¿Tiene el hábito de comer tarde en la noche? Tal vez sea hora de revisar este hábito. Generalmente, cuando queremos perder peso y mejorar nuestra salud, el enfoque se centra en qué y cuánto comemos. Sin embargo, investigaciones recientes muestran que el tiempo que comemos también merece atención.

Estudios recientes, promovidos por la Asociación Americana del Corazón, presentan los siguientes datos: comer de noche está asociado con el empeoramiento de la salud cardiovascular, especialmente en las mujeres.

¿Cómo puede el tiempo que comemos influir en la pérdida de peso?

Apoyando la creciente popularidad del Ayuno Intermitente, la investigación muestra que comer más temprano en el día, en lugar de más tarde en la noche, puede ayudar al proceso de pérdida de peso. Los datos muestran que, cuando se come tarde, el cuerpo tiende a promover el aumento de peso y ralentiza el metabolismo.

Además, estos mismos estudios revelaron que las comidas tardías aumentan el riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares, especialmente en las mujeres.

¿Es el ayuno intermitente una buena opción para la salud del corazón?

Ciertamente, esto es lo que estos estudios nos han mostrado. Aún así, vale la pena destacar la importancia de un seguimiento profesional e individualizado, ya que cada cuerpo reacciona a una dieta a su manera.

En general, estudios variados muestran que, con respecto a la alimentación, tener una rutina de horario regulado, como en el ayuno intermitente, ayuda en el control de los niveles de azúcar en la sangre. En otras palabras, evita la incidencia de enfermedades como la diabetes.

Atención a la ingesta calórica diaria

Durante la promoción del estudio, se pidió a los participantes que documentaran su ingesta diaria de calorías para que los científicos pudieran seguir de cerca su rutina de alimentación.

Por lo tanto, se proporcionó información como: lo que comían, cuánto comían, el momento en que comían y la cantidad de calorías ingeridas. Por lo tanto, los especialistas recolectaron esta información y la usaron para calcular la relación entre la salud del corazón y los horarios de las comidas.

La investigación reveló que los participantes que consumían más calorías después de las últimas horas de la tarde tendían a tener más problemas de salud cardiovascular. En cada caloría ingerida después de las 6 pm, la más afectada era la presión arterial, así como el índice de masa corporal (IMC) y los niveles de azúcar en el cuerpo.

Por lo tanto, los científicos concluyeron que una dieta bien pensada, planificada e intencional puede ser el secreto para la salud completa del corazón.