Artritis reactiva: todo lo que debes saber

Asimismo, conocido como síndrome de Reiter, la artritis reactiva es un género de inflamación de múltiples unas partes del cuerpo que puede aparecer a consecuencia de una infección intestinal, genital o bien urinaria y que se identifica por dolor articular, inflamación de la piel o bien enrojecimiento de los ojos, por poner un ejemplo.

Por tanto, el dolor de las articulaciones y la inflamación pueden suceder como contestación a una infección, por norma general del tracto geniturinario o bien gastrointestinal.

Artritis reactiva: síntomas causas y tratamiento

Estas infecciones pueden generarse debido al contacto íntimo desamparado, en el caso de las ETS, o bien intoxicación alimenticia, en el caso de infecciones bacterianas intestinales. Además de esto, puede estar ocasionada por fiebre glandular, infección de garganta o bien gripe viral.

Causas

Para saber de qué manera tratar este trastorno, asimismo debe comprender las causas, esto es, acostumbra a aparecer a consecuencia de una infección bacteriana urogenital o bien intestinal.

De la misma manera que en el caso de infección urogenital, puede deberse a enfermedades de transmisión sexual, como la clamidia, por poner un ejemplo, ocasionada por la bacteria Chlamydia trachomatis. Por consiguiente, debido a infecciones intestinales, puede ser debido a la infección por Campylobacter sp, Shigella sp o bien Salmonella sp, por servirnos de un ejemplo.

Síntomas de la artritis reactiva

Los síntomas más usuales de la artritis reactiva son:

  • Artritis reactiva en las articulaciones
  • Dolor en la articulación
  • Complejidad para desplazar la articulación
  • Dolor de espalda
  • Inflamación de las articulaciones
  • Artritis reactiva en el tracto mingitorio
  • Dolor o bien quemazón al orinar
  • Incremento de la voluntad de orinar
  • Deseo urgente de orinar
  • Drenaje de líquido blanquecino por la uretra
  • Sangre en la orina

Además de esto, pueden aparecer otros síntomas más generales como cansancio excesivo, dolor de espalda, fiebre sobre treinta y ocho grados, pérdida de peso, aftas, dolor abdominal o bien diarrea, por servirnos de un ejemplo.

Diagnóstico

Lo más esencial para el clínico es distinguir la artritis reactiva de la artritis séptica. En ocasiones es bastante difícil. Otros diagnósticos diferenciales son: artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, fiebre reumática y artritis psoriásica, primordialmente gota y pseudogota.

Tratamiento artritis reactiva

El tratamiento se efectúa con fármacos antinflamatorios no esteroideos, en ocasiones antibióticos, sulfasalazina, azatioprina o bien metotrexato, o bien una combinación de inyecciones de corticosteroides y fisioterapia.

Por otro lado, cuando la enfermedad está ocasionada por una infección de los genitales o bien del tracto urinario, se administran antibióticos, mas este tratamiento no siempre y en toda circunstancia calma la artritis; además de que se ignora su duración.

Leave a Reply