¿Cómo arreglar una gotera de la regadera? Las goteras son un problema muy común y muy recurrente en los hogares de todo el mundo. Estos orificios molestos que usualmente aparecen en las zonas del techo o tuberías en la casa y que más allá de ser engorrosos pueden causar daños graves a corto, mediano largo plazo.

Por ello es necesario identificar una gotera independientemente del lugar en el que se encuentre y así la repares lo más pronto posible. Es una forma no solo de deshacer el problema sino de evitar inconvenientes mucho peores.

En caso de que estas aparezcan ademas en lugares como tuberías pasan a ser una fuente de desperdicio de agua y por lo mismo a aumentar la factura de este servicio. Convirtiéndose en un problema ecológico y económico. Lo importante es que estas suelen ser fáciles de reparar, si no sabes cómo aquí te guiaremos paso a paso.

Cómo arreglar una gotera de la regadera paso a paso

Una llave con fuga generalmente es signo de que alguna parte de esta se ha gastado y por lo tanto debe ser remplazada. Esto por supuesto es algo normal por el uso constante que le damos. Aquí te mostramos cómo hacerlo.

Método 1.

Herramientas que necesitarás en este primer método:

  • Llave inglesa
  • Kit de arandelas
  • Destornilladores
  • Teflón

Procedimiento

Paso 1.

Inicia cerrando el paso de agua que va hacia la ducha y deja salir toda el agua que haya quedado acumulada en la ducha.

Paso 2.

Luego procede a retirar las manijas de la regadera y así poder evaluar si la arandela está de hecho dañada. Es normal que esta tenga ciertas grietas y que el agua se esté filtrando por ellas y de ahí proceda la gotera.

Paso 3.

Examina cuál es el tamaño de la arandela que necesitas (recuerda que cada regadera tiene un tamaño especifico) y ve hasta la ferretería más cerca y compra una del tamaño que requieres. Al llegar a casa vuelve a hacer los primeros pasos (cerrar el paso de agua…) y saca la arandela vieja y coloca la nueva. Para ello puedes ayudarte con un destornillador de pala y teflón.

Paso 4.

Finaliza limpiando los residuos que puedan quedar y vuelve a armar las piezas de la ducha, abre la llave de paso de agua y prueba el resultado de tu trabajo.

Método 2.

Para este segundo método necesitarás:

  • Alicates
  • Llave de tubo
  • Destornillador de cabeza plana

Procedimiento

Paso 1.

Al igual que en el método anterior corta el suministro de agua que va hacía la ducha y deja que el agua acumulada salga.

Paso 2.

Procede a retirar la tuerca que se encuentra sujeta a la placa de la pared (con la ayuda de un alicate) y levantala, y retira el vástago de la grifo de la pared con una llave de tubo afloja los tornillos sujetos a la pared (con la ayuda de un destornillador de punta plan) así como la arandela (con los dedos).

Paso 3.

Ahora cambia la arandela o coloca la nueva regadera, y vuelve a colocar las piezas (los tornillos en el vástago de la llave).

Paso 4.

Finaliza colocando una cantidad (pequeña) de masilla para reparar tuberías de agua en la base de la placa (detrás de la llave de la ducha) y vuelve a conectar el vástago, el mango y todo tal cual como estaba en un principio.

Sólo tienes que abrir la llave de paso y probar el resultado.