Cáncer de cuello uterino: síntomas y tratamiento

El útero es un órgano genital femenino. fundamental para la reproducción porque es en él donde se desarrolla todo el embarazo. El útero puede verse afectado por tumores cancerosos de dos maneras: cáncer cervical y cáncer del endometrio. La primera puede afectar a las mujeres jóvenes, pero su riesgo de desarrollo aumenta con la edad. Su causa principal es Infección por VPH (virus del papiloma humano), responsable de las lesiones precancerosas.

Síntomas de cáncer cervical

El cáncer cervical es a menudo asintomáticoEs decir, no genera ninguna señal identificable, lo que puede llevar a muchos médicos a descartar incorrectamente la hipótesis de la enfermedad. Los síntomas que puede registrarse, como sangrado y dolor pélvico, también puede ser evidencia de otros trastornosEsto requiere un seguimiento regular por parte de un ginecólogo para que el diagnóstico se realice correctamente.

Los primeros síntomas del cáncer de cuello uterino

Los síntomas iniciales de la enfermedad son sangrado después de las relaciones sexuales y fuera del período menstrual y flujo vaginal de color oscuro y maloliente.

Síntomas avanzados de cáncer cervical

En etapas más avanzadas de cáncer cervical, se puede encontrar una masa palpable en la región uterina. Además, hay casos de sangrado más abundante, pérdida de apetito, dolor abdominal y obstrucción del tracto urinario, que causan infecciones.

Factores de riesgo de cáncer de cuello uterino

Los factores de riesgo para el cáncer cervical son: Infecciones por VPH u otras infecciones de transmisión sexual, relaciones sexuales con múltiples socios y el fumar. El cáncer cervical generalmente ocurre entre mujeres de 45 a 60 años. La contaminación ocurre esencialmente en el sexo sin protección. El VPH se transmite por el simple contacto de la piel y las membranas mucosas con el virus.

Diagnóstico de cáncer de cuello uterino

Cuando el ginecólogo sospecha el desarrollo de un cáncer, busca encontrar lesiones cervicales a través de exámenes. Si la sospecha persiste, un biopsia analizar el tejido uterino en un intento de identificar el origen de las lesiones. Si se confirma el cáncer, un examen de extensión será necesario, es decir, diferentes exámenes investigarán sobre posibles migraciones celulares cancerígeno para otras partes del cuerpo.

Tratamiento del cáncer cervicouterino

Teniendo en cuenta la clasificación tumoral establecido por el médico de acuerdo con los resultados presentados por el examen de extensión, son posibles diferentes tratamientos. Si la lesión no está bien desarrollada cuando se realiza el diagnóstico, se realizará un corte simple en forma de cono en el útero para extirpar el tumor.

En cuadros más avanzados, puede ser necesario extirpación completa del útero. La radioterapia también se puede recetar para complementar el tratamiento. En ciertas situaciones, el procedimiento quirúrgico se extiende a la ovarios, trompas de Falopio y ganglios para limpiar la región

El cáncer uterino tiene cura

Al igual que con todas las otras formas de cáncer, los tumores cervicales tienen más probabilidades de sanar si el diagnóstico se realiza temprano y el tratamiento se inicia de inmediato. Si se aplican tales condiciones, el la tasa de curación es de alrededor del 90%.

Prevención del Cáncer Cervical

La mejor manera de prevenir la aparición de cáncer cervical es prevenir la contaminación por VPH con uso del condón en todas las relaciones sexuales. Los exámenes ginecológicos periódicos también son cruciales para el diagnóstico temprano, lo que aumenta las posibilidades de éxito del tratamiento.

Buscar un Grupo de Whatsapp
.
Publicar Grupo Whatsapp

Ver Grupos Whatsapp

Responder

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar