Aterosclerosis РAprende sobre los síntomas y su tratamiento

La aterosclerosis no tiene cura, más su progresión puede ser controlada a través de estas medidas.

La nutrición ha de estar dirigida preferiblemente por un profesional, como es el caso de un nutriólogo, con un bajo contenido de sal, un consumo equilibrado de grasas y proteínas, y acrecentar la ingesta de agua, hortalizas y frutas.

El ejercicio f√≠sico, de igual manera, dirigida y acompa√Īada por un profesional de la zona, que va a saber desarrollar un programa conveniente para su edad, condiciones f√≠sicas, siempre y en toda circunstancia evolucionando en lo posible, lo que ayuda a no caer en la rutina y perder la motivaci√≥n.

Asimismo, merece la pena resaltar que, para ser verdaderamente eficiente, debe efectuarse por lo menos 4 veces a la semana.

Con la alimentación saludable y la práctica regular y adecuada de las actividades físicas, ya está garantizado el mantenimiento del peso y ayuda mucho al control del colesterol y las enfermedades crónicas, mientras, se aconseja el seguimiento médico con exámenes de rutina, conforme las indicaciones, para asegurar esas medidas.

Aterosclerosis: conoce el tratamiento de esta rara enfermedad

No obstante, cuando la aterosclerosis ya está en fases más avanzadas, el tratamiento puede incluir, aparte de un cambio de modo de vida, el empleo de fármacos o bien cirugía. El propósito de los fármacos es dilatar los vasos sanguíneos y también impedir la capacitación de trombos; la cirugía, el propósito de restituir la circulación en el sitio perjudicado.

Exactamente las mismas medidas empleadas para contener la evolución de la aterosclerosis asimismo están indicadas para prevenir la enfermedad, esto es, los hábitos vitales saludables, sino pueden eludir que estas enfermedades ocurran.

El diagn√≥stico se efect√ļa a trav√©s de un examen cl√≠nico y ciertos ex√°menes de imagen, que el m√©dico debe supervisar caso por caso.

No obstante, la aterosclerosis al comienzo generalmente no muestra ning√ļn s√≠ntoma, con lo que, para diagnosticar la enfermedad en las primeras fases, es preciso efectuar un seguimiento m√©dico regular, por lo menos una vez por a√Īo, con un m√©dico o bien cardi√≥logo.

Leave a Reply