¿Cómo curar el parvovirus con remedios caseros?  El parvovirus canino, parovirosis o también coloquialmente llamado “la pavo” es una enfermedad infecciosa de tipo vírica, realmente grave, potencialmente mortal y especialmente alarmante en cachorros. Esta enfermedad usualmente afecta el tracto intestinal ya que en la mucosa que cubre las paredes del aparato digestivo estas células se reproducen con mayor rapidez. Además afecta los glóbulos blancos (leucocitos).

El parvovirus se puede presentar de dos formas; Miocárdica, afectando a cachorros menores de ocho semanas o en adultos que sufrieron parvovirus de jóvenes. Esta produce insuficiencia cardíaca aguda, muerte súbita y diversos fallos cardíacos; Entérica, la cual afecta el tracto intestinal. Por lo gravedad de la enfermedad el tratamiento debe ser lo más rápido posible por lo tanto es sumamente importante conocer los síntomas y acudir de manera inmediata al veterinario de presentarse cualquiera de estos.

Si por algún motivo no puede llevarlo al veterinario inmediatamente o incluso para reforzar el tratamiento ya mandado por el médico puede hacer uso de alguno de estos remedios caseros.

Remedios caseros para combatir el parvovirosis

Recordemos nuevamente que el parvovirus puede solo curarse con tratamiento veterinario, los remedios caseros pueden ser simplemente un refuerzo o una ayuda momentánea para aliviar los síntomas y fortalecer el sistema inmune, pero un perro con este virus necesita muchos casos de hospitalización y transfusiones sanguíneas así como de otros procedimientos que sólo puede dárselo en centros especializados.

Con esto ya dicho, los siguientes remedios pueden ayudar con los malestares más mortales que son la deshidratación y la falta de apetito.

Para hidratar

Si no puedes conseguir la mochila de suero puedes prepararlo y así poder reponer las sales minerales y la glucosa perdida. NO es la solución ideal pero puede puede ser una que te ayude al momento para que el perro esté expuesto lo menos posible ante la enfermedad.

Los ingredientes son los siguiente:

  • 1 litro de agua mineral
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de azúcar
  • media cucharadita de bicarbonato de sodio
  • zumo de medio limón.

Procedimiento

Hierve agua y retírala del fuego al alcanzar el primer hervor. Viertela en un recipiente (preferiblemente de vidrio pero NUNCA de plástico) y añade todos los ingredientes y procede a mezclarlos. Deja que se entibie.

Debes darle esto al perro de forma vial. Si el no quiere beber por si mismo haz uso de una jeringa sin aguja. Colócala en su boca (por uno de los laterales) y poco a poco vacía el liquido.

Recuerda que la mezcla tiene una duración de 24 horas por lo que pasado ese tiempo ya no puedes darle más si ha quedado. Debes preparar más.

Para alimentar

Si bien muchos veterinarios recomiendas no alimentar al perro las primeras 24 a 48 horas para evitar empeorar el cuadro con los vómitos, puedes comenzar a alimentarlo nuevamente ya que esto lo ayuda a recuperar la mucosa intestinal dañada de forma mucho más rápida.

Una buena alimentación e hidratación son claves para combatir la enfermedad.

Para esto necesitarás darle a tu perro una dieta blanda, que le facilite la digestión y baja en proteína y grasa. Puedes darle:

  • Caldo de pollo casero (bien colado). Esto lo mantendrá nutrido y le hidratará. (pasadas las 24 horas)
  • Pollo cocido desmenuzado. En este caso es muy posible que dado lo avanzado de la enfermedad el perro necesite de tu ayuda para ingerir el alimento, por lo que puede que lo tengas que alimentar desde tu mano. (pasadas las 48 horas)
  • Arroz blanco hervido. Puedes también mezclarlo con el pollo cocido. (pasadas las 48 horas)
  • Verduras de fácil digestión como la zanahoria, la calabaza o la papa. (pasadas las 48 horas)
  • Pescado blanco hervido, desmenuzado y sin espinas.
  • Comida de prescripción veterinaria.

Otros remedios para la hidratación

Cubos de hielo, helado natural o bebidas isotónicas también pueden ayudar a mantenerle hidratado. Si la enfermedad no está muy avanza los perros suelen animarse más a tomar este tipo de “remedios” que el suero. Sin embargo, es recomendable que darle igualmente el sueño ya que esté tiene las sales minerales que el perro ha perdido.

Otros remedios caseros para la parvovirosis

  • Plata coloidal
  • Vinagre de manzana
  • Aromaterapia (para relajarlo)