Las bodas marroquíes, se refieren a celebraciones donde prevalecen los hermosos colores llamativos y alegres, además de los variados ritos, que se deben cumplir previo y en el momento de la ceremonia, resultan ser un acontecimiento, majestuoso y único.

Boda marroquí

Bodas Marroquíes

Las Bodas marroquíes, son ceremonias que se realizan con gran colorido, por lo que son llamativas y a su vez encierran varias celebraciones. En las bodas marroquíes, los tonos vistosos y alegres son los principales elementos que intervienen en la celebración del gran día de boda de una pareja marroquí. (Ver Artículo: Bodas turcas)

Este estilo de boda, se realiza con tradiciones alegres y únicas que son propias de su territorio, en este majestuoso acontecimiento está presente en todo su esplendor, vistosos colores, brillos y por supuesto la novia, como la principal protagonista de esta ceremonia, además de degustar exquisitos alimentos tradicionales del país, donde la diversión, los cantos, las danzas y la alegría, son los principales aderezos a la boda marroquíes.

Dentro de las costumbres para celebración de una boda marroquí, la novia se cambia de traje en distintas ocasiones, mientras que se desarrolla la ceremonia conyugal, al igual como el acompañamiento de hermosas velas, candelabros y vistosos faroles, delicados y cómodos cojines bordados, una llamativa y colorida vajilla, que conjugan entre sí, creando un ambiente propio de este tipo de ceremonia.

Boda marroquí

Las bodas marroquíes, por lo general se incrementan en la estación de primavera y verano, es una época que los novios, eligen preferiblemente para contraer nupcias, y celebrar por todo lo alto un día tan importante en sus días como es su boda.

Estas ceremonias de origen marroquíes, presentan todo un protocolo y rituales que provienen de generación en generación, sin embargo, las familias se caracterizan por celebrar este acontecimiento, de acuerdo a sus gustos y estilos propios de sus vidas. (Ver Artículo: Matrimonio judío)

Origen de las bodas marroquíes

Cuenta la historia, de las ceremonias de estilo marroquí, que previamente al arribo del código del Estatuto Personal, aprobado en el año 1993; las mujeres en edad de casamiento, no tenían la opción de elegir a la pareja con quien contraería nupcias. La mujer, tampoco podía casarse sin la autorización de un Wali, que quiere decir tutor.

Boda marroquí

Antiguamente, la realización de un enlace matrimonial, se daba inicio siete días previos, a la fecha de la celebración de la boda marroquí; durante estos días cada uno,  tiene un significado y acto distinto que lo realizan tantos familiares como amigos. Durante estos siete días, se comenzaba el festejo con:

Petición de la mano, era la primera reunión donde la pareja se encontraba, en este acto estaban presentes las familias de los contrayentes. Por tradición la familia del novio le entrega como regalo a la novia azúcar, flores, telas para que confeccionar un vestido tradicional conocido como takchita.

El primer día está apreciado, como el comienzo en la vida de una mujer, es donde se procede a purificar a la futura esposa con el tradicional hammam, que se refiere a un baño turco, se hace en compañía de sus mejores amigas y mujeres de la familia.

El segundo día, se realiza un rito de protección, donde se plasman tatuajes de henna, con versículos del Corán, que tendrán el propósito de alejar el mal de ojo.

Bodas marroquí

El tercer día, es el gran acontecimiento, de la boda, la pareja de novios se dispondrá en un cortejo de un sillón central, la boda será cortejada con cantos, bailes y cambios de trajes de la novia.

Esta es la historia de proceso para la celebración de una boda marroquíes, más adelante les estaremos narrando con más detalles sobre estos aspectos, mencionados de forma reducida.

Tradiciones de una boda marroquí

Marruecos, es una nación que tiene sus raíces históricas y tradicionales marcadas desde sus tiempos pasados, y su cultura siempre estará presente en las celebraciones de sus bodas, cuenta con una gama de elementos y costumbres ancestrales, como viene a ser el aspecto religioso, por lo que las uniones conyugales se celebran más de un día, además con gran significado la espectacularidad y belleza que tenga la mujer; la unión de las familias y los novios.

