¿Cómo cuidar una orquídea en maceta? Si bien las orquídeas son flores decorativas que se aprecian por la belleza que poseen y especialmente los colores tan llamativos, a su vez son plantas delicadas que necesitan de determinados cuidados para encontrarse sana, así que si piensas en regalar orquídeas o te regalan una y no tienes conocimiento de sus necesidades en este post te contaremos como cuidarlas para que decore tu hogar o de quien recibe tu regalo y por bastante tiempo.

Parece algo evidente, pero antes que todo es importante reconocer la especie de orquídea que dispones, porque hay muchos géneros entre ellos: phalaenopsis, oncidium, cambria, dendrobium, vanda, etc., el primero indicado es el más común y que se extiende, determinar de que clase es tu orquídea puede ayudarte a conocer los cuidados específicos  y características, lo que puede cambiar según el género, por lo general lo podrás conocer con una etiqueta que identifica y que acompaña esta clase de flores.

Usa una maceta de plástico transparente

Puede que muchos no lo sepan, pero es importante que las raíces de la orquídea se encuentren dentro de una maceta o también contenedor transparente, hay varias causas para esto, primero con una maceta de plástico será más fácil manejar si hay raíces en exceso o alguna plaga y también ayuda a supervisar que la salud de la planta sea óptima.

Si bien las macetas que son transparentes permitirán que la luz del sol pueda llegar a las raíces y de esta manera pueda conseguir los nutrientes necesarios y si lo deseas la maceta plástica también podrá colocarse dentro de una decorativa más grande para que a efectos estéticos la planta quede más atractiva.

Utiliza pedazos de corteza en vez de tierra

Como se sabe este tipo de flores es decir orquídeas son silvestres, porque suelen crecer en los bosques donde hay pantanos y en las zonas tropicales, por lo que te servirá conservarlas en los ambientes en condiciones parecidas, los trozos de la corteza no acaparan el mismo número de agua que la tierra para macetas y absorben la humedad que las raíces requieren.

Aparte que las cortezas se sueltan, las raíces tienen un espacio que es necesitado para que pueda hacerse efectivo su florecimiento.

Sumerge la planta en agua para regarla

En caso de regarlas con regadera es sencillo que las raíces reciben poca o mucha agua, pues el agua debería llegar a todas las raíces y solo cuando se cerciora que se encuentran secas después de su último regado, motivado a su hábitat natural las orquídeas se adaptan a tormentas tropicales por lo que requiere que en área donde está creciendo esté bien mojada, o sea a nivel general debes sumergir la planta semanalmente o un poco más, todo depende de la estación y en caso de que esté seca.

Importante: drena el exceso de agua

Ellas necesitan el número justo de agua para que el área en la que crecen se moje lo suficiente, pero no deben estar hundidas en agua después de regarlas, pues hay que asegurarse que se drenó la cantidad de agua de la maceta para que no se quede sumergida una vez que la termines de regar.