Causas de la infertilidad femenina

Un tema muy recurrente en las consultas médicas — y afrontado por muchas parejas — son las causas dee la infertilidad femenina. Y, al lado del diagnóstico, siempre y en toda circunstancia brota la pregunta: ¿cuál es la causa de ese mal? ¿Tiene cura o bien tratamiento?

Lo cierto es que pueden ser múltiples las causas de la infertilidad femenina, y están relacionadas tanto con factores internos del propio cuerpo como con factores externos, como infecciones, por poner un ejemplo.

Además de esto, al contrario a lo que muchos creen, esta condición sostiene una proporción equilibrada entre los 2 sexos, esto es, ocurre con exactamente la misma frecuencia tanto en hombres como en mujeres.

En el artículo de el día de hoy, hablaremos un tanto más sobre la infertilidad femenina, sus posibles causas y tratamientos.

Causas de la infertilidad femenina ¿Qué es la infertilidad femenina?

Ya antes de charlar de las causas de la infertilidad femenina , es esencial que conozcamos mejor esta situación y sepamos de qué manera se diagnostica.

Esencialmente, la infertilidad es la complejidad que una persona debe concebir o bien hacer una gestación. Esto es, no solo las parejas que tienen contrariedades en la fecundación y también implantación del óvulo, sino más bien asimismo las que padecen pérdidas gestacionales recurrentes.

En este sentido, existen 2 géneros de infertilidad:

Primaria: cuando no hubo gestación anterior.

Secundaria: cuando la mujer ya ha estado encinta. Eso quiere decir que el hecho de que la mujer haya tenido otros hijos ya antes no garantiza una condición de fecundidad para otro embarazo.

Diagnóstico de causas de la infertilidad demenina

Muchas parejas procuran quedarse embarazadas a lo largo de 4 o bien 6 meses, no pueden, y ya se atemorizan pensando que tienen algún inconveniente de infertilidad. ¡Mas eso no es cierto! La probabilidad de que una pareja fértil se quede encinta es del quince por ciento al veinticinco por ciento al mes de intento.

Por ende, puede llevar hasta un año a fin de que la pareja logre el tan aguardado embarazo. ¡Y eso es completamente normal!

En verdad, las investigaciones y el diagnóstico de infertilidad se efectúan para aquellas parejas que, en edad fértil, no pueden quedarse embarazadas en cuando menos un año de intentos con vida sexual activa (por lo menos un par de veces a la semana) y sin usar métodos anticonceptivos.
Entonces, al observar la infertilidad de la pareja, el médico va a poder — con la ayuda de exámenes clínicos y seguimiento-señalar el tratamiento más afirmativo para cada caso, que puede ser desde fármacos y cirugías hasta reproducción asistida.

Exactamente por esta razón, es fundamental que, una vez vistos Los síntomas, tanto la mujer como el hombre procuren ayuda médica para asegurar el tratamiento precoz y el restablecimiento de las condiciones de fecundidad.

¿Cuáles son las causas de la infertilidad femenina?

Endometriosis

La endometriosis no es más que el desarrollo anormal del endometrio — el tejido que cubre la cavidad interna del útero — y puede llegar a órganos esenciales para la reproducción, como las trompas y los ovarios.

Esto puede crear problemas en la ovulación y la fijación del óvulo tras la fecundación, aparte de contrariedades para transportar el óvulo fecundado.

Y entre los primordiales síntomas cabe destacar la presencia de cólicos intensos, dolor a lo largo de las relaciones íntimas y flujo menstrual intenso y también irregular.

En consecuencia, si se observa la presencia de uno o bien más síntomas, la asistencia médica es esencial para el diagnóstico precoz y el comienzo del tratamiento, que debe supervisar la progresión de la enfermedad.

Edad avanzada

La edad de la mujer es el primer factor pronóstico de infertilidad. Eso es pues la cantidad y calidad de los óvulos reducen con el paso del tiempo, reduciendo de este modo la posibilidad de un embarazo natural.

Todavía en el útero de la madre, un embrión femenino tiene cerca de veinte millones de óvulos. Mas el setenta y cinco por ciento de estos óvulos se pierden en el nacimiento y, tras el inicio de la regla, se pierden considerablemente más cada mes.

Entre los veinte y los treinta años, la mujer está en su culmen. A esa edad, solo el tres con cinco por ciento de ellas presentan infertilidad. No obstante, a los treinta y cinco años, la fecundidad ya comienza a reducir drásticamente: solo se dispone de un diez por ciento de las reservas de óvulos iniciales y la tasa de infertilidad es del once por ciento.

A los cuarenta años, este porcentaje de óvulos libres cae al dos con cinco por ciento , y la tasa de infertilidad llega al ochenta y siete por ciento . A los cincuenta años, prácticamente todas las mujeres ya no son fértiles.

Infecciones

Otra de las posibles causas de la infertilidad femenina son las infecciones pélvicas. Ocasionadas por hongos, virus o bien bacterias, pueden provocar cambios en las vías uterinas y otros órganos sexuales de las mujeres debido a la presencia de inflamaciones endometriales.

Eso hace que esos órganos pierdan sus funciones, lo que daña la fertilización y la implantación de los óvulos en el útero. Ocasionando de este modo la complejidad de concebir y una posible infertilidad.

Estas infecciones son con frecuencia asintomáticas. Por consiguiente, la visita periódica al ginecólogo es esencial para diagnosticar las infecciones ya antes de tiempo y, por consiguiente, para comenzar el tratamiento, eludiendo dificultades.

Síndrome del ovario poliquístico (SOP )

Como factor interno que puede entorpecer la ovulación, tenemos el síndrome del ovario policístico. En un caso así, los ovarios aumentan de tamaño debido a la acumulación de folículos estacionados, lo que causa quistes múltiples, dejando la ovulación — y, por ende, la regla — irregulares.

Como síntomas, aparte del ciclo menstrual irregular, se observa un incremento de peso y de oleosidad de la piel, aparte del incremento de vellos en el cuerpo debido a una mayor producción de hormonas masculinas.

En consecuencia, el tratamiento del síndrome se efectúa desde la administración de hormonas que estimulan la ovulación, incrementando de esta manera la posibilidad de que la mujer se quede encinta de forma natural.

 

En resumen, como se puede ver, existen muchas causas de la infertilidad femenina. Mas asimismo existen muchos tratamientos para revertir el cuadro y asistir a la pareja a buscar el embarazo.

Por ello, al primer signo de infertilidad, busque de forma inmediata a un médico para un diagnóstico más preciso y la indicación del tratamiento más conveniente para su caso.

Responder

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar