¿Cómo abrir una cerradura trabada? Muchas veces ha pasado que se traba la cerradura de alguna puerta, intentando girarla para poder abrirla y por más que se quiere no se logra hacerlo. No hay que entrar en desesperación, lo que debe hacerse es calmarse y seguir los pasos que se indicarán en este post.

Lógicamente, lo primero que se debe hacer para poder solucionar este problema es contactar con un cerrajero profesional, el cual tiene los conocimientos y herramientas suficientes para poder solucionar el problema, sin tener que hacerle mucho daño a la cerradura o a la estructura de la puerta.

Pero, en muchas ocasiones no se puede esperar tanto tiempo a que llegue un cerrajero o no se dispone el dinero suficiente para poder pagarle sus servicios

Formas de abrir una cerradura trabada

Hay unas maneras en las que uno mismo puede solucionar el problema de la cerradura atascada, estas son:

  1. Método de la palanca

Este método no funciona para las puertas que tengan el seguro pasado. En caso de que la puerta no tenga el seguro, lo que debe hacerse es pasar un objeto fuerte como una tarjeta de plástico o un cuchillo de cocina, luego colocarlo entre el marco y la manilla de la puerta para empujar el pestillo hacia adentro y poder abrir la puerta

  1. Método de la llave Allen

En caso de que no se tenga a la mano las llaves Allen, este método no funcionará. Estas llaves normalmente vienen en juegos de diferentes tamaños y tienen forma de L, estas tienen la capacidad de abrir cerraduras atascadas sin tener que cambiarlas.

Lo que debe hacerse es introducir la llave Allen en el orificio de la perilla y dar vueltas hasta que se destrabe la puerta.

  1. Desmonta la puerta

De esta manera no es necesario tocar la cerradura, es una de las más rápidas cuando no existe tanto conocimiento sobre cerraduras. Lo que tiene que hacerse es buscar un cuchillo o cualquier objeto plano con el pueda halarse había arriba los pernos que se encuentran en las bisagras, luego con un martillo o tacón que sea fuerte deberá golpearse hacia arriba cada uno de los pernos hasta que se puedan sacar.

  1. La llave de la cerradura se encuentra atascada

Muchas veces pasa que cuando abren la puerta la llave se parte dentro de la cerradura y se atasca allí. Debe tenerse mucho cuidado al momento de halarla hacía uno mismo y hacerlo sin movimientos bruscos. Si la parte rota de la llave tiene un pedazo afuera que pueda tomarse, entonces buscar una pinza o unas tenazas para halarla hacía uno y poder abrir la puerta con otra llave.

  1. En caso de que la cerradura se haya congelado

En las temporadas de invierno, a muchas personas les pasa que la cerradura se atasca debido a que hay hielo dentro de ella y no se puede introducir la llave para abrir la puerta, lo que debe hacerse es calentar la llave un poco para que esta al entrar pueda derretir el hielo a traba la cerradura

En cualquiera de las técnicas que se usen para abrir la cerradura que se encuentra trabada, debe hacerse con mucho cuidado para evitar dañarla y que el gasto para repararla sea mucho peor.