¿Sabía que la forma en que cocina sus alimentos puede afectar los nutrientes que contiene? Así es, la forma en que usted cocina afecta los nutrientes en sus alimentos. Sin embargo, cada método de cocción tiene un efecto diferente.

Cocina o Nutrientes

En primer lugar, la cocción puede ser muy favorable para el proceso de digestión y para la absorción de muchos nutrientes. Por ejemplo, la digestión de proteínas de un huevo duro es un 180% mejor que la de un huevo crudo.

Sin embargo, existen métodos de cocción que pueden ser perjudiciales en este sentido. Los siguientes nutrientes se ven afectados por la cocción:

  • Vitaminas solubles en agua: vitamina C y vitaminas del complejo B
  • Vitaminas liposolubles: vitaminas A, D, E y K
  • Sales minerales: potasio, magnesio, sodio y calcio

Métodos de cocción en agua

Algunos métodos de cocción pueden afectar los nutrientes de los alimentos más que otros. Averigua qué son:

·        Alimentos escaldados

Un alimento escaldado es aquel que ha sido cocinado en agua a una temperatura de 82°C. Esta no es la peor opción cuando se trata de la pérdida de nutrientes. Sin embargo, es importante recordar que no existe ningún método en el que se mantenga el 100% de los nutrientes.

·        Alimentos hervidos a fuego lento

Cocinados a una temperatura de aproximadamente 85-93°C, estos alimentos hierven a fuego lento.

·        Alimentos hervidos a fuego alto

A una temperatura de aproximadamente 100°C, estos alimentos son los que tienen más probabilidades de perder nutrientes durante la cocción. Debido a la alta temperatura del agua, los nutrientes a menudo se pierden fácilmente, especialmente la vitamina C en las verduras. Esto se debe principalmente al hecho de que la vitamina es soluble en agua y muy sensible a la temperatura. La vitamina B tiene un comportamiento muy similar.

Sin embargo, estos métodos tienen poco efecto bajo los omegas-3.

Métodos de cocción a la parrilla

·        Comida a la parrilla

Los alimentos a la parrilla son aquellos cuya cocción se realiza en seco. Este método es conocido por el buen sabor que da a los alimentos. Se estima que cerca del 40% de las vitaminas B y otros minerales se pierden cuando los alimentos se asan a la parrilla.

·        Cocción en microondas

Seguramente, el método más versátil, rápido y fácil de cocinar es éste. No sólo eso, los estudios han demostrado que cocinar en el microondas es el mejor método para retener el potencial antioxidante del ajo y los hongos.

Estos son los principales métodos de cocción y los que generan más dudas, pero no todos lo son. Para elegir cuál es el mejor para ti, hay algunos factores que debes tener en cuenta, así que siempre piensa en tu salud y en la calidad de los alimentos.