¿Cómo curar las hemorroides externas naturalmente? Aunque se trata de un problema común, las hemorroides suelen ser molestas. Estas pueden aparecer dentro o fuera del ano, siendo las hemorroides externas las que se encuentran fuera.

Se trata de venas que se han inflamado y se puede experimentar mucho dolor, picazón, e incluso, llegar a sangrar por el recto. La buena noticia, es que tiene solución. Gracias a los ungüentos caseros podemos reducir y curar las hemorroides. En este artículo haremos un recuento de las formas naturales para tratarlas y que sean menos molestas para quienes las padecen.

Usa Aloe Vera

La sábila o Aloe Vera es una planta curativa que tiene muchas propiedades regenerativas. Aplicar la pulpa del Aloe en la zona afecta, ayudará a reducir los efectos de las hemorroides, si se aplica constantemente, estas podrán curarse.

Si deseas, adquiere una pomada de Aloe, sin embargo; es recomendable su uso natural. Toma un agave de la planta y quítale la corteza. Lava muy bien el cristal y luego tritura en la licuadora para obtener un puré. O bien, puedes tomar un trozo del cristal de la sábila y ponerlo directamente sobre la zona a tratar.

¿Has pensado en los baños tibios?

Los baños tibios pueden ser una buena opción para reducir los efectos de las hemorroides. Se recomienda tomar un baño de tina con agua fría, o un baño estando sentados. Debes tomar el baño durante unos 20 o 25 minutos después de evacuar.

Si lo deseas, puedes hacerlo dos veces al día, o antes de ir a dormir. Por otro lado, si lo deseas, puedes incluir a tu baño algunas sales Epsom. Verás cómo el dolor se irá reduciendo y experimentarás más alivio conforme pasan los minutos.

Hay plantas y hierbas que pueden funcionar como remedio contra la inflamación y el dolor. Puedes agregar a tu baño tibio, algunas flores de manzanilla.

Compresas frías o hielo

Por otro lado, una opción para eliminar la inflamación, es usar compresas frías directamente en la zona donde se encuentran las hemorroides. Puedes hacerlo durante unos 15 minutos. Progresivamente, el dolor se habrá aliviado junto con la inflamación.

Si vas a poner hielo, cúbrelo con alguna toallita o papel resistente, para que no esté directamente en la piel, ya que puede causar irritabilidad o quemar, a causa del frío, esa área de la piel.

Por otro lado, el agua helada en una toalla funcionará muy bien si la pones en la zona afectada, cuando la toalla se haya calentado, humedece nuevamente con agua fría y vuelve a ponerla. Repite el proceso hasta que te hayas aliviado del dolor.

Recuerda consultar al médico

Aunque parece imposible, las hemorroides desaparecen por sí solas, sin embargo; se pueden tratar naturalmente para aliviarlas y reducirlas. Hay ocasiones en que resulta recomendable visitar al médico, por ejemplo:

  • Si el malestar persiste, aunque se haya tratado
  • Si el dolor es muy intenso y no se disminuye con ningún medicamente
  • En caso de no presentar ninguna mejoría, o presentar aumento de los síntomas.

Si pruebas los remedios caseros que hemos mencionado, es posible que las hemorroides se disipen del todo.