La clorfeniramina jarabe es un antihistamínico, que suele ser administrado en niños y adultos para tratar la rinitis, la conjuntivitis y otras afecciones de origen alérgico.

La presentación en jarabe se emplea  generalmente en adultos de la tercera edad,  que no tienen la posibilidad de ingerir comprimidos y cápsulas, para tratar cuadros alérgicos.

Si desea conocer mucho mas de este producto farmacológico, le invitamos a leer este articulo.

Clorfeniramina jarabe

Este antihistamínico conocido también como clorfenamina o maleato de clorfenamina, es un compuesto químico antagonista de los receptores H1, mediadores químicos que se liberan durante una reacción alérgica.

En el mercado podemos encontrarla en diferentes presentaciones además de clorfeniramina jarabe, estas incluyen: tabletas y capsulas de liberación prolongada o simple, solución y fórmulas de uso tópico.

Descripción del medicamento

Este inhibidor de primera generación del receptor histamínico H1, procede o se origina de la propilamina y funciona al rivalizar con la histamina por los receptores H1 que se encuentran en las células.

Estos receptores dan respuesta a los estímulos y provocan algún cambio en las células efectoras ubicadas en músculo liso, el sistema nervioso central, células del endotelio vascular y el corazón. ​

Se emplea en casos de rinitis, urticaria, comezón de nariz, ojos y garganta o en el caso de picazón causada por alimentos, cosméticos, picaduras de insectos, hiedra, etc., es decir en caso de cuadros alérgicos.

Es un medicamento muy bien absorbido luego de la ingesta vía oral o parenteral, metabolizado a nivel hepático y eliminado del organismo por la vía renal.

Tiene vida media de doce a quince horas y su acción dura entre cuatro y veinticuatro horas.

Es un fármaco que produce sueño y que debe evitarse durante el embarazo, la lactancia, en niños menores de un año y en personas que realizan actividades que requieren suma concentración.

La clorfeniramina, se puede emplear sola o asociada con otros productos farmacológicos para diferentes afecciones y molestias, por ejemplo, el alivio de la rinitis primaveral, el resfriado común y diferentes alergias. La clorfeniramina jarabe sirve para la tos cuando es combinada con otras sustancias.

Tal es el caso de la presentación de CLORFENIRAMINA + DIHIDROCODEÍNA + SEUDOEFEDRINA, que tiene propiedades antihistamínicas, antitusivas y descongestionantes.

Este producto combinado se emplea para el alivio de la tos, la congestión causada por el resfriado común, algunos síntomas de alergia y otras infecciones de tipo respiratorio.

Este medicamento no se emplea por si solo para curar infecciones o tos y también puede prescribirse en otros casos, dependiendo del criterio del médico especialista.

Suele emplearse mayormente por vía sistémica, aunque existen presentaciones de uso tópico, para los ojos, los oídos, las manos y la piel.

Mecanismo de acción

Estos antagonistas compiten con la histamina en los receptores H1 ubicados en el tracto digestivo, útero, grandes vasos y los músculos lisos de los bronquios.

Cercar o bloquear estos receptores, inhibe o suprime la aparición del prurito, el edema y la vasodilatación, que ocurre debido a la acción de la histamina.

Algunos bloqueantes H1 de histamina presentan efectos anticolinérgicos (sequedad de boca, constipación intestinal, visión borrosa, sudoración, etc), debidos a su acción de inhibir los efectos producidos por la acetilcolina en el sistema nervioso central y periférico.

Sin embargo, este tipo de efecto en la clorfeniramina son bastante leves o moderados y al ser administrada de manera prolongada puede causar tolerancia a la misma.

Farmacocinética

La clorfenamina es un producto que se administra oralmente, vía subcutánea, intramuscular o venosa, además de presentaciones de uso tópico.

En cuanto a la ingesta por vía oral, el medicamento es muy bien absorbido, aun cuando algunos alimentos pueden retrasarla.

Sin embargo, esto no afecta la biodisponibilidad, es decir la velocidad a la que llega hasta el tejido o área sobre el que debe actuar.

La acción antialérgica del medicamento puede apreciarse en los sesenta minutos posteriores a la ingesta y a las seis horas es su máxima.

Las concentraciones plasmáticas máximas pueden ser detectadas a las dos horas de recibir la dosis. Su efecto tiene una duración entre cuatro y ocho horas.

