Los cabellos blancos son inevitables y forman parte del proceso natural de envejecimiento. Pero hay cambios en el estilo de vida y en la dieta que pueden ralentizar el reloj y retrasar el crecimiento de los primeros cables.

Mientras que cosas obvias como el fumar y el estrés contribuyen al envejecimiento prematuro, la nutrición también juega un papel importante. Ciertas deficiencias nutricionales tienen una alta asociación con la coloración grisácea de las hebras.  Por lo tanto, complementar la dieta con alimentos ricos en vitaminas específicas puede ayudar a mantener el color natural del cabello por más tiempo.

Revise los alimentos que realmente pueden ayudar a prevenir las canas.

·        Lenteja

La legumbre es una excelente fuente de vitamina B9, también llamada ácido fólico o folato. Tal deficiencia puede provocar que las canas aparezcan antes de lo que deberían. La B9 es importante para la producción de metionina, un aminoácido esencial para el color del cabello, y también ayuda en la producción de ADN y ARN.

·        Salmón

Los cambios en los niveles hormonales pueden estimular el envejecimiento prematuro, y el salmón contiene selenio, un mineral esencial que ayuda a regular la producción hormonal. La deficiencia de vitamina D también se ha asociado con el envejecimiento prematuro. El salmón y otros pescados grasos proporcionan una dosis saludable además de otros nutrientes importantes como el omega 3 y las proteínas.

·        Miso

El Miso ha sido utilizado durante mucho tiempo por los japoneses para ayudar a mantener su cabello brillante y saludable. Hecho de soja fermentada, es rico en enzimas vivas. No sólo es bueno para el intestino, sino que los alimentos fermentados en general, como los encurtidos, el chucrut o el kimchi, son conocidos por ser beneficiosos para prevenir el envejecimiento prematuro.

·        Algas marinas

Otro secreto de belleza japonés es el uso de algas para ayudar a mantener el color del cabello. Una fuente vegana de colágeno, el alga marina ayuda a aumentar naturalmente la salud del cabello. Son ricos en zinc, vitaminas A y C y beta-caroteno, conocidos por estimular el crecimiento y la producción de cabello.

·        Hígado

El hígado está en la parte superior de la mayoría de las listas de alimentos que ayudan a evitar las canas. Es rico en algunos nutrientes que ayudan a mantener el cabello sano y pigmentado, incluyendo la vitamina B12, el cobre, el hierro y la vitamina B9. La B12 ayuda con los productos de ADN y ARN y trabaja con el ácido fólico para producir glóbulos rojos, esenciales para mantener el cabello sano. A medida que envejecemos, nuestra capacidad de absorber la vitamina B12 de los alimentos disminuye y la deficiencia de vitamina B12 es el principal culpable que contribuye al envejecimiento prematuro.

Los bajos niveles de hierro y cobre también se asocian con el envejecimiento prematuro y los bajos niveles de ácido fólico dan lugar a una deficiencia de melanina, que hace que las hebras pierdan color y se conviertan eventualmente en canas.