Pequeña y de sabor ligeramente amargo, la baya de goji tiene raíces tibetanas. Debido a sus propiedades, la fruta ha sido utilizada por la medicina oriental desde sus inicios. Y no hace mucho tiempo, cayó en la gracia del consumidor brasileño, e incluso fue reconocido como un superalimento.

Los beneficios de la baya de goji

·        Ayuda a proteger la salud de los ojos

La fruta es rica en vitamina A y carotenoides, que participan directamente en el mantenimiento de las funciones oculares. Así, un estudio de la Universidad de Sydney encontró que la baya de goji todavía puede proporcionar protección extra contra los rayos ultravioleta.

·        Mejora la inmunidad

Fuente de vitamina C (100g tiene 50 veces más nutriente que una naranja promedio), ayuda a fortalecer las defensas del cuerpo contra los resfriados, la gripe y otros problemas relacionados con la caída de la inmunidad. Con esto, como todos los alimentos ricos en vitamina C, también mejora la absorción del hierro. Por lo tanto, es deseable consumir la baya de goji junto con otro alimento rico en hierro en la misma comida para que esta absorción sea más efectiva. Como consecuencia de este proceso, la baya de goji evita la anemia y mejora la salud y el desarrollo de las células sanguíneas.

·        Lucha contra los radicales libres

Responsables del envejecimiento precoz, estas sustancias son bloqueadas por la acción de la vitamina C. De esta manera, la piel, el cabello y el organismo quedan libres de este estrés oxidativo. No es de extrañar que la vitamina C haya sido el dulce ingrediente de los cosméticos que prometen dejar la piel más joven y con menos líneas de expresión. Así que no hay nada mejor que consumir alimentos que potencien este efecto.

·        Protege el cerebro y el corazón

Los autores de este beneficio son las vitaminas B2 y B6, que actúan respectivamente en el funcionamiento del sistema nervioso, cardíaco y muscular. Así, la B6 tiene una función específica de ayudar a romper la homocisteína, una enzima cuyo exceso puede desencadenar el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Otro poder de la B6 es aportar una sensación de bienestar, porque participa en la producción de los neurotransmisores responsables de este estado. Por lo tanto, la baya de goji puede ser un alimento aliado de la depresión.

·        Atenúa la celulitis

Un nutriente llamado beta-sisterol presente en la baya de goji tiene acción antiinflamatoria. La celulitis es el proceso inflamatorio de las células grasas. Por lo tanto, al consumir la baya de goji, también se ingiere una sustancia llamada beta-sisterol, que tiene acción antiinflamatoria y actúa sobre la celulitis. Sin embargo, si desea atenuar el aspecto de cáscara de naranja de este problema común entre las mujeres, consuma tres cucharadas de bayas de goji al día.

·        Puede ayudarle a perder peso

Ese es el principal beneficio probado por la ciencia. Un estudio del 2011 publicado en el Colegio de nutrición de America concluyó que 120 ml de jugo de bayas de goji durante 14 días ayudaron a aumentar las tasas metabólicas de los voluntarios en el experimento. Además, se observó la reducción de la circunferencia abdominal de estas personas en comparación con un grupo de placebo. La razón de este efecto puede estar relacionada con la vitamina C, que ayuda a disminuir la resistencia a la pérdida de masa grasa.

·        Previene el cáncer

Un estudio de 2012 publicado en la revista Colegio de agricultura de America encontró que los polisacáridos de la baya de goji pueden prevenir la propagación de HeLa, un tipo de célula cancerosa.

Cuánto consumir

Incluya dos o tres cucharadas de bayas de goji o 120 ml de jugo. La forma del suplemento debe ser prescrita por un nutricionista, ya que la formulación puede variar según el fabricante del producto.

Cómo incluir la baya de goji en su dieta

Esta baya se suele encontrar en emporios y zonas de cereales en forma deshidratada, lo cual es muy versátil para el consumo. Se puede añadir en granolas, yogures, vitaminas y ensaladas de frutas. Además del jugo, existen las versiones de té, que se pueden servir en las meriendas de la tarde y durante el día.

¿Hay alguna contraindicación?

No existen estudios o casos que presenten riesgos de consumo excesivo. En caso de duda, siempre consulte a un médico o nutricionista para evaluar las mejores opciones para su salud.