Es un producto farmacológico que se distribuye eficazmente por los tejidos y fluidos del cuerpo, puede cruzar la barrera placentaria y puede excretarse en la leche materna.

Se metaboliza de forma rápida, en la mucosa gástrica y a su paso por la vía hepática, posteriormente es eliminada a través de la orina.

El tiempo varía dependiendo de la cantidad de orina que se excreta y la edad del individuo.

En los adultos tarda entre veinte y veinticuatro horas, en niños entre diez y doce horas, en el caso de pacientes con insuficiencia renal, el tiempo depende del grado de la afección, superando las trescientas horas.

¿Para qué se usa la clorfeniramina jarabe?

El especialista lo prescribe en el caso de:

  • Rinitis alérgica estacional
  • Rinitis alérgica perenne
  • Rinitis vasomotora
  • Alergias cutáneas no complicadas
  • Rinorrea o goteo nasal, es un exceso de líquido que drena por la nariz y que va desde un líquido claro a un moco denso.
  • Urticaria o lesiones cutáneas causadas por reacciones a comidas, medicamentos o agentes irritantes.

Otros usos de este medicamento

La clorfeniramina puede ser recetada por el especialista para otro tipo de afecciones y dolencias que no se indicaron anteriormente:

  • Angioedema (edema angioneurótico)
  • Eccema alérgico
  • Dermatitis atópica y de contacto
  • Reacciones de hipersensibilidad a medicamentos
  • Reacciones anafilácticas, aplicado con epinefrin
  • Conjuntivitis alérgica

Marcas comerciales

El principio activo clorfeniramina, podemos encontrarlo en el mercado bajo diferentes nombres y marcas comerciales:

  • Aller-Chlor
  • Aller-Chlor Syrup
  • Chlo-Amine
  • Chlor-Trimeton 12 Hour Allergy
  • Chlor-Trimeton 4 Hour Allergy
  • Chlor-Trimeton 8 Hour Allergy
  • Chlor-Trimeton Allergy Syrup
  • Polaramine
  • Polaramine Repetabs
  • Polaramine Syrup
  • Teldrin Allergy

Marcas de producto combinados

Algunas marcas comerciales que asocian clorfeniramina y otros productos:

  • Actifed Cold and Allergy (clorfeniramina + fenilefrina)
  • Actifed Cold and Sinus (clorfeniramina + pseudoefedrina + acetaminofén)
  • Ah-Chew (clorfeniramina + metscopolamina + fenilefrina)
  • Alka-Seltzer Plus Cold Medicine Liqui-Gels (clorfeniramina + acetaminofén + pseudoefedrina).

Posología

La dosis depende de la afección que se quiere prevenir o tratar y de la presentación del producto farmacológico.

1-En el caso de conjuntivitis alérgica, rinitis, fiebre del heno, resfriado común y otras alergias:

Clorfeniramina jarabe

Pacientes adultos y mayores de 12 años: se recomienda entre 5 y 10 mililitros cada 4 a 6 horas. Con dosis máximas de 24 miligramos al día.

Pacientes pediátricos de 6 a 11 años:  entre 2,5 a 5 mililitros cada 4 a 6 horas. Con dosis máximas de 12 miligramos al día.

Pacientes pediátricos de 2 a 6 años: 2,5 ml cada 4 a 6 horas y dosis máximas de seis miligramos al día.

Comprimidos

Pacientes adultos y adolescentes: se aconseja 4 miligramos vía oral, cada cuatro a seis horas. Se permite un máximo de 24 miligramos al día.

Pacientes pediátricos de 6 a 12 años:  2 miligramos cada 4 o 6 horas. Se recomienda un máximo de 12 miligramos al día.

Pacientes pediátricos de 2 a 5 años: 1 mg vía oral, tomado cada 4 o 6 horas. Se aconseja un máximo de 6 miligramos al día.

Administración subcutánea

Pacientes pediátricos < 6 años:  87.5 µg/kg o 2.5 mg/m² s.c. cuatro veces al día. Se aconseja hasta 12 mg/día.

Administración intramuscular, intravenosa o subcutánea

Pacientes adultos y adolescentes: dosis recomendada de 10 a 20 miligramos en una dosis única. Máximo de 40 miligramos en 24 horas.

2-En casos de anafilaxia, administrado en conjunto con epinefrina:

Administración intravenosa

Pacientes adultos y adolescentes: se indica entre 10 y 20 miligramos en un bolo intravenosos en un minuto. No se administre cantidades superiores a 40 miligramos en veinticuatro horas.

