu misma desde casa, coloca una compresa sobre la herida durante unos minutos hasta que la zona hincada (si lo está) baje. Esto además ayudará a detener por completo el sangrado.

Entre los últimos pasos se encuentran la aplicación de algún medicamento antibiótico o analgésico cada 4 o 6 horas dependiendo de cuan “grave” veas la herida, y si se te es posible también coloca un vendaje liquido o una tira de sutura para proteger la herida de posibles infecciones.

2. Si el corte es profundo o hay posible infección.

Si ves algún signo de infección debes acudir a tu médico o por lo menos ponerte en contacto con este para que te indique exactamente que pasos seguir de acuerdo a la situación que le estás planteado.

Algunos consejos adicionales

  • Da golpecitos sobre la herida de manera suave con solución salina, puedes usar bolitas de algodón para aplicarlo. La sal te será de ayuda tanto para reducir la hinchazón como para evitar posibles infecciones.
  • Aplica, si es posible, una pasta de curcuma. Esta te ayudará a matar cualquier bacteria que se encuentre en el corte. Para prepararlo solo necesitarás curcuma en polvo y agua, la cual mezclarás hasta conseguir una pasta, y procede a aplicarla con una pequeña bolita de algodón.
  • Evita alimentos que puedan causar irritación como picantes, alimentos salados o cítricos, así como
  • Mantén los labios hidratados y trata de mantener alejados tus dedos de tus labios para prevenir una infección.
  • Evita humedecer los labios con tu lengua, así como morderlos o tirar de la piel levantada.
  • No quites la costra que aparezca en la grieta, pues con ello solo retrasarás el proceso de curación y puede causar una cicatriz permanente.