Cómo aceptar a Jesús como Salvador. La gran mayoría de personas ven en Jesús un buen hombre capaz de mostrarnos un camino de bondad. Sin embargo, este concepto no define quien era realmente. La biblia nos enseña que Jesús era el hijo de Dios, el Mesías, el propio Dios hecho carne y convertido en ser humano. 

«En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.
Este era en el principio con Dios.
Todas las cosas por él fueron hechas; y sin él nada de lo que es hecho, fue hecho.
En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.
Y la luz en las tinieblas resplandece; mas las tinieblas no la comprendieron.
Fue un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan.
Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, para que todos creyesen por él.
No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.
Aquel era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre que viene á este mundo.
En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por él; y el mundo no le conoció.
A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios, a los que creen en su nombre:
Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, más de Dios.
Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.»

Juan 1:1-14

La auténtica razón por la que jesús vino a este mundo fue para morir por nosotros en la cruz. Sin su muerte, seguiríamos siendo pecadores y, por lo tanto, nuestro destino sería una eternidad lejos de Dios. Es decir, seguirlo a él es seguir el auténtico camino a la salvación.

Sin embargo, mucha gente se pregunta: ¿Cómo puedo alcanzar la salvación? ¿Cómo puedo aceptar a jesús como Salvador? ¿Dónde debo hacerlo? ¿Cuándo puedo realizar este proceso?. Para resolver estas dudas, solo tienes que seguir leyendo.

Cómo aceptar a Jesús como Salvador paso a paso

Para aceptar a Jesús como salvador, lo único que necesitas hacer es creer que Él es el camino hacia Dios y confesar tus pecados de corazón. No es un trámite, por lo que no necesitas que ninguna institución lo respalde. Puedes hacerlo en cualquier momento desde cualquier lugar.

«Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo» 

Romanos 10: 9

 

1. Creer que Jesús vino para salvarte

Creer que Jesús vino para salvarte

Creer que Jesús vino para salvarte

«Sin fe es imposible agradar a Dios, porque quien se le acerca debe creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan».

Hebreos 11: 6

Creer significa aceptar como verdad que Dios existe y que envió a Jesús para salvarte. La Biblia dice que todos pecamos y que el pecado siempre es castigado (con la muerte y la separación de Dios). No podemos “compensar” nuestros pecados haciendo cosas buenas. Una persona siempre puede obedecer la ley, pero si comete un solo delito, tendrá que cumplir la pena y tendrá antecedentes penales de por vida.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Juan 3:16

Dios no quiere separarse de nosotros. Por lo tanto, Jesús vino a recibir el castigo de todos nuestros pecados. Así es como podemos borrar nuestros «antecedentes penales» y volver a tener una relación personal con Dios, para siempre. Simplemente acepta que Jesús pagó el precio por tus pecados e intenta por todos los medios acercarte a Dios.

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Romanos 6:23

2. Confesar tus pecados ante Dios y arrepentirte de corazón

Confesar tus pecados ante Dios

Confesar tus pecados ante Dios

Confesar es declarar de palabra y corazón que rechazas el pecado y que Jesús es ahora el Señor de tu vida. Este es un acto muy importante porque confirma que realmente crees en nuestro Señor y que estás dispuesto a acercarte a él.

«Si alguno confiesa públicamente que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él y él en Dios»

1 Juan 4: 5

 

«Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad».

1 Juan 1: 9

 

Has leído Cómo aceptar a Jesús como Salvador

Esperamos que este breve artículo haya resulto tus dudas. ¿Y ahora? ¿Quieres saber por qué Dios abandonó a Jesús en la cruz?. Si todavía te haces esa pregunta sigue navegando por Descubrir.online.