En estos casos no es recomendable la administración subcutánea o intramuscular, pues la anafilaxia suele alterar la absorción del fármaco por estas vías.

Administración del fármaco vía oral

Pacientes adultos: entre 4 y 8 miligramos, tres veces al día. Suele ser eficaz en casi todos lo casos, para mantener bajo control las náuseas y el vómito.

Dosis máximas

Existen un límite en la cantidad de medicamento que puede administrarse diariamente, lo recomendado es:

Pacientes adultos: hasta 24 miligramos vía oral y 40 miligramos vía intramuscular, subcutánea o intravenoso.

Pacientes pediátricos > 6 años:  12 miligramos diario por vía oral o subcutánea.

Pacientes pediátricos de 2 a 5 años: 4 miligramos al día por vía oral.

Enfermos renales, aun cuando requieren hemodiálisis: no necesitan ajustes en las dosis.

Insuficiencia hepática: la dosis se ajusta dependiendo del grado de la dolencia hepática y la respuesta clínica al tratamiento.

Si olvido una dosis

Si está en tratamiento con clorfeniramina jarabe u otra presentación  y olvidó tomar la dosis correspondiente, puede tomarla cuando recuerde. En el caso de estar próxima la hora de la otra dosis, simplemente no tome la que olvido y continúe con su tratamiento normal.

No tome la dosis del medicamento doble para compensar la faltante, esto puede comprometer su salud.

En caso de sobredosis

En el caso de administrar dosis muy elevadas o en niños muy pequeños, puede ocurrir una estimulación del SNC, que causa efectos secundarios graves, estos incluyen:  alucinaciones, ataxia, insomnio, palpitaciones, psicosis y convulsiones.

Se recomienda llamar a emergencias o acudir al centro de salud más cercano para ser atendido por el área de emergencias, si el paciente esta desmayado, tiene problemas para respirar, no se despierta o convulsiona.

Forma de uso del medicamento

-La clorfeniramina en tabletas y cápsulas, tabletas masticables y en jarabe, todas de administración por vía oral, se administran cada cuatro o seis horas, dependiendo del caso.

-Las tabletas y las cápsulas de liberación prolongada se administran vía oral cada doce horas, preferiblemente en la mañana y la noche, esto sujeto a las indicaciones del médico y las necesidades del paciente.

-No modifique o cambie las indicaciones del médico tratante, siga sus instrucciones y si surgen dudas, consulte. Evite aumentar o disminuir las dosis, la frecuencia y duración del tratamiento.

-En el caso de la clorfeniramina asociada con otros fármacos, ya sean reductores de la fiebre o del dolor, expectorantes, supresores y descongestivos, debe apegarse a las indicaciones del médico y no mezclar con otros fármacos que contengan los mismos ingredientes activos, para evitar una sobredosis.

-Este tipo de productos combinado causan efectos adversos graves a niños pequeños, por lo que no son indicados para menores de cuatro años.  En el caso de pacientes pediátricos entre 4 y 11 años, úselos con precaución y siga al pie de la letra las indicaciones del médico.

-Es importante cerciorarse si el producto que va a suministrar a un niño es adecuado para su edad, lea detenidamente la etiqueta y verifique que sea de uso pediátrico. No dé a los niños productos con clorfeniramina que sean elaborados para adultos.

-No exceda la dosis del paciente pediátrico, pues el medico la ajusta según su peso y edad, consulte con el especialista en caso de dudas.

-En caso de usar clorfeniramina en jarabe, utilice la cuchara o vaso medidor que generalmente bien con el medicamento o aquella especialmente diseñadas para medicinas, no emplee las que normalmente utilizamos a la hora de comer.

-Cuando tome tabletas o cápsulas de liberación prolongada, no las triture, mastique, abra o pique.  tráguelas enteras. No las parta, triture, mastique, ni abra la capsula o tableta.

