Cómo controlar la ira según la Biblia . Todos nos sentimos enojados en algún momento. Esto es natural. Pero la ira se convierte en un problema cuando te domina y te hace pecar. Sentirse enojado es la respuesta correcta ante el mal y la injusticia, pero lo que hagas a continuación puede convertirse en pecado. Por eso la ira es tan peligrosa. Es muy importante aprender a controlar la ira y usarla de manera positiva.

«Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo».

Efesios 4:26-27

Cómo controlar la ira paso a paso

Cómo controlar la ira según la Biblia

Cómo controlar la ira según la Biblia

Puedes controlar la ira con la ayuda de Jesús. La ira es un sentimiento muy fuerte, pero no necesita dominarte. La Biblia ofrece algunos consejos para aprender a controlar la ira.

1. Comprender el amor de Dios

Dios tiene todas las razones para estar enojado contigo. El pecado es un gran insulto contra Dios, pero Él elige perdonarte, a través de Jesús. Cuando te arrepientes, al creer en Jesús, recibes el perdón de Dios.

«Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados».

Isaías 43:25

El sacrificio de Jesús en la cruz borró la ira de Dios contra sus pecados. Él elige amarte, dejando ir el resentimiento. Cuando te enojes, recuerda que Dios también está enojado contigo, pero Su amor por ti gana.

2. Perdonar

Sí, perdonar es muy difícil, pero si le pides ayuda a Dios, Él te ayudará a hacerlo. Cuando pienses en lo que otra persona te ha hecho y te enojes, elige perdonar. Reza a Dios, pide fuerza y ​​perdona.

Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Efesios 4: 31-32

El perdón no se trata de fingir que nada ha salido mal. Perdonar significa dejar la justicia en manos de Dios. No se puede hacer justicia real, pero Dios sí. Déjalo en sus manos y suelta la ira.

3. Ignorar las ofensas

Hay muchas cosas que son demasiado pequeñas para merecer tu ira. A veces solo necesitas ignorar las ofensas. ¿Ese vecino que nunca contesta cuando le dices buenos días? No vale la pena. Trata de mantener una perspectiva equilibrada sobre lo que es importante.

«La cordura del hombre detiene su furor, Y su honra es pasar por alto la ofensa».

Proverbios 19:11

En otras situaciones, la gente hace cosas sin pensar que te están haciendo daño. Antes de explotar, intenta comprender por qué están haciendo esto. Esto te ayudará a ignorar muchas ofensas, porque la gente a menudo no quiere hacerte daño.

4. Pensar antes de hablar

Esta es la parte más difícil: controlar tu lengua. Si respondes de forma irascible, la otra persona también se enojará y la situación empeorará mucho. Gritar y maldecir solo causa más problemas.

La blanda respuesta quita la ira; Mas la palabra áspera hace subir el furor.

Proverbios 15: 1

Antes de responder, respira hondo y trata de organizar sus ideas. Si necesitas explicar por qué estás enojado, piensa en cómo puedes explicar tu perspectiva sin lanzar insultos. ¿Qué acción te hizo enfadar y por qué? Si no fue a propósito, la otra persona no adivinará por qué. En lugar de lastimarte, busca la reconciliación.

5. Elegir el buen camino

La mejor venganza es no dejar que gane el mal (especialmente si la otra persona está tratando de provocarte). La verdadera lucha no es contra las personas, es contra el mal. Cuando te enfades, dirige ese enojo contra el pecado y, con la fuerza que te da el enojo, elige hacerlo mejor.

«sí que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal».

Romanos 12: 20-21

Trata de hacer el bien a los que te provocan enfado. Incluso si no puedes hacer nada más, puedes orar por ellos y pedirle a Dios que los bendiga y transforme sus vidas. Esto hará crecer tu amor y te ayudará a controlar tu ira.

También puedes usar tu ira como una fuerza motivadora para marcar la diferencia. Muchas personas han cambiado el mundo para mejor porque, cuando se sintieron enfadados por una injusticia, optaron por luchar para cambiar la situación. Por lo tanto, puedes usar esta energía para algo positivo

6. Pedir perdón

A veces no podrás controlar tu ira. Le pasa incluso a las mejores personas. Por lo tanto, debes aprender a ser humilde y a pedir perdón. Pídele perdón a Dios y, si tienes la oportunidad, a la persona que te hizo daño. Además de ayudar a corregir el error, esto te alentará a controlar más tu ira.

Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.

Mateo 5: 23-24

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te ayude a entender cómo controlar la ira según la Biblia. Si ahora quieres saber cómo se debe perdonar a alguien según la Biblia, continúa navegando por Descubrir.online.