Carcinoma de tiroides – .

¬ŅQu√© es la tiroides?

La tiroides es una peque√Īa gl√°ndula en forma de mariposa ubicada inmediatamente debajo de la manzana de Ad√°n, que desempe√Īa un papel clave en el control del metabolismo a trav√©s de la producci√≥n de hormonas tiroideas (T4 y T3), sustancias que, a trav√©s de la sangre, llegan a todos los distritos del nuestro organismo La funci√≥n de esta gl√°ndula est√° regulada por la gl√°ndula pituitaria (una gl√°ndula peque√Īa ubicada en la base del cr√°neo), que act√ļa sobre la tiroides a trav√©s de la "hormona estimulante de la tiroides" (TSH). La funci√≥n correcta de la tiroides requiere un suministro adecuado de yodo, cuya falta es responsable de la aparici√≥n de un bocio simple o nodular.

¬ŅQu√© es el c√°ncer de tiroides?

El carcinoma de tiroides se considera una neoplasia rara, ya que constituye el 2% de todos los c√°nceres. Puede ocurrir en todas las edades, con una incidencia m√°xima entre 25 y 60 a√Īos y con una mayor prevalencia en mujeres. Estas neoplasias, por otro lado, son muy raras en los ni√Īos. La supervivencia es muy alta, superior al 90% a los 5 a√Īos en formas diferenciadas.

Los tumores tiroideos se originan en la mayoría de los casos de células foliculares (que forman el tejido tiroideo junto con las células parafoliculares o C) y se dividen en:

carcinoma papilar: es la forma más frecuente de carcinoma diferenciado de tiroides (alrededor del 75%). Presenta un crecimiento lento y puede dar lugar a metástasis que afectan los ganglios linfáticos del cuello. En algunos pacientes, el tumor es multifocal y puede afectar ambos lóbulos de la tiroides.

carcinoma folicular: representa aproximadamente el 15% de los carcinomas de tiroides diferenciados y puede dar lugar a met√°stasis a distancia. Afecta principalmente a personas mayores de 50 a√Īos. – carcinoma anapl√°sico: es un tipo raro de tumor (<1% de los tumores de tiroides) pero particularmente agresivo y dif√≠cil de manejar, ya que produce met√°stasis a una distancia muy temprana.

carcinoma medular: se origina en las c√©lulas parafoliculares (o c√©lulas C) y se caracteriza por la presencia de altos niveles circulantes de calcitonina. Este tumor puede tener un patr√≥n familiar y puede ser la manifestaci√≥n de s√≠ndromes gen√©ticos como el s√≠ndrome neopl√°sico m√ļltiple tipo 2 (MEN2).

¬ŅCu√°les son los factores de riesgo para el c√°ncer de tiroides?

Un factor de riesgo establecido para el c√°ncer diferenciado de tiroides es la exposici√≥n a la radiaci√≥n. De hecho, el c√°ncer de tiroides es m√°s com√ļn en personas que reciben radioterapia en el cuello por otras neoplasias o est√°n expuestas a reca√≠das de material radiactivo, como sucedi√≥ despu√©s de la explosi√≥n de la central nuclear de Chernobyl.

¬ŅC√≥mo se hace el diagn√≥stico de carcinoma de tiroides?

El s√≠ntoma m√°s com√ļn del c√°ncer de tiroides es la respuesta a la palpaci√≥n u observaci√≥n de un n√≥dulo tiroideo. Sin embargo, solo el 3-5% de todos los n√≥dulos tiroideos son tumores malignos.
En algunos casos, en presencia de un carcinoma de tiroides, se pueden encontrar masas ganglionares linf√°ticas en la regi√≥n laterocervical tambi√©n de tama√Īo y consistencia importantes.

Una vez que se ha determinado la presencia de nódulos tiroideos, generalmente se llevan a cabo más investigaciones de diagnóstico, en particular:

  • Evaluaci√≥n de la funci√≥n de la gl√°ndula: se lleva a cabo midiendo los niveles circulantes de TSH, FT4 y FT3, as√≠ como los anticuerpos contra Tireoglobulin y anti Thireoperoxidase. La dosis de tiroglobulina no sirve de nada.
  • ecograf√≠a tiroidea: es el examen radiol√≥gico de primera elecci√≥n. De ejecuci√≥n simple, permite evaluar tanto las dimensiones como las caracter√≠sticas ecoestructurales de los n√≥dulos. La presencia de microcalcificaciones, de vasculatura intranodular y la irregularidad de los m√°rgenes del n√≥dulo constituyen signos de sospecha de ultrasonido.
  • aspiraci√≥n con aguja fina: se indica en presencia de un solo n√≥dulo o un n√≥dulo sospechoso en un bocio multinodular. La muestra de c√©lulas as√≠ recogida se somete a un examen citol√≥gico que permite distinguir, en un buen n√ļmero de casos, un n√≥dulo benigno de un n√≥dulo maligno.
  • gammagraf√≠a tiroidea: proporciona informaci√≥n importante sobre el comportamiento funcional de la tiroides y los n√≥dulos tiroideos, en particular en los casos en que el examen citol√≥gico se considera dudoso. Es una prueba muy simple, basada en la administraci√≥n intravenosa de un marcador radioactivo (99mTc-pertecnetato) que es capturado de manera electiva por las c√©lulas tiroideas.
  • medici√≥n de los niveles de calcitonina, una sustancia que representa el marcador espec√≠fico del carcinoma medular de tiroides. En el caso de niveles dudosos de calcitonina, puede estar indicada una prueba de est√≠mulo con calcio o con penta gastrina, bajo el r√©gimen de hospital de d√≠a.
  • Pruebas gen√©ticas: la ejecuci√≥n puede estar indicada en el caso de un carcinoma medular de tiroides, ya que este tipo de tumor puede tener un curso familiar y ser parte de s√≠ndromes gen√©ticos como el s√≠ndrome neopl√°sico endocrino tipo 2 (MEN2).
  • TAC, RMN y PET / CT: permiten la estadificaci√≥n del tumor mediante la identificaci√≥n de los posibles sitios de propagaci√≥n de la enfermedad.

