En la necesidad de satisfacer el hambre, a menudo recurrimos a lo que es más fácil: bocadillos empacados, industrializados y, aunque sabrosos, insalubres.

Para contrarrestar la creencia de que los bocadillos saludables no son sabrosos, la nutricionista Amanda Sauceda, especializada en la salud del sistema digestivo, dio algunos consejos saludables y fáciles para el día a día, que no le tomarán más de dos minutos de su tiempo para prepararse.

Además de deliciosos, estos bocadillos saludables también ayudan a mantener la salud del intestino al día. Echa un vistazo:

Perejil con mantequilla de maní

Este bocadillo es una gran opción porque es rico en fibra. Las fibras promueven la sensación de saciedad, por lo tanto, evita la comilancia en la exageración. Además, mejorará el funcionamiento del intestino.

El apio en sí mismo es una gran fuente de fibra, pero comerlo solo puede ser un poco aburrido. Por eso la combinación con la mantequilla de cacahuete es perfecta: le añade su delicioso sabor, buena grasa y aún más fibra.

Fruta con yogur

Los aperitivos indicados por el nutricionista tienden a ser ricos en fibra y hay una razón para ello: las fibras ayudan a normalizar la función intestinal.

El yogur es rico en probióticos y la fruta en fibra. Por lo tanto, este combo es perfecto para una flora intestinal de grado 10.

Homus con pepino o zanahoria

Delicioso, proteínico y rico en fibra. Este snack es un clásico y perfecto para los amantes de los homus. Basta con cortar la zanahoria o el pepino en forma de palillo y disfrutar de la pasta, típica de la cultura árabe, hecha de garbanzos, tahina y especias.

Combinando fibras de zanahoria (o pepino) y garbanzos, este bocadillo es perfecto para la salud intestinal. Además, el homus es rico en proteínas y grasas buenas.