Efectos adversos que puede causar

La clorfeniramina como muchas otras antihistaminas de primera generación, causa ciertos efectos adversos, sin embargo, no ocurre en todos los pacientes. Algunos de los más usuales son:

  • Sedación y somnolencia
  • Mareos
  • Cefaleas
  • Debilidad muscular
  • Aumento de las secreciones bronquiales
  • Xerostomía
  • Retención urinaria
  • Midriasis
  • Visión borrosa
  • Náuseas y vómitos
  • Constipación
  • Dolor abdominal.
  • Taquicardia sinusal
  • Extrasístoles
  • Palpitaciones
  • Arritmias cardíacas.
  • Hipotensión o hipertensión (con poca significancia clínica).
  • Disfunciones hematológicas: agranulocitosis, anemia aplásica y trombocitopenia (poco usual)

Muchos de estos efectos secundarios desaparecen en unos días, sin embargo, si se mantienen o empeoran es necesario comunicarse con su médico cuanto antes, este decidirá si reduce la dosis del medicamento o lo sustituye por otro antihistamínico.

Cuando presente efectos secundarios ligados al tracto digestivo, tome el fármaco con un poco de leche o durante una comida liviana, esto suele aliviar estas molestias.

Es importante vigilar a los adultos mayores mientras dure el tratamiento, pues esta población es más susceptible a las reacciones adversas, que los demás.

Interacciones

Los productos farmacológicos pueden reaccionar al asociarse con otros medicamentos, alimentos y productos. Algunos de los medicamentos que interaccionan con la clorfeniramina jarabe, comprimidos o solución, son:

  • Inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO): medicamentos antidepresivos más antiguos del mercado, incluyen la furazolidona, isocarboxazida, sulfato de fenelzina, sulfato de tranilcipromina, entre otros.
  • Alcohol
  • Barbitúricos
  • Tranquilizantes, somníferos y fármacos ansiolíticos.

Precauciones

Es importante que tome ciertas precauciones antes de iniciar el tratamiento con la clorfeniramina, ya que es un medicamento de uso delicado.

Lea atentamente la siguiente lista, sin embargo, su médico se encargará de informarle:

-Informe a su médico tratante o al farmacéutico si usted presenta alergia o hipersensibilidad a la clorfeniramina, otros ingredientes del producto u otros fármacos.

-Indique todos los medicamentos con o sin receta que está tomando o ha tomado recientemente.

Sobretodo productos para aliviar resfriados, fiebre del heno o alergia estacional, ansiolíticos, antidepresivos, anticonvulsivos, relajantes musculares, analgésicos narcóticos, sedantes y tranquilizantes.

También especifique productos naturales, suplementos vitamínicos, etc.

-Comunique a su especialista si padece asma, enfisema, bronquitis crónica o cualquier otra dolencia pulmonar.

-Es necesario indicar si usted sufre de:

  • Glaucoma.
  • Úlceras
  • Diabetes
  • Agrandamiento de la próstata
  • Afecciones cardiacas
  • Hipertensión (presión arterial alta)
  • Convulsiones
  • Hipertiroidismo o glándula tiroides hiperactiva

-Si está embarazada o en etapa de lactancia es necesario que lo comuníque a su doctor.

-Notifique si tiene planificada alguna cirugía, incluyendo cualquier procedimiento odontológico.

-Es importante que se informe de los efectos secundarios que este medicamento produce, para evitar actividades que puedan poner en riesgo su vida y la de otros.

Contraindicaciones

Como otros productos farmacológicos la clorfeniramina jarabe tiene ciertas contraindicaciones:

1-Este medicamento no es recomendado en pacientes con ataques agudos de asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), pues suele espesar las secreciones bronquiales.

Sin embargo, no se descarta del todo en individuos con asma que presentan algún componente alérgico.

2-La clorfeniramina está clasificada como categoría B de riesgo en el embarazo, esta indica que no se tienen evidencias de riesgo en la especie humana, sin embargo, no hay suficientes estudios realizados en mujeres en etapa de gestación.

Por lo tanto, no se aconseja tomarla durante el embarazo, salvo que su médico lo considere necesario y los beneficios sean superiores a los riesgos que conlleva.

En este caso la ingesta debe ser por el menor tiempo posible y no emplee en caso de síntomas del resfriado común.

Es importante indicar que esta medicina no debe ser empleada dos semanas antes del parto, para descartar una posible relación entre la ingesta de la clorfeniramina y la fibrolasia retrolenticular que se registra en ciertos bebes prematuros.

3-Puede causar algunos efectos secundarios en los lactantes, por lo tanto, su uso mientras se amamanta no es aconsejable, de lo contrario debe ser indicado y supervisado por un médico.

Algunos lactantes cuyas madres fueron tratadas con la clorfeniramina presentaron efectos adversos que incluyen irritabilidad, llanto continuo, alteraciones del sueño e hiperexcitabilidad.

