El coeficiente global de parcialidad puede sentirse como un complejo de números excesivamente complejo. Pero su importancia es innegable en nuestra vida laboral. Examinemos su definición y su proceso de cálculo.

coeficiente-global-de-parcialidad-2

Coeficiente global de parcialidad: definición y utilidad

El coeficiente global de parcialidad podrá parecernos una noción demasiado matemática para nuestros gustos más subjetivos o rudimentarios. Pero gran parte de los trámites ante las instituciones españolas se encuentran basadas en este cálculo especial. ¿Desea obtener su merecida jubilación tras una larga carrera profesional repleta de jornadas parciales? ¿Necesita conseguir una declaración de incapacidad permanente por algún problema permanente de salud? En ambos procesos necesitará de este coeficiente para precisar su evolución.

¿Pero qué es específicamente este famoso coeficiente?

Como se ha dicho antes, se trata de un cálculo enfocado en calibrar el peso completo de un contrato parcial, de jornadas que no llegan a las cuarenta horas semanales o las ocho horas diarias, por medio de una comparación matemática con los números habituales de una jornada laboral entera según la ley.

En este tipo de coeficiente global se toma en consideración todo el trabajo realizado por el trabajador durante el período total de sus actividades. Esta distinción es importante para diferenciar este coeficiente global del también muy utilizado CTP (coeficiente de parcialidad): mientras que el primero registra toda la actividad de formato parcial realizada durante la trayectoria completa del empleado, en distintos contratos de ser necesario, el coeficiente de parcialidad simple representará el porcentaje del trabajo realizado bajo una contratación específica.

¿Para qué sirve el cálculo de este coeficiente?

Pues sirve para, por ejemplo, conocer la cantidad de días de cotización que su caso en especial requiere para la obtención final de la jubilación. Tener claro este número de días no es tan sencillo en el caso de contratos o jornadas parciales: en el caso de los tiempos de jornada completos, la ley marca con sencillez los quince años de trabajo, equivalentes a 5475 días de labor. Pero la parcial, deben empezar a sacarse números para evaluar si se ha cumplido el tope requerido con jornadas por la mitad o con poco menos de la totalidad posible.

Si tienes un interés personal por todo lo relacionado con la administración de jornadas laborales en España, tal vez te resulte de provecho visitar también este otro artículo de nuestra web dedicado a los requisitos y normas para el registro de la jornada laboral. ¡Sigue el link!

Cálculo del coeficiente global de parcialidad

Aunque la matemática burocrática pueda darle un poco de repelús al ciudadano promedio, sobre todo aquel que reprobó con saña las materias científicas de sus años de secundaria, lo cierto es que el cálculo en sí de este coeficiente es bastante sencillo. Tiene la apariencia de cualquier división que hayamos practicado en nuestra vida regular. Eso sí, antes de cualquier movimiento en pos del coeficiente global, debemos ocuparnos del pequeño coeficiente de parcialidad (CTP) para que este nos sirva como base para el cálculo que implica la totalidad.

coeficiente-global-de-parcialidad-3

Cálculo del CTP

La fórmula de división para obtener el CTP radica en poner encima la cantidad de horas que el trabajador ha completado dentro del formato parcial y debajo la cantidad de horas que la empresa considera como jornada completa. El resultado se multiplicará luego por cien para obtener el porcentaje final del coeficiente. De esta manera:

(Número de horas que realiza el trabajador a tiempo parcial / Número de horas habituales de la jornada completa) x 100 = Porcentaje de CTP.

¿Cuáles pueden ser los números habituales de una jornada completa?

En el Estatuto de los Trabajadores colocado en la página Web oficial del Ministerio de Trabajo y Economía Social de España, disponible para leer entero en el link señalado, se marcan como jornada completa las tradicionales 40 horas semanales, que implican 1826 horas por año y ocho horas por día.

Pero cuidado: esta marca no suele ser tan exacta organización por organización. En ocasiones se modifica ligeramente este tope básico dependiendo del Convenio Colectivo bajo el cual se trabaja, llegando hasta las 39 o 38 horas semanales en jornada entera. Igualmente, la duración específica del contrato debe examinarse con cuidado, pues algunos se hacen en base a años y otros en base a meses o semanas, lo cual afecta también el número de horas completas a colocar en la base de nuestra división por el CTP.

Cálculo global en sí

Aclarado el primer elemento del CTP, podremos continuar con las multiplicaciones y divisiones que nos darán el coeficiente global de parcialidad. En primer lugar, debemos multiplicar este coeficiente de parcialidad que acabamos de obtener con la división anterior con la cantidad de días naturales que se encuentran en nuestro registro de trabajo parcial. Así obtendremos los días de cotización de nuestro trabajo.

Posteriormente, sumaremos los días laborales de parcialidad con los días completos de jornada entera en el registro del trabajador. Por último, acudiremos a otra división: una entre los días cotizados y los días naturales. El resultado final nos dará por fin el porcentaje del coeficiente global que nos interesa.

Quizá todo resulte más claro con un ejemplo de coeficiente global de parcialidad. Pongamos por caso que un trabajador tenga en sus registros 3000 días de trabajo parcial y 7000 días de trabajo completo según la jornada básica. Si asumimos que 400 de los 3000 días son días cotizados, es posible que tenga 7400 días de cotización.

Pero los días naturales presentan una totalidad de 10000 días. ¿Qué haremos? Pues dividir estos 10000 días naturales por los 7400 días cotizados, obteniendo un porcentaje de 0,74 % de coeficiente global. Así tendremos los números para nuestro coeficiente global de parcialidad para incapacidad permanente y también nuestro coeficiente global de parcialidad para jubilación.

En el siguiente vídeo se nos explica con profesionalidad la definición de coeficiente global de parcialidad y cómo afecta a los trabajadores en su vida laboral y trámites. Hasta aquí nuestro breve artículo sobre el coeficiente global de parcialidad. Buena suerte en sus trabajos, cálculos y trámites. Hasta pronto, recuerda compartir esta información con todos tus seres queridos para que se mantengan atentos a cualquier cambio.