El azúcar morena es un azúcar de caña sin refinar que contiene melaza natural. Tiene un color marrón intenso, textura húmeda y sabor a caramelo.

Se utiliza comúnmente para dar a los productos de confitería como galletas, pasteles y dulces un sabor más profundo, pero también se puede añadir a platos sabrosos.

El sabor del azúcar morena es muy similar al del jugo de caña, lo que puede desagradar a algunas personas.

Valor nutricional

El azúcar morena contiene 15 calorías por cucharadita, la misma cantidad que la azúcar blanca. Pero el proceso de producción retiene pequeñas cantidades de varios minerales, incluyendo calcio, magnesio, potasio, fósforo y hierro.

La melaza masiva también proporciona algunos antioxidantes, incluyendo el ácido gálico y otros polifenoles, que ayudan a prevenir el daño celular causado por moléculas inestables conocidas como radicales libres.

El daño causado por los radicales libres se ha asociado con enfermedades crónicas como las enfermedades cardíacas y la diabetes; por lo tanto, el consumo de alimentos que contienen antioxidantes es bueno para la salud.

100 gramos de azúcar morena todavía contiene:

  • 85 mg de calcio
  • 29 mg de magnesio
  • 22 mg de fósforo
  • 346 mg de potasio

Peligros por el exceso de azúcar

Aunque estos pocos minerales y antioxidantes hacen que el azúcar moreno sea un poco más nutritivo que el azúcar blanco refinado, sigue siendo azúcar y debe consumirse con moderación.

El consumo excesivo de azúcar se ha asociado con el desarrollo de enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existe un límite considerado seguro para la ingesta diaria de azúcar por personas sanas: un máximo de 50 gramos de la sustancia al día. Aunque parezca mucho, esta es la cantidad de azúcar que se encuentra en una lata de refresco.