Bodas marroquí

Entre sus tradicionales rituales, se comienza con la petición de mano, que consiste en el primer encuentro entre las familias. Este acto depende, de la cultura particular de la familia, en todo caso, puede ocurrir que el padre del novio formalice una reunión con la familia de la contrayente.

Muchos de los casos y según sus costumbres, también puede suceder que la madre del novio, sea la que realice la primera visita a su futura consuegra, con la finalidad de efectuar la petición de la mano de la novia.

La reunión con los miembros familiares del novio y de la novia, tiene un sólo significado que es la confirmación de la boda marroquí.

Acto seguido, se concreta fijando la fecha de la boda, de acuerdo a las situación económica del novio, y establecer la dote que va destinada a la novia, a su familia, o bien a la familia de los dos.

Boda marroquí

El verdadero significado de la dote, pretende garantizar el futuro financiero y económico de la futura esposa, por lo que el novio contribuye con dinero o joyas, pero si la unión matrimonial sucede en parejas que tienen desigualdades económicas, el contrayente puede ofrecer animales como camellos u otros que representen valor.

Luego, el segundo día, se procede con el siguiente paso, que es la purificación de la novia, debido a que va a entrar en otra etapa de la vida, debe de cumplir con el ritual de purificación y protección, conocido como Hammam, (baño turco)  la novia asiste a un baño que públicamente, está acompañada con sus amigas y las mujeres de la familia más allegadas, donde se realiza el acto de limpieza, la embadurnan de exquisitos aceites,  entonando canciones propias de  boda.

Durante este día, la novia luce un hermoso vestido de color verde, también se realiza el ritual conocido como henna, que se refiere en plasmar en sus manos, dedos  y piernas, tatuajes con distintos diseños de formas geométricas y florales, así como algunos pasajes que se encuentran escritos en el Corán.

Boda marroquí

Igualmente, otros miembros de la familia y amigos, pueden tatuarse las manos y los dedos, como símbolo de augurios de prosperidad y bienestar a la futura pareja de novios.

Luego, de este ritual, se da inicio a una comida familiar, que tiene como significado, una parte de la intimidad de la ceremonia y la majestuosidad de la celebración que les espera el próximo día. Llegando el ocaso, la novia se dirige en compañía de las mujeres más allegada, para prepararse para el acontecimiento. (Ver Artículo: Matrimonio islámico)

El día más esperado para la celebración de la gran boda marroquí, es el tercer día, que por lo general, se dan inicio alrededor de las nueve de la noche, a partir de esta hora,  los invitados comienzan hacer presencia, y son recibidos por el novio y su grupo familiar, quienes hacen su entrada danzando y entonando canciones características para la celebración, al compás  de la música ingieren néctares de frutas frescas, té de menta, y café que acompañan con exquisitas galletas.

Boda marroquí

Mientras tanto, al caer la noche, la novia es acompañada por cuatros mujeres conocidas como Negga Fate, quienes tienen el compromiso de colaborar en colocarle las diferentes vestimentas que lucirá en su ceremonia nupcial.

Luego, la novia aparece acompañada de estas mujeres, y de inmediato se sienta en una silla especial, e igualmente el novio, también se sienta en otra silla, y estas dos sillas instaladas en el centro del recinto, y a su alrededor se colocan los invitados, quienes comienzan a danzar al ritmo de la música, dando apertura a la celebración.

Existen algunas celebraciones de este tipo de bodas marroquíes, que los invitados se sientan alrededor de las mesas a comer dátiles y a beber leche, mientras que la novia hace su esperada entrada en una hermosa carroza, que cargan familiares y amistades, bailando al ritmo de música tradicional. En la actualidad, la celebración de bodas marroquíes, tienen una duración solamente de tres días.

Boda marroquí

Tradicionalmente, sucede que en algún instante de la celebración de la boda, los amigos allegados al novio, se llevan a la novia a la vivienda de los suegros, en señal de dar la bienvenida y dando aprobación a la noche de bodas.

Los novios y su vestimenta

En las bodas marroquíes, uno de los aspectos significativos y que llaman la atención de la mirada de los invitados, se trata de la vestimenta que usan los contrayentes, muy especialmente la principal protagonista del acontecimiento.

