¿Cómo conquistar a una mujer que no le gustas? Desde luego, no puedes mantener el control de las emociones de alguien, sin embargo, puedes hacer algo que los ayude a modificarse y se enamoren de ti. El punto es que no debes esforzarte, pero debes esforzarte de forma más inteligente. Si eres bastante insistente, solo la asustarás.

Ten paciencia y ve paso a paso. Una dama puede fingir que no está interesada en ti únicamente para ver cuánto te interesas en verdad en ella y qué tan dispuesto estás a llamar su atención y ganársela.

 Comprender señales te ayuda a no tener expectativas erradas

No obstante, ciertos hombres se desgarran mucho por esta clase de cosas.  Se lo toman bastante en serio y se lastiman si son rechazados. “¿Qué hice para que no le gustara?”, “¿Por qué no estaba interesada?”, Estas tienen la posibilidad de ser cuestiones inquietantes. Es por estos que es fundamental comprender que, en ocasiones, a las mujeres sencillamente no les va a agradar, y aquello está bien.

 Lo que necesitas comprender

 Si su atención está primordialmente en otra cosa que no seas tú, y si no parece emocionada por pasar tiempo contigo, dicha es la señal mundial número uno de que no eres su primera alternativa.

Otras señales: 2 Está una y otra vez repasando su teléfono. 3 Actúa como si hubiera otro sitio en el cual requiere o desea estar. 4 No parece interesado o involucrado en la plática. 5 Parece estar enfocado prácticamente en cualquier otra cosa menos en ti. 6 Parece tener prisa por ponerse en marcha.

  Mantiene distancia y se aleja frente a los toques sutiles

El contacto físico suele ser importante una vez que estamos atraídos por otra persona, por otro lado, tienden a sentirse asqueadas por el contacto físico romántico de la persona que no les atrae.

Las damas no dudarán en romper la ‘barrera del contacto’ con los hombres que les atraen profundamente, en especial una vez que el encuentro pasa a la etapa de ‘escalada sexual/coqueteo’. Sin embargo, si ella no ha roto dicha ‘barrera del tacto’ en absoluto, es bastante factible que sea retraída o que no sienta la química, por lo que lo mejor es no presionarla.

Una manera fácil de saber si le atraemos es demostrando con un toque sencillo, o sea, tocar su mano, hombro o cara de una manera sutil y delicada, para ver cómo es su actitud, si observas que le incomoda deberás dejarlo.

 Algunas cosas que puedes hacer para llamar más su atención

¿Recuerdas lo que acabamos de dialogar del toque? Acá va un consejo en relación con aquello, busca sentarte lo más cerca posible de ella, tener toques continuos y realizarlo con tanta discreción que no te considere una especie de asqueroso, sino que le envíes escalofríos por la espalda.

A lo largo del juego de flirteo, NO actúes desesperado. Las mujeres odian aquello. Desde luego, puedes enseñar que estás interesado y que te importa de alguna forma, pero mantén los pies en la tierra. No te comportes como un maníaco esperando a su siguiente víctima y que va a hacer cualquier cosa por conseguirla.