¿Cómo conectar un tanque de oxigeno? El oxígeno es un gas inflamable y por lo tanto puede llegar a causar una explosión, por ello es muy importante que si tiene un tanque de oxigeno en su poder cumpla con las medidas necesarias para evitar accidentes.

Usualmente los tanques de oxigeno son prescritos por afecciones medicas, por lo que es necesario aprender a usarlo correctamente.

Por supuesto entre las funciones principales que debe aprender una persona que tenga un tanque de oxigeno es conectarlo y aquí te ensañamos como.

Partes de un tanque de oxigeneo

Antes de comenzar es primordial que conozcas cuales son las partes que componen un tanque de oxigeno. Así te será más fácil seguir las instrucciones pues serás capaz de identificarlas.

Estas son:

  • Tanque de oxigeno
  • Botella humidificadora o vaso  humidificador
  • Tuvo de la candula
  • valvula de control de flujo
  • Velocidad de flujo
  • indicador de oxigeno

Pasos a seguir para conectar un tanque de oxigeno

Ahora que conocemos las partes de un tanque de oxigeno podemos aprender a conectarlo de forma rápida y sencilla.

1. Coloque el tanque en un lugar seguro

Recuerde que este es un instrumento muy delicado, que además contiene gas por lo que debe mantenerse en un lugar seguro en el que no corra riesgo de caídas o fuego.

2. Conecte el regulador a la valvula

Use la rosca conectora para unir ambas piezas, para cerrarla definitivamente puede usar una llave española o una llave perico. Recuerde hacerlo suavemente, sin apretar demasiado o dejarlo mal posicionado.

3. Conecte el vaso al regulador

Coloque el vaso  humidificador al regulador en el extremo final de este usando la mariposa de ajuste que trae el vaso.

Recuerde no llenar el vaso por completo.

4. Conecte las puntas nasales al vaso  humidificador

Las puntas nasales se deben encontrar hacía arriba.

5. Abra la llave de paso

Mientras haga este paso no se coloque frente al regulador. Además, verifique no haya ningún tipo de fuga.

6. Regule el flujo de oxigeno

Con la valvula de control regule el oxigeno de acuerdo a la cantidad indicada, esto lo podrá verificar en el indicador de velocidad del flujo.

7. Coloque las puntas nasales

Finaliza colocando en su paciente las puntas nasales.

Ahora puedes conectar un tanque de oxigeno  si necesitas hacerlo.

Advertencias

  • El tanque de oxigeno no debe bajo ninguna circunstancia ser llenado nuevamente. Ya que este necesita de electricidad para poder funcionar.  Para casos de emergencias en los que no cuente con energía eléctrica debe contar con un tanque de oxigeno adicional.
  • Siempre apague el tanque de oxigeno cuando no esté en uso.
  • Recuerda mantener el tanque de oxigeno en un lugar lejos de cualquier área en el que haya posibilidad de accidentes como la cocina.
  • Si va a viajar en posesión de un tanque de oxigeno, debe informar a la areolínea ya que estas muchas veces cuentan con ciertas medidas con respecto a este.
  • Los tanques de oxigeno son un instrumento sumamente delicado y solo deben usarse bajo prescripción medica.