Es tradición de la cultura marroquí, que durante la ceremonia de la boda, la novia, se cambia de ropa en varias oportunidades, con lo que puede estar entre siete u ochos tipos de vestimenta, dejando a sus invitados cada vez más asombrados.

Boda marroquí

Entre los vestidos que la novia marroquí, tradicionalmente luce en su boda, se tiene los conocidos como:

  • Shedda
  • Emira
  • Emira Shindaiwa
  • Lebsa Majsania
  • Lebsa el Fesia
  • El Caftán Rabati

Sin embargo, la novia igualmente, puede lucir una vestimenta de boda, basada en un estilo exótico que sea de su preferencia, contando con diseños donde está presente diseños personal; además la novia luce accesorios típicos que lucirá en su espectacular día de boda.

También, es importante señalar que dentro de la vestimenta, algunas novias marroquíes, llevan puesto en su cabeza hermosos pañuelos que conjugan con sus hermosos trajes de boda.

En lo que se refiere a la vestimenta, que llevará puesta el novio, está confeccionada con trajes típicos y colores tradicionales. Entre los trajes que lucirá el novio se cuenta con tres atuendos a saber:

  • Chilaba y belga
  • Jabador y belga
  • Traje estilo europeo

Decoración

La decoración para una boda marroquí, ante todo eligen un espacio con prestigio donde se le dé cabida a la alegría y el buen disfrute de un acontecimiento inolvidable.

bodas marroquíes

Los colores usados en la decoración de una boda marroquíes son los tonos llamativos, brillantes y alegres, que se podrán disfrutar desde los trajes, arreglos florales y hasta en la vajilla, y los manteles que expresan con sus hermosos coloridos la alegría y la exuberancia que no se queda atrás.

El júbilo y regocijo por la celebración de una boda marroquíes, acompañado por el amor, se asoman en la extensión de la decoración de este acontecimiento, donde se observarán vistosos jarrones pintados con colores llamativos como el anaranjado y otros metálicos, bandejas finamente esculpidas, alfombras espectaculares con llamativos colores y diseños, vasijas, tejidos hermosos que colgarán delicadamente por cada rincón, hermosas velas y sillas decoradas, todos los elementos perfectamente conjugando un ambiente exótico, que hará una boda marroquí inolvidable.

Igualmente, en las bodas marroquíes, la música no puede estar ausente, es el primer ingrediente a considerar cuando se trata de una celebración conyugal, debido a que sus canciones y danzas son los primeros actores que expresan alegría y gozo en estas ceremonias.

Por otro lado, cuando se trata de lo primordial y que no sólo mantiene contentos a los invitados, sino que forma parte de la satisfacción de una buena celebración de boda marroquíes, se trata del banquete, en estas celebraciones, los novios e invitados pueden deleitar su paladar con exquisitos sabores de oriente.

Entre los alimentos ofrecidos en este estilo de boda marroquí, tradicionalmente se ofrecen alimentos mezclados entre dulce y salado, se aprecian ensaladas mixtas, carne acompañada con huevos y ciruelas, pollos asados, no deben faltar los dátiles, aceitunas, verduras, y por supuesto el delicioso cous cous, que se refiere a un alimento elaborado a base de carne de cordero o ternera, sémola y verduras frescas y tiernas.

Como postre se ofrece frescas y variadas frutas coloridas. El tradicional pastel de bodas marroquíes, está elaborado con pollo y almendras, y en muchas ocasiones, puede estar relleno de carne o pescado,  o frutos secos, combinando almendras y pistacho, que resulta  una delicia.

Curiosidades

La celebración de bodas marroquíes, resultan un acontecimiento, lleno de espectaculares colores, brillos, la música, y la danza siempre estarán presente como integrantes que no pueden faltar en esta ceremonia, sin embargo, existen algunos detalles que suelen ser curiosos para quienes no conocen el estilo de esta boda marroquíes, a saber se los mencionamos:

