Bronceado: cómo calmar la piel después de las quemaduras solares

En verano, el momento perfecto para tomar el sol y relajarse en la playa, el sol puede convertirse en nuestro enemigo. Después del primer día de exposición al sol, muchos de nosotros nos quemamos. Aquí hay varias formas de aliviar el dolor de manera simple y rápida y restaurar una piel hermosa.

Esperamos el verano para poder tomar el sol y tomar el sol. Pero no es raro que el color dorado se convierta en un rojo feo acompañado de inflamación dolorosa y, en los casos más graves, fiebre, náuseas y mareos. A pesar de todas las cremas, aceites y píldoras bronceadoras existentes, cada verano es la misma historia: te quemas. Falta de atención, exposición prolongada, piel mal arreglada … Varios factores pueden ser responsables. Afortunadamente, tenemos algunos trucos para que la quemadura desaparezca. Sin embargo, no espere un resultado inmediato. Se necesitan al menos 3 días para tratar las quemaduras solares.

1. Gel de Aloe Vera: El aloe vera es una planta originaria de la Península Arábiga y África. Crema hidratante natural y antiinflamatoria, acelera la curación y alivia el dolor rápidamente. Aplique el gel de masaje directamente sobre las quemaduras solares. Use tres veces al día hasta que desaparezca el color rojizo de la piel.

2. Una cataplasma de yogur: Las quemaduras solares son responsables del dolor intenso. Para calmarlos necesitas refrescar la piel. Para eso, solo abre la nevera. Aplique una capa gruesa de yogur natural y déjelo reposar durante 15 minutos, luego enjuague con agua fría. Una buena forma de acabar con el dolor insoportable.

3. Jugo de papa: Los medicamentos no siempre son necesarios para tratar las quemaduras solares. Si no tiene puestas de sol, use una receta 100% natural. Simplemente mezcle una papa rallada, jugo de limón y una cucharada de aceite de oliva virgen. Aplique una capa gruesa de esta máscara sobre la quemadura y deje que funcione durante una hora, luego enjuague con agua. Rehaga la máscara por varios días.

4. Aceite hiperico: Las flores del hipérico, también conocido como hierba de San Juan, son famosas por sus beneficios curativos, calmantes y antisépticos. Deje las flores empapadas en aceite de oliva durante 15 días y luego extraiga el aceite esencial amasándolas. Filtre la mezcla y aplíquela a las quemaduras solares de 3 a 4 veces al día.

5. Frotar un tomate: Nada es mejor que un remedio natural para aliviar las quemaduras solares bajo ninguna circunstancia. Donde quiera que estés, solo consigue un tomate para tratar la quemadura. Para hacerlo, corta un pedazo y frótalo sobre la quemadura hasta que sientas los efectos. Además de ser una fuente de vitamina E y antioxidante, los tomates refrescarán la piel.

6. Use un pepino: Naturalmente rico en agua, el pepino es el tratamiento ideal contra las quemaduras solares. Córtalo en rodajas finas y colócalas sobre el área inflamada. Espera unos minutos Con la piel rehidratada con pepino, sentirá un alivio inmediato.

7. Beber agua: Simple pero indispensable. Beba mucha agua para rehidratar el cuerpo y compensar la pérdida. Este gesto te ayudará a soportar mejor el dolor y a que tu piel se recupere.

8. Una máscara de arcilla: La arcilla tiene acción curativa y también es un eficaz antiinflamatorio. Prefiere una arcilla verde o tierra arcillosa. Mezclar con agua y luego aplicar sobre la piel. Déjalo actuar durante dos horas (es aconsejable dejar una noche entera). Enjuague y el rojo de la piel desaparecerá.

Responder

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar