¿Cómo bañar a tu perro? Tener una mascota en casa es una de las mejores cosas que nos puede pasar a los humanos. Tener un cachorro o gatito es una experiencia muy placentera, pero también requiere de nuestra responsabilidad, ya que requiere atención y atención especial. Una de muchas de estas preocupaciones es la higiene.

En muchos casos, su piel y pelaje contienen bacterias y parásitos que son dañinos no solo para ellos, sino también para quienes los rodean. Aquí hay algunos consejos que importantes para que tengas en cuenta cuando vaya a bañar a su perro para que pueda mantener limpio a su mejor amigo y proporcionarle 10 puntos de atención.

 Todo lo que necesitas para bañar a tu mascota 

Antes de explicarte cómo bañar a tu perro, conviene tener a mano todo lo necesario. De esta forma, lo acabas más rápido y evitas que tu perro se quede sin jabón antes de que termines de bañarlo.

  • Enjuague con balde, baño o  agua tibia.
  • Cepillo o peine para perros.
  • Champú especial para perros. Frote con una esponja, pero también puede usar las manos.
  • Una pequeña tina o cántaro para inmersión.

 Precauciones para el baño del perro

  1.  Por favor, vístase cómodamente
  2.  Recuerde que es un día soleado

Evite los días nublados. La temperatura de su mascota puede cambiar rápidamente y su perro puede resfriarse.

3.Elige el lugar adecuado

El lugar ideal para bañar a tu perro depende mucho del tamaño de tu mascota. Si tu perro es pequeño, puedes bañarlo en el fregadero o en la bañera, pero coloca una toalla sobre la superficie para  que no resbale. Si tu perro es mediano o grande, lo ideal es bañarlo en una piscina infantil, ducha o bañera, según su tamaño.

4..No atar

Puede que te preocupe que tu perro se escape mientras se baña, pero es buena idea no atarlo para no ponerte nervioso. Cuando lo ate, relájelo y evite utilizar un collar de cuero. Este material puede encoger y  asfixiar a su mascota.

5.No te olvides de cepillarle el pelo

Cepíllale el pelo antes de llevarlo al baño. Esto ayuda a mantener su pelaje  suave y elimina el exceso de pelo muerto.

6.-Presta atención a la temperatura del agua

El agua para bañar a tu perro definitivamente no tiene que estar fría. La temperatura óptima para ti es la misma que la de su perro, así que trate de ajustarla hasta que el agua esté tibia. Es muy importante cuidar a tu perro, ya que la temperatura promedio está entre los 37 °C y los 38 °C y puede resfriarse cuando se expone al agua fría.

7.-Tenga cuidado con las orejas de su perro

Cuando bañe a su perro, tenga cuidado de que no le entre agua en los oídos.