Boda marroquí

  • En muchas oportunidades los contrayentes no se conocen, sino hasta el día de la ceremonia de la boda.
  • Especialmente, los hombres, pueden contraer nupcias con más de una mujer, hasta un máximo de cuatro esposas.
  • Para que se pueda permitir la poligamia, debe ser autorizado por la primera esposa. Sin embargo, la novia puede asentar en el contrato de boda, que no está de acuerdo con este estilo, por lo que no permite que se lleve a cabo.
  • La celebración de la boda, ser que dure más de tres días, que el tiempo establecido en las bodas marroquíes. El primer día de la boda, es planificada por la familia y amigas cercanas a la novia. Se estila instalar una carpa gigante en el frente de la casa de la novia.
  • Luego, el próximo día, se lleva la carpa y se ubica en el frente de la casa de la familia del contrayente, y comienza de nuevo el mismo rito.
  • La novia, obligatoriamente debe asistir al Hammam, durante las siete noches previas a la celebración de la boda, con lo que quedará absolutamente purificada.

boda marroquí

  • El grupo familiar, juega un papel significativo en todos los rituales, previos a la boda, así como en los preparativos, hasta la ceremonia, donde debe participar la familia del novio y de la novia, entre estos asistir a recibir los baños denominados como Hammam.
  • La novia, entre los elementos que debe lucir el día de su boda, está el decorado con henna en sus dedos de los pies y  de las manos. Lo que se hará en señal de protección de las malas miradas, y atrae la buena suerte.
  • En las bodas marroquíes, no se encuentra presente la ingesta de bebidas alcohólicas.
  • Mientras, que los dulces, y danzas tradicionales son los principales ingredientes de diversión.
  • Pueden asistir a las bodas marroquíes, todos quienes deseen asistir, por lo que las puertas de los recintos estarán abiertas, indicando que entre a divertirse el que así lo prefiera.

Boda marroquí

  • La novia es raptada la noche previa a la celebración de la boda. Este acto, lo realizan los amigos del novio, quienes llevan a la novia para la vivienda donde habitan los padres del novio.
  • Una vez que la novia llega a la casa de los padres de su prometido, encuentra a su futuro consorte, leyendo algunos pasajes escritos en el Corán, y en espera que le plante un beso en la frente.
  • La madre del contrayente, le ofrece alimentos a la novia como dátiles y leche, que serán degustados en compañía de su futuro esposo.
  • Los hombres y las mujeres, se sientan en mesas distantes para ingerir los alimentos. Puede haber excepciones, en el caso que estén presente personas extranjeras.
  • En las bodas marroquíes, la mayoría son mujeres. Debido a que las mujeres, son quienes disfrutan esta clase de ceremonias, donde danzan, cantan y ríen alegremente.

Boda marroquí

  • La mujer de origen marroquí, debe llegar pura y con su virginidad el día de su boda. Sin embargo, muchas familias modernas, no consideran esto como un aspecto relevante, pero, la gran mayoría prefiere que esto prevalezca.
  • La primera noche, que se celebra la boda marroquí, es cuando los esposos duermen juntos y compartirán las relaciones sexuales por primera vez.
  • En el caso, que las familias sean de costumbres arraigadas, pudiera ocurrir que el día siguiente se extienda una toalla con sangre de la esposa, expuesto en alguna parte de la carpa, demostrando a los invitados lo que esperaban que ocurriera.
  • La novia se cambia de vestimenta nupcial, hasta ocho veces. Cuando, suceden estos eventos de cambios de trajes, los encargados de organizar la boda, informan con cánticos, la entrada de la novia, y el contrayente la espera y recibe para desfilar por todo el recinto y las mesas, saludando y agradeciendo a los invitados.
  • El novio, debe de pagar una dote por la novia, que puede estar representada por una suma de cientos de dirhams (decenas de euros), inclusive propiedades e inmuebles de valor. La dote, igual contiene obsequios que el novio le entrega a su futura esposa, como preciosas joyas y hasta hermosas alfombras.
  • Por último, el divorcio está suficientemente extenso en Marruecos.

Estos aspectos antes descritos, no están considerados ni se cumplen al pie de la letra, en las bodas y matrimonios marroquíes.

Lo que sí es cierto, y es digno de disfrutar es una ceremonia de boda marroquí, los rituales, la música, bailes, que te harán divertir y recordar una boda memorable como suelen ser las bodas marroquíes, dignas de permanecer en la memoria de quienes asisten a alguna de ellas.