Cafeína. Influencia del consumo sobre la salud

La cafeína y su influencia sobre la salud

La cafeína – la sustancia psicoactiva más consumida en el planeta- es una sustancia natural encontrada en una pluralidad de plantas como los granos de café y chocolate; así como en diversas hojas de té. Puede prosperar significativamente el desempeño físico y mental, en tanto que puede afectar a las células en todo el cuerpo, incluyendo las células musculares y cerebrales.

Tiene una estructura simular a la adenosina que, en el cerebro, actúa como un inhibidor del sistema nervioso. Para una célula inquieta, la cafeína semeja adenosina y por ende se conecta a los receptores de esta. El bloqueo de la adenosina provoca un estímulo y la glándula pituitaria libera hormonas que señalan a las glándulas suprarrenales que generan epinefrina. La actividad celular aumenta y los vasos sanguíneos cerebrales se contraen. De ahí que la cafeína se emplea en determinados fármacos para calmar la cefalea.

Se absorbe en sangre y tejidos anatómicos en más o menos cuarenta y cinco minutos, alcanza el pico en el torrente sanguíneo en una hora, donde continúa de cuatro a seis horas. Tras ser absorbida por el torrente sanguíneo, viaja al cerebro donde bloquea el neurotransmisor inhibidor de nombre adenosina. Cuando esto ocurre, la cantidad de neurotransmisores como dopamina y norepinefrina aumenta, incrementando asimismo los impulsos neuronales, ocasionando un efecto estimulante.

Ha probado que aumenta la producción de calor que ayuda a abrasar calorías. Muchos productos de adelgazamiento poseen cafeína. Estudios recientes han probado que ingerir cafeína ya antes del ejercicio expone la liberación de grasa ya antes y tras el adiestramiento en un treinta por ciento.

Los efectos de este estimulante natural en el cerebro

Múltiples estudios en humanos han probado que la cafeína mejora el funcionamiento general del cerebro, incluyendo la memoria, el humor, los niveles de energía, la atención y los tiempos de reacción. Asimismo puede progresar el desempeño físico, por término medio, entre el once por ciento y el doce por ciento , puesto que estimula la tasa metabólica entre el tres por ciento y el once por ciento , favoreciendo la supresión de grasa por la parte de las células grasas, dando como «comburente» ácidos grasos libres, y aumenta el nivel de epinefrina (adrenalina) en la sangre – la hormona asociada a la reacción «batallar o bien huir» – que prepara el cuerpo para un esmero físico intenso y aumenta el desempeño. Contiene endorfinas que amplían la sensación de bienestar. Puede influir en la activación de los músculos y en su resistencia, incluyendo el número de reiteraciones hechas con determinado peso.

La estimulación del sistema nervioso por la parte de la cafeína hace que los ejercicios físicos parezcan implicar menos esmero y dolor. En actividades de alta intensidad puede ayudar a potenciar la frecuencia y el poder de los movimientos de los diversos grupos musculares que se entrenan.

Leave a Reply