En el caso de ser necesario la ingesta del fármaco durante la lactancia, procure tomarlo después del último pecho en la noche y no amamantar hasta la mañana siguiente.

Se recomienda, si es posible recurrir a la formula o lactancia artificial.

4-La clorfeniramina es un medicamento que puede ocasionar una estimulación paradójica del sistema nervioso central, en niños muy pequeños o neonatos que pueden ser bastante peligrosa, causando en alguno casos convulsiones.

Evite administrar a menores de seis años, este tratamiento debe ser indicado por un médico especialista.

5-Este medicamento no debe emplearse en personas que padezcan glaucoma de ángulo cerrado, ya que puede causar un incremento en la presión intraocular que puede provocar un ataque agudo de glaucoma.

6-Es importante tener precaución con pacientes de la tercera edad, pues al ser tratados con la clorfeniramina jarabe o en cualquiera de sus presentaciones, son más susceptibles a la aparición de un glaucoma no diagnosticado, sequedad ocular y visión borrosa.

7-Existen algunos pacientes que presentan un agravamiento de los síntomas causados por la obstrucción de la vejiga o del íleon, hiperplasia benigna de próstata o retención urinaria, esto debido a los efectos anticolinérgicos.

8-La clorfeniramina es metabolizada en el hígado, por lo que aquellas personas que presentan afecciones del mismo deben tener un tratamiento con una dosis distinta, supervisando la función hepática y la aparición de efectos adversos.

9-Aquellos pacientes con enfermedades cardíacas deben emplear este medicamento con precaución, ya que puede causarles taquicardia, hipotensión y arritmias.

10-Este antihistamínico causa somnolencia, por lo tanto, aquellas personas que manipulan algún tipo de maquinarias, conducen vehículos o realizan labores que requieren concentración, deben tomar previsiones mientras dure el tratamiento.

Evite poner en riesgo su vida y la de otros.

En el caso de los adultos mayores es importante tener presente también este efecto secundario, que suele ser común en todos los antihistamínicos de primera generación.

11-No administrar la clorfeniramina jarabe u otra presentación en conjunto con inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAOs).

Es recomendable no indicar los antagonistas H1 de histamina, hasta pasar dos semanas de haber tomado por última vez dosis del tratamiento con IMAOs.

12-Existen otros fármacos que pueden acentuar la actividad anticolinérgica de este antihistamínico, por ejemplo los antidepresivos tricíclicos, las fenotiazinas  y la benzotropina.

13-No se recomienda combinar con fármacos que deprimen el sistema nervioso central, por ejemplo, la entacapona, los barbitúricos, los ansiolíticos, sedantes e hipnóticos, opiáceos, nalbufina, pentazocina y antihistamínicos H1.

Los efectos de estos fármacos aunados a los efectos sedantes de la clorfeniramina jarabe, aun cuando son suaves, puede causar una depresión severa del sistema nervioso central.

14-Existen antihistamínicos de segunda generación, que incluyen el astemizol, la loratadina o la terfenadina, que no influyen ni intensifican los efectos sedantes de la clorfeniramina.

15-Evite el consumo de bebidas alcohólicas mientras reciba un tratamiento con clorfeniramina, puede causar fuertes somnolencias, por los efectos sedantes que tiene el fármaco.  somnolencia.

Dieta durante el tratamiento

Algunos antihistamínicos, en este caso clorfeniramina jarabe,   pueden aumentar las ganas de comer, esto debido a su capacidad de inhibir los receptores H1 en el sistema nervioso central.

No abuse en la cantidad de alimentos y mantenga una alimentación balanceada y saludable. Solo se realiza alguna dieta especial si su médico lo indica.

Almacenar, conservar o desechar

Tome en cuenta las siguientes recomendaciones para manipular la clorfeniramina jarabe de forma adecuada:

  • Mantenga el producto en su envase original y bien cerrado
  • Evite dejar a la vista y alcance de los niños y mascotas.
  • Conserve a temperatura ambiente, lejos del calor, el frio y la humedad excesiva.
  • No congele
  • Evite guardar en el baño.
  • No utilice si está vencido.
  • Cuando deseche el medicamento, no lo arroje a los desechos domésticos o al desagüe, esto contamina el ambiente. Infórmese como hacerlo de manera correcta y adecuada.

Si te agradó este artículo, visita los siguientes: