Muy comentado por los que están a dieta, el término calorías negativas es un término utilizado para clasificar los alimentos que tienen menos calorías de las que gastan para ser digeridos. Pero, después de todo, ¿es posible que haya alimentos que contengan un valor calórico negativo?

Comprender las calorías negativas

Hay alimentos que tienen cantidades muy bajas de calorías en su composición. Están indicados en dietas para adelgazar porque contienen poca cantidad de carbohidratos y grasas, gran cantidad de agua y para gastar calorías para ser metabolizadas por el cuerpo durante la digestión. Sería perfecto si hubiera alimentos que consumieran más calorías para comer, con todo su proceso de masticar, digerir y absorber, que sus propias calorías. Sin embargo, no hay estudios que confirmen esta tesis.

La idea de que hay alimentos con calorías negativas es, de hecho, muy tentadora. No es de extrañar que algo como esto se vuelva tan popular; después de todo, la gente suele buscar soluciones fáciles y rápidas a sus problemas. Sin embargo, estos alimentos milagrosos han demostrado ser nada más que un mito.

La sandía y el pepino, por ejemplo, se han ganado la reputación de tener calorías negativas porque son ricos en agua en su composición, además de tener efectos diuréticos y poco valor calórico.

Alimentos o pérdida de peso

Se va el verano, llega el verano y siempre tiene esa comida prometida como el milagro de la pérdida de peso. Pero será que algunos alimentos pueden, por sí mismos, promover la pérdida de peso.

De hecho, este proceso es más complejo y varía según el organismo, por lo tanto, una suma de factores. Un alimento, por sí mismo, no tiene la capacidad de promover la pérdida de peso. Sin embargo, algunos tés y especias, como los pimientos, el jengibre, el té verde, la cafeína (café) y la canela, si se insertan en una dieta equilibrada y equilibrada, consiguen aumentar la pérdida de peso.

Calorías negativas o termogénico

A diferencia de los alimentos con calorías negativas, existen alimentos termogénicos. Son los que tienen la capacidad de acelerar el metabolismo, siendo un gran aliado en el proceso de adelgazamiento. Sin embargo, estos alimentos tienen que estar siempre asociados a una dieta equilibrada para que surtan efecto.

Ejemplos de alimentos termogénicos:

  • Pimiento rojo: tiene un compuesto que tiene la capacidad de aumentar el metabolismo basal;
  • Té verde: extremadamente rico en antioxidantes y cafeína, utilizado para ayudar a perder peso, aumentando el metabolismo;
  • Jengibre: acelera el metabolismo, además de estimular la quema de grasas;
  • Canela: es hipoglucémica además de mejorar el sistema inmunológico;
  • Cafeína: ayuda a quemar grasa.