. Cancer Center Nuclear Medicine también puede realizar PET / CT con 18F-DOPA: este nuevo método se basa en la característica de las células neoplásicas para capturar y acumular aminoácidos. Se están realizando estudios para determinar la confiabilidad diagnóstica de este método, que sin embargo ya ha demostrado una buena sensibilidad y precisión.

¬ŅCu√°les son los tratamientos para el c√°ncer de tiroides?

Existen varios tipos de tratamientos, que se pueden dividir en quir√ļrgicos y no quir√ļrgicos.

Tratamientos quirurgicos

En todos los casos de c√°ncer de tiroides, la cirug√≠a es la primera opci√≥n terap√©utica. En general, la tiroidectom√≠a total se realiza de forma rutinaria en presencia de c√°ncer de tiroides. La linfadenectom√≠a del compartimento central siempre se realiza en presencia de un carcinoma medular, mientras que en presencia de un carcinoma diferenciado (folicular o papilar) se realiza solo si intraoperatoriamente hay sospecha de ganglios linf√°ticos para met√°stasis o aumento de tama√Īo.

También se presta especial atención al resultado estético, gracias al uso de suturas intradérmicas con material reabsorbible y la recomendación de masajes postoperatorios para heridas con cremas dedicadas para reducir la incidencia de cicatrices hipertróficas.

En . Cancer Center, tambi√©n se realiza una cirug√≠a asistida por video m√≠nimamente invasiva, aunque su indicaci√≥n se limita a casos seleccionados: pacientes con tiroides peque√Īa, con un tumor peque√Īo y en ausencia de trastornos tiroideos concomitantes (tiroiditis, intervenciones previas, bocio grande) ).

Tratamientos no quir√ļrgicos

Después de la tiroidectomía, generalmente se indica la ablación del residuo tiroideo con yodo-131. El propósito de Terapia radiometabólica con yodo 131 es destruir el tejido tiroideo normal, que casi siempre es residual incluso después de una tiroidectomía total y eliminar cualquier microfocola neoplásico presente dentro de los residuos tiroideos o en otros sitios. Un segundo objetivo de esta terapia es hacer que el seguimiento sea más efectivo a través de la medición de tiroglobulina sérica y la posible ejecución de una gammagrafía de cuerpo completo con yodo 131. La terapia radiometabólica solo se puede realizar en instalaciones autorizadas para el uso terapéutico de yodo. 131 y debe realizarse en un "refugio protegido", en habitaciones dedicadas a la medicina nuclear.

Radioterapia y quimioterapia. finalmente están indicados en el caso de tumores altamente agresivos e inoperables o en aquellos caracterizados por desdiferenciación.

¬ŅQu√© sucede despu√©s de que finaliza el tratamiento?

El seguimiento se diferencia seg√ļn el tipo de carcinoma de la tiran√≠a que se ha tratado.

Carcinoma diferenciado de tiroides: los pacientes tratados con hormona tiroidea (L-tiroxina) en una dosis tal como para mantener niveles reducidos de TSH, se someten periódicamente a ultrasonido del cuello y a la determinación de los niveles circulantes de TSH, FT4, FT3, anticuerpos contra tiroglobulina y tiroglobulina ( que es un buen marcador de enfermedad en el paciente con tiroidectomía). En casos seleccionados, también puede estar indicado evaluar la respuesta de tiroglobulina después de la estimulación con TSH humana recombinante o proceder con una gammagrafía corporal total con I131.

Carcinoma medular de tiroides: después de la intervención, los pacientes realizan una terapia con hormona tiroidea (L-tiroxina) para evitar el hipotiroidismo después de la extracción de la tiroides, y son reevaluados periódicamente después de la administración de TSH, FT4, FT3 y calcitonina.

ensayos

Estudio de fase I con aumento de dosis que implica la administración oral de S78454, inhibidor pan de histona-desacetilasas (HDAC), en combinación con radioterapia hipofraccionada en pacientes con tumores sólidos.

Buscar un Grupo de Whatsapp
.
Publicar Grupo Whatsapp

Ver Grupos Whatsapp

Responder

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web est√°n configurados para ¬ępermitir cookies¬Ľ y as√≠ ofrecerte la mejor experiencia de navegaci√≥n posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en ¬ęAceptar¬Ľ estar√°s dando tu consentimiento a esto.

Cerrar