anemia infantil

Causas de la anemia infantil ¿Qué es y cómo combatirla con remedios caseros?

Al igual que en los adultos, las causas de la anemia infantil obedece al déficit de hierro en la sangre; su origen, se vincula a múltiples factores, mismos que dan pie a los diferentes tipo. En el caso de los infantes, es la ferropénica la más común de todas. A continuación, sus síntomas, características y tratamientos naturales para combatirla.

¿Qué es la anemia?

Se conoce bajo el término a la patología en la que existe una deficiencia de glóbulos rojos – células que tienen la responsabilidad de trasportar oxígeno a los tejidos – las estadísticas sugieren que al menos el 50% de los niños menores a tres años, padece la condición.

De todos los tipos de anemia existentes, es la ferropénica la más frecuente en recién nacidos, niños y adolescentes; en el caso de los primeros, se vincula al agotamiento de hierro almacenado en su organismo durante la gestación, mientras que en los otros dos escenarios, guarda relación con dietas pobres y el incremento de la demanda de nutrientes durante la etapa de crecimiento.

Causas de la anemia infantil

Pese a que la deficiencia de hierro es de las principales causas de la anemia infantil, también puede obedecer a:

  • Anomalías congénitas: mejor conocida como anemia falciforme es la patología desencadenada cuando ambos padres, heredan al feto dos genes anómalos, haciendo que sus glóbulos rojos se formen irregularmente.
  • Enfermedades: infecciones severas, deficiencia de vitamina B12 y ácido fólico repercuten en la capacidad de la médula ósea comprometiendo su normal funcionamiento y dando lugar a la aparición de anemia.
  • Pérdida de sangre: la médula ósea no capaz de compensar naturalmente grandes pérdidas de sangre, haciéndose imposible la sustitución de los glóbulos rojos en espacios cortos de tiempo.

¿Cuál es son los síntomas de la anemia infantil ?

Debido a que la condición se caracteriza por la inadecuada cantidad de glóbulos rojos circulando en los vasos sanguíneos, los niños que presentan la condición muestran palidez en la piel; asimismo, se les ven continuamente cansados, fatigados, mareados o con falta de ánimo, síntomas acompañados de:

  • Dolores de cabeza
  • Pulso a ritmo más acelerado del normal
  • Dificultad para concentrarse
  • Deficiencia en la capacidad de memoria y aprendizaje.

¿Cómo tratar la anemia infantil desde casa?

La dieta es factor elemental en el tratamiento de la anemia infantil, sobre todo, si la misma se relaciona a factores alimentarios; en este sentido, cobra mayor importancia el suministrarle al infante, alimentos ricos en vitamina B12 y en ácido fólico que le permitan absorber mejor el hierro. En contraparte, será necesario evitar el consumo de alimentos que contengan taninos, pues dificultan el metabolismo del mineral.

Alternativas caseras para combatirla

Los niños anémicos tienden a perder el apetito, de ahí que la primera medida a tomar será estimularlo ¿Cómo? eligiendo los alimentos adecuados para tal fin; entre tantas alternativas, el berro sobresale por ser una de las más efectivas, sea que se les suministre como parte de sopas, ensaladas o batidos.

Sin embargo, es bastante difícil encontrar a un niño que disfrute esta clase de alimentos, por lo que se plantean otras alternativas:

  • Cerezas: crudas o preparadas en mermelada, esta frutas se caracterizan por ser fuente vitamínica y mineral, incluyendo obviamente, el preciado hierro.
  • Cereales: los más recomendados son aquellos de tipo integral y bajo contenido de azúcares.
  • Frutos secos: indicados para niños mayores de 5 años, estos alimentos se caracterizan por su alto contenido de hierro, el cual además es de rápida absorción; incluyendo porciones de almendras, avellanas, nueces, pipas de girasol y pistachos al yogur, se tendrá la merienda perfecta con la que combatir una de las causas de la anemia infantil.
  • Frutos deshidratados: sean en postres o tipo papilla, dátiles, albaricoques y ciruelas pasas representan una gran opción para subir los niveles de glóbulos rojos en los niños.
  • Calabaza: en papilla o compota, el consumo del alimento está súper indicado en el tratamiento de la anemia infantil; aunque ya es deliciosos su puré, combinándole con manzana, orejones y pasas se prepara el postre ideal en un procedimiento tan sencillo como, cocer todos los ingredientes dentro de un cazo, y una vez blando, aplastar con un tenedor hasta conseguir una crema uniforme.